Museo Nacional de Costa Rica
Exhibiciones arrow Historia de Costa Rica arrow Zorros pelones - Zarigüeyas americanas
Zorros pelones - Zarigüeyas americanas

Didelphimorphia 

ImageFrancisco Durán        
Biólogo, Colección de Mastozoología del Museo Nacional


Didelphimorphia es un grupo con características parecidas a los marsupiales.  Los géneros Didelphis (“zorro pelón”), Philander (“zorro cuatro ojos”) y Chironectes (“zorro de agua”) presentan una bolsa bastante desarrollada, que en otros géneros está reducida o ausente, donde guardan a sus hijos aún en desarrollo.

Las colas son largas, desnudas y prensiles, en la mayoría de los casos.  Son nocturnos.  Son mayormente solitarios.  Construyen nidos con hojas, hierbas y otros materiales.  Hay unas 8 especies en Costa Rica. 

El más conocido es el zorro pelón (Didelphis marsupialis), común en bosques, áreas agrícolas, cafetales, caseríos, donde se alimenta de cualquier materia comestible.  Puede tener hasta 20 hijos en una camada, pero solo 9 sobreviven, pues ese es el número de glándulas mamarias que tiene.  Habita desde México hasta Perú.  En algunos lugares se caza como alimento. 
                                     
Muy parecido es el zorro pelón o zarigüeya de Virginia (Didelphis virginianus), del área del Pacífico Seco.  Al igual que la especie anterior, se alimenta casi que de cualquier cosa.  Puede llegar a tener camadas de alrededor de 7 o más crías.  Habita desde el sur de Canadá hasta Costa Rica.  Presenta el curioso hábito de hacerse el muerto ante el peligro. 

Otras especies son el zorro cuatro ojos (Philander opossum), de color gris oscuro en su parte superior.  Sus conspicuas manchas blancas sobre los ojos le dan su nombre común.  Tanto arborícola como terrestre, lo encontramos desde el nivel del mar hasta unos 1600 m.  Aficionado a las frutas, a los invertebrados y los vertebrados pequeños, como las ranas.  Habita desde el sur de México hasta Paraguay y parte de Argentina.

Menos conocido es el zorro pardo (Metachirus nudicaudatus).  En Costa Rica, al parecer, es más común en el Pacífico Sur, pero puede encontrarse en gran parte del país, desde los 0 a los 1,200 m.  Muy tímido, se desplaza por el suelo en los bosques primarios, buscando insectos, huevos de aves o pequeños vertebrados, sin despreciar los frutos; también, en otros hábitat como bosques secundarios o de galería.  Puede tener entre 1 y 9 crías.  Se encuentra desde Nicaragua hasta Perú y Argentina, también en parte de México.  

Muy hermoso es el zorro de balsa (Caluromys derbianus), localizable en casi toda Costa Rica y en un gran ámbito que va desde los 0 hasta los 2,500 m, pero especialmente en las tierras medias.  Su espeso y bonito pelaje pardo rojizo le ha dado su nombre común.  Ágil trepador, busca frutos, invertebrados, huevos, pequeños vertebrados y néctar, lo que le ha dado alguna importancia como posible polinizador.  Lo encontramos desde México hasta Colombia y Ecuador.
                                    
El interesante zorro de agua (Chironectes minimus) está adaptado especialmente a una vida semiacuática y presenta adaptaciones para tal fin: patas traseras con dedos unidos por membranas interdigitales.  Otrora habitaba riachuelos cerca de San José, pero actualmente se restringe a zonas con ríos poco contaminados.  Gran pescador, se zambulle y captura moluscos, peces, posiblemente insectos acuáticos.  Habita desde el sur de México hasta parte de Argentina,  desde las tierras bajas hasta los 2,000 m. 
                                     
Los pequeños zorricies (Marmosa mexicana y Micoureus alstoni) son mucho más pequeños y difíciles de ver.  La primera especie se puede encontrar desde México hasta Costa Rica y en un amplio ámbito desde los 0 hasta los 2,000 m.  La segunda especie habita desde Belice hasta Panamá, entre los  0 y los 1,500 m o más.   Buscan su alimento en los niveles altos del bosque o bajan al suelo también.  Comen principalmente frutas e invertebrados.

Galería de Imágenes

Fotografía Philander opossum: Bernal Rodríguez