Museo Nacional de Costa Rica
La luz y las obras de arte

Decoloración por luz
Decoloración por luz
Si tiene una obra de importancia, familiar y para el país, deber ser colocada fuera del alcance de los rayos de sol o de otra fuente de luz artificial, porque los colores de las pinturas como las acuarelas tienden a esfumarse y los lienzos tenderán a resquebrajarse y a aflojarse, por ejemplo.

Las obras sobre papel tenderán a ponerse amarillas y  acartonadas. Lo mismo ocurre con los textiles que al ser expuestos al sol o a la luz terminan por destruirse.