Museo Nacional de Costa Rica
Vida y Muerte en el Golfo de Nicoya

9 noviembre 2010 - 17 abril 2011

El ritual de la muerte, las costumbres, los objetos asociados y el tratamiento de los difuntos, en la población precolombina que vivió en las cercanías del golfo en Guanacaste, se revelan al visitante y le invitan a conocer las prácticas funerarias de los antiguos “nicoyanos” en los años 800 a 1350 d.C.

Los objetos en exhibición se muestran por primera vez al público y fueron extraídos del sitio arqueológico El Silo, nombre con el que fue bautizado el lugar, descubierto en el 2004 y estudiado por los arqueólogos del Museo Nacional en su componente funerario. El sitio cuenta además con un área habitacional aún no investigada, pero en proyecto de excavación.

La muestra incluye 85 objetos de diversos materiales, cerámica principalmente, pero también algunos de piedra, obsidiana, jadeíta y oro. Entre ellos figuran incensarios, platos, recipientes, hachas y metates.

Como elemento museográfico se realizó una reproducción a escala de una parte del cementerio y el osario excavado, con réplicas de los restos óseos y los objetos encontrados. El  montaje ejemplifica las formas circulares originales, de diez fosas y un osario central, siendo esta la primera vez que se registra este tipo de diseño circular. La evidencia muestra que en algunas tumbas fueron enterradas varias personas juntas. Por otra parte, el tratamiento dado a los difuntos fue diverso, posiblemente relacionado con la jerarquía, oficio, género y otros.
 
Una característica particular de los objetos en cerámica es la representación femenina, tanto en figuras completas, como en rasgos y formas ovaladas que evocan la femineidad. Sin embargo, también los animales fueron plasmados. Pizotes, mapaches, puercoespines,  roedores, felinos y animales marinos, emergen del barro como testigos de la fauna que habitaba la zona hace más de seiscientos años.

La exhibición se ubica en la Sala de Exhibiciones Temporales Norte y estará abierta hasta el 17 de abril de 2011. 

Rescatando El Silo

El Sitio El Silo fue descubierto durante un movimiento de tierras en la finca El Pochote. Los propietarios pretendían construir un silo para almacenar granos, lo que dio origen al nombre del sitio arqueológico.

El Museo Nacional de Costa Rica inició un proceso legal ante acciones de saqueo y destrucción del patrimonio. Dos temporadas de investigación, a cargo del arqueólogo Wilson Valerio, permitieron conocer el área funeraria y un estudio futuro posibilitará investigar el sector doméstico.

Sin el rescate del sitio, una parte importante del pasado de la zona se habría perdido para siempre. Cada elemento recuperado en El Silo permite tener un panorama más claro de las culturas de la región. Su visión de mundo y los restos recuperados enriquecen el conocimiento que tenemos sobre nuestros antepasados, conformando una parte importante del legado cultural y patrimonial de todos los costarricenses.

Disfrute la galería de imágenes

Descargue las láminas informativas de la exhibición:

  1. Introducción
  2. Ubicación del Sitio El Silo
  3. Un lugar para los muertos
  4. Tumbas
  5. Rituales funerarios
  6. Diseño circular
  7. Formas de mujer
  8. Provisiones para El Viaje
  9. Migraciones mesoamericanas
  10. Rescatando El Silo
  11. Proceso excavación de El Silo