Museo Nacional de Costa Rica
El Parque de Esferas de Piedra

En el Cantón de Osa se encuentra uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del país, donde el Museo Nacional, en coordinación con la comunidad, pretende crear y abrir al público el segundo parque arqueológico de Costa Rica. “En esta zona los indicios muestran la presencia de un importante asentamiento precolombino”, comentó Francisco Corrales, director del Museo Nacional.

La creación del parque temático ha pasado por diferentes etapas: la primera de ellas consistió en la adquisición y conservación del terreno donde se encuentran los vestigios arqueológicos; luego se han realizado  las investigaciones arqueológicas para evaluar el grado de conservación de las estructuras ahí presentes y poder determinar su integridad, y por último se efectuará  la señalización del lugar, se trazarán los recorridos y se levantará un centro de exhibición. También se pretende recuperar la vegetación original, para lo cual se ha realizado la identificación de la flora de la zona por parte del Departamento de Historia Natural del Museo.

En el lugar, el arqueólogo Adrián Badilla junto a  un grupo de profesionales encontraron dos montículos de alrededor de 25 metros de diámetro. Uno de ellos tiene una rampa en piedra de unos 18 metros de largo. Estas estructuras se encuentran cerca de alineamientos “in situ” de esferas de piedra en diferentes tamaños.

La creación del parque arqueológico es un proyecto integral, pues paralelamente a él se está realizando una  investigación sobre historia de la zona, por parte de la historiadora Gabriela Villalobos. Precisamente, como un atractivo más, en una casa representativa del período bananero, se ubicará una sala de exhibiciones que ilustrarán las diferentes etapas históricas en la vida del Cantón de Osa.

“La sala hará un recorrido primero por el Período Precolombino, seguido por la Colonización. Continúa  a mediados de los años treinta cuando ingresa la actividad bananera a la zona, para finalizar el recorrido con la crisis de finales de los ochenta con la salida de las bananeras. Su ubicación junto a la escuela del lugar pretende integrar a los estudiantes, para que sean ellos los guías turísticos del centro histórico”, expresó Villalobos.

Grupos de la comunidad, como el Comité Local del Área de Conservación de Osa (CLACOSA), AsoDiquís y SURCOOP, han trabajado muy de cerca con el proyecto.  SURCOOP, por ejemplo, “busca financiamiento para un proyecto integral de recuperación del turismo en el Cantón de Osa, que además del beneficio económico para la población, ayude también a recuperar el atractivo turístico, para dar a conocer y preservar el legado arqueológico de la región”, afirmó Liborio Sequeira, Presidente del Consejo Administrativo de SURCOOP.

Se espera que al cabo de dos años, el público nacional y extranjero pueda conocer esta riqueza arqueológica  que es parte del patrimonio histórico de Costa Rica.

¿Qué vamos a encontrar?

El parque temático estará ubicado en Finca 6, distrito de Palmar, en el Cantón de Osa, comprende alrededor de 10 hectáreas de bosque que antes habían sido plantaciones de banano.
El parque estará conformado por cuatro sectores. El primero de ellos alberga al menos 5 esferas de piedra in situ, las cuales están perfectamente alineadas entre sí; el segundo cuadrante presenta dos montículos de 25 metros de diámetro y estructuras asociadas; en el tercer sector se colocarán las esferas de piedra que fueron removidas y recuperadas y en el cuarto sector se ubica un área con grandes cantidades de fragmentos cerámicos. Además, se tiene previsto hacer un sendero que atraviese los puntos más importantes del parque y que podría reproducir un diseño precolombino.

Las esferas de piedra son abundantes en el Cantón de Osa, y en este momento el Museo Nacional está preparando un expediente para que el paisaje cultural del Delta del Diquís* sea declarado patrimonio de la humanidad por parte de la UNESCO.