Museo Nacional de Costa Rica
Exhibiciones arrow Historia de Costa Rica arrow Línea del Tiempo y Estudios Arqueológicos
Línea del Tiempo y Estudios Arqueológicos

Línea de Tiempo

Las similitudes entre los restos arqueológicos encontrados en el sureste de Costa Rica y el oeste de Panamá, permitieron definir lo que se conoce como la Región Arqueológica Gran Chiriquí y el sector costarricense que incluye al Delta es conocido como la Subregión Arqueológica Diquís.

Esta Subregión tiene una larga ocupación humana, la cual se ha dividido en distintos períodos según los cambios observados en los restos arqueológicos y los eventos históricos. 

Períodos Paleoindio/Arcaico: (10000 – 1500 a.C.)

  • Grupos nómadas de Cazadores y Recolectores.

  • Inicio de las prácticas agrícolas.

Período Sinancrá (1500 – 300 a.C.)

    • Pequeñas comunidades agrícolas sedentarias.
    • Organización tribal.
    • Utilización de objetos de cerámica y herramientas de piedra para cultivar y procesar alimentos.

    Período Aguas Buenas (300 a.C. – 800 d.C.)

    • Transición de la organización tribal a una de tipo cacical.
    • Presencia de especialistas: jefes, chamanes, guerreros y artesanos. Linajes familiares y posible poder hereditario.
    • Manufactura de objetos simbólicos como cilindros de piedra con bajorrelieves e inicio de la fabricación de esferas.

    Período Chiriquí (800 – 1500 d.C.)

    • Sociedad jerarquizada con grandes poblaciones.
    • Dominio sobre amplios territorios, uso de los ríos como vías de comunicación, competencia y control de recursos y fuentes de materias primas.
    • Construcción de importantes obras de infraestructura
    • Conflictos entre cacicazgos.

    Período de Contacto 1560

    • Primeras incursiones españolas desde Panamá a inicios del siglo XVI.
    • 1563 fundaciones de “Nueva Cartago” el primer poblado español en la zona.
    • Control y dominio de la región por los españoles.
    • Poblaciones indígenas continuaron viviendo en el área después de la conquista y colonización.

    Período de ocupación territorial dispersa  (1840 - 1938)

    • Emigrantes del Valle Central de Costa Rica y algunos provenientes de Panamá se asentaron en la zona con actividades agrícolas de subsistencia.


    Período de la Compañía Bananera (1938 – 1985)

      • 1938 la United Fruit Company traslada sus actividades bananeras a la zona.
      • El cultivo extensivo de banano cambió las condiciones naturales de la región y alteró los sitos arqueológicos.
      • 1985 la compañía bananera abandonó el Delta debido a la crisis del mercado y el descontento social local, provocando serias dificultades económicas y sociales.

      Estudios Arqueológicos en el Delta

      Al finalizar la década de 1930 en las tierras del Delta se inició el cultivo de extensas plantaciones de banano, dejando al descubierto importantes asentamientos precolombinos y diversos restos culturales, entre los que sobresalen las esferas de piedra, cuya existencia no se conocía hasta ese momento.

      Los primeros arqueólogos en documentar los sitios con esferas fueron Doris Stone en 1940-41 y Samuel Lothrop en 1948, ellos registraron conjuntos y alineamientos de estas esculturas en su estado original, antes de que fueran alterados por las labores agrícolas y el huaquerismo (excavaciones ilegales).

      El Museo Nacional en conjunto con investigadores nacionales y extranjeros, inicia importantes actividades de evaluación y excavación de los sitios de la zona a finales de la década de 1980 y a partir de la década de 1990 se añaden acciones de conservación y protección de los yacimientos arqueológicos, así como trabajos en conjunto con la comunidad para  el conocimiento, protección y divulgación del patrimonio cultural y natural de la zona.

       

      Principales Sitios Arqueológicos con Esferas de Piedra

      En tanto que el asentamiento donde hoy se encuentra Finca 6 era parte de una gran comunidad establecida en la planicie del Delta, con favorables condiciones de desarrollo y liderazgo, existieron otras aldeas periféricas más cercanas a las faldas de la Cordillera Costeña, que contaban con construcciones importantes, pero estaban limitadas en su crecimiento por la topografía accidentada y el poco espacio para el cultivo. Estas aldeas pequeñas y de menor rango probablemente estaban subordinadas a la población principal de la planicie. 

      Un elemento utilizado para mostrar la jerarquía de las aldeas y sus habitantes fue la posesión de esferas de piedra. La distribución regional de las esferas muestra además una relación entre las comunidades que compartían no sólo el objeto, sino también el simbolismo y la manera de ver el mundo asociada a ellas. Desde la planicie del Delta las esferas pudieron enviarse (como un regalo o como intercambio) a las comunidades subordinadas o aliadas, para la creación de un territorio bajo control ideológico, económico y militar.