Museo Nacional de Costa Rica
Grijalba-2

Este depósito cultural, se extiende por una superficie de unas 8 hectáreas y fue ocupado después del 800 d.C., se ubica en una terraza alta del río Balsar, un afluente del río Térraba. Cuenta con varias estructuras arquitectónicas, como montículos artificiales (bases para viviendas) con muros construidos en su mayoría con piedra caliza y cantos rodados (piedras de río), terrazas con muros de contención, empedrados, una esfera de piedra y sectores con acumulación de materiales de desecho.