Al caer la oscuridad, parece que todo duerme. En realidad, la noche es el despertar de una parte de la vida animal que, para muchas personas, es desconocida. Quédese despierto y la fauna nocturna le mostrará algunos de sus secretos.

Exhibición temporal

Sala: Calabozos
Horario: abierta en el horario regular del Museo

VIDA EN LA OSCURIDAD

Esta exhibición le muestra los encantos y las particularidades de los animales que reinan en la noche, que no tienen poderes sobrenaturales, pero que tienen sentidos fantásticos que les permite realizar una vida activa en la oscuridad.

Ilustraciones, animales en taxidermia, videos y audios que ambientan los diferentes espacios le muestran la variedad y la forma de vida de los animales nocturnos de Costa Rica y le explican cómo la noche está llena de vida al igual que el día.

Le introduce en el tema un apartado dedicado a las creencias y los mitos sobre estos maravillosos animales, que por pertenecer a la noche se asocian con espantos y criaturas malignas, lo que provoca temores que desencadenan actos perjudiciales para esta fauna que tiene un rol de gran importancia en los ecosistemas.

Los animales diurnos y los nocturnos complementan un ciclo vital y ambas formas de vida son necesarias en la armonía de la naturaleza.

Amos de la Noche. Las creencias sobre animales nocturnos.
Amos de la Noche. Videos tomados con cámara trampa.

EQUILIBRIO NATURAL

En su recorrido encontrará un espacio dedicado a la descripción de los distintos hábitats: las costas y manglares, el bosque seco, el bosque húmedo, los bosques de altura y el ambiente urbano; y un recuento de diferentes animales que viven en estos ambientes y sus patrones de alimentación, tales como murciélagos, nutrias, tortugas, cangrejos, mofetas, coyotes, lechuzas, serpientes, zorrillos, ranas, carbuncos, luciérnagas y ratones, entre muchos otros.

También podrá conocer sobre los sentidos altamente desarrollados que poseen, como la vista, el oído y el olfato; así como la ecolocalización, una cualidad que les permite, a algunos animales, ubicar objetos para esquivarlos o acercarse a ellos mediante el rebote de sonidos que emiten, tal como lo hacen los murciélagos y algunas aves nocturnas.

Parte de la exhibición está dedicada a explicar los fenómenos ecológicos nocturnos, como los vuelos de aves migratorias que realizan también de noche como una forma de protección contra depredadores y por las condiciones de temperatura que son favorables.  El desove de tortugas marinas, la floración nocturna y el trabajo afanoso de polinizadores como los murciélagos y mariposas.

El objetivo es motivar el aprecio y el respeto por los animales nocturnos y los ecosistemas donde habitan. Para ello, hace énfasis en distintas formas en que las personas podemos disminuir las amenazas y la forma correcta en que debemos observar la vida nocturna para causar el menor impacto posible.

ANIMALES NOCTURNOS

Observar a los animales nocturnos no es fácil, puede ser que los escuchemos o que veamos un movimiento rápido entre los arbustos o las copas de los árboles, precisamente por el instinto que tienen de camuflarse y huir de sus depredadores. Además, porque la gran mayoría son animales silvestres y porque los seres humanos no tenemos los sentidos desarrollados para sobrevivir en la noche, lo que nos limita a ver bien.

Parte del contacto que tenemos con ellos es motivado por el afán de estudiarlos. Por este motivo y para promover su conservación, el Museo Nacional cuenta con una pequeña colección de animales en taxidermia que se ha conformado por donaciones de animales que fueron atropellados o encontrados muertos.

Amos de la Noche. Animales nocturnos en taxidermia, colección del Museo Nacional CR.

Entre los ejemplares de mamíferos (en taxidermia) que podrá apreciar en esta exhibición se encuentran una martilla, un cacomiztle, un mapache, un puma, un zorro gris, un murciélago bigotudo, un puercoespín y un zorro pelón.

Entre las aves se exhiben un cuyeo, una lechuza de campanario o lechuza ratonera y un búho de anteojos o Oropopo. También podrá observar un caimán y una muestra de invertebrados, entre ellos una tarántula, un alacrán, la mariposa de la lotería, una polilla fantasma y una cucaracha de agua.

El objetivo es motivar el aprecio y el respeto por los animales nocturnos y los ecosistemas donde habitan, para ello, hace énfasis en distintas formas en que las personas podemos disminuir las amenazas y la forma correcta en que se debe observar la vida nocturna para causar el menor impacto posible.