El Boyeo y la Carreta, Patrimonio Intangible de la Humanidad 2005

Lenguaje Asociado

En el diario convivir boyeros y artesanos han creado un vocabulario especial.

Para guiar a los bueyes en la faena cotidiana, el boyero da las instrucciones, que mediante palabras son enseñadas a estos fieles animales.

“Gui” y “esa” son algunas de las creaciones lingüísticas nacidas al calor del campo.
“El boyero toca el buey izquierdo con el chuzo para avivarle, y se le agarra del cuerno para detener su estampida: le grita “¡esa!” para que pare, y al buey derecho “¡gui!” para que jale”. (Lascaris y Malavassi. 1985)

Los cachos del buey, según su forma, han recibido denominaciones diferentes por los boyeros, ”cacho al tiro”, “pailetas” y “camarones” son algunas de ellas.

De igual forma, los artesanos han creado palabras para identificar las partes y los decorados de la carreta, con variaciones dependiendo del lugar donde viva el artesano.  “Hiladilla” y “Fileteado”, por ejemplo, se refieren al mismo detalle decorativo, sin embargo, una y otra se han utilizado en diferentes lugares de Costa Rica.

 

 
El buey sigue las instrucciones de su amo
Ver grande
Seguir al amo a paso lento con la carga a cuestas, deternerse o jalar con fuerza, son algunas de las instrucciones que el boyero da a sus animales empleando términos creados para ello. Las palabras que nacieron con el boyeo son un aporte al vocabulario de estos trabajadores.

¿Conoce usted algún otro término del boyeo y la carreta?

 

Costarriqueñismos

Documento PDF Costarriqueñismos asociados a la tradición del boyeo y la carreta