Museo Nacional de Costa Rica
Exhibiciones arrow Historia de Costa Rica arrow Una mirada desde el "Bellavista"
Una mirada desde el "Bellavista"

Testigo, actor y símbolo de la historia

Fachada Este del Museo Nacional de Costa Rica, ilustración en plumilla de la artista Nela Salgado, 1984. 

A finales del Siglo XIX, San José se expandió hacia el este; en ese sector surgieron edificaciones como la Estación del Ferrocarril al Atlántico, la Aduana Principal, el Colegio de Sión y el Parque Nacional. En terrenos cercanos, hacia el noreste, se construyó el primer barrio de la burguesía costarricense: Barrio Amón.

Por otra parte, el terreno donde se ubica hoy el Museo Nacional estuvo dedicado, a mediados del Siglo XIX, a la siembra del café. Desde el punto más alto de Cuesta de Moras, brindaba una panorámica de toda la ciudad josefina, por eso su nombre: "buena vista o bella vista"

En 1877, Mauro Fernández, reformador de la educación costarricense adquirió la propiedad; su casa, centro de tertulias y de intensa vida social, se alzaba en el sector noroeste del actual edificio del museo.
Es poco lo que se conserva de la casa de don Mauro; en el costado norte del edificio es posible observar aún la silueta de un arco de entrada a la casa y parte del muro de contención, que se mantuvieron tras la construcción del cuartel.

El ejército en Costa Rica

No podemos entender la historia del Cuartel Bellavista, sin remitirnos a la historia del ejército en Costa Rica, el cual fue protagonista de diversos hechos de violencia política, que en última instancia, evitaron al país el flagelo de las dictaduras o de guerras civiles constantes.

1921 Guerra PanamáA partir de 1920, poco después de iniciada la construcción del Cuartel Bellavista, el desprestigio fue corroyendo la institución castrense. Causa de este, fueron los abusos de los Tinoco y el fracaso de la guerra con Panamá. Por otra parte,sus funciones represivas sobre la población, fueron asumidas progresivamente por la policía y la defensa del territorio nacional cayó bajo el control indirecto de los Estados Unidos.

La decisión de eliminar el ejército fue clave para sentar las bases de un sistema civilista. El 1º. de diciembre de 1948, en el Cuartel Bellavista, José Figueres Ferrer encabezó el acto simbólico de abolición del ejército. Se tomó la decisión, asimismo, de entregar el edificio al Museo Nacional. Pero la abolición sólo se hizo efectiva en 1949, después del "Cardonazo", intento de golpe de Estado contra la Junta de Gobierno, impulsado por Edgar Cardona, el Ministro de Seguridad.

La abolición del ejército posee también su fundamento en el interés de la Junta de Gobierno por crear un clima de confianza y estabilidad en el país y  desligarse de su relación con la Legión del Caribe, la cual no era bien vista por los Estados Unidos.

Descargue una presentación de fotografías con el detalle del lugar donde se realizó
el acto simbólico de abolición del ejército en 1948, en el antiguo Cuartel Bellavista.
Archivo: De Cuartel a Museo. Peso aproximado: 16.8 MB

 

Nacimiento y vida del Bellavista

Construcción del Cuartel BellavistaLa construcción del cuartel se inició en 1917; tuvo relación con el fortalecimiento de la institución militar que propició Federico Tinoco Granados, primero Ministro de Guerra y Marina del gobierno de Alfredo Gonzáles Flores y posteriormente, Presidente, luego de que derrocó a González Flores en 1917.

Bajo el gobierno de Tinoco se aceleraron los trabajos de construcción del cuartel, pues fueron levantados la mayor parte de los muros exteriores y de los torreones. También se construyeron el sector este, la parte inferior del sector sur y posiblemente la parte norte; mientras tanto, el sector noroeste mantuvo la estructura de la casa de don Mauro.

En 1919, Tinoco fue derrocado debido al descontento social originado en la represión militar, la difícil situación económica del país y el desconocimiento del régimen por parte de los Estados Unidos.

Lo anterior conllevó la paralización de la construcción del cuartel en 1923. Los trabajos se reiniciaron en 1928, cuando fue demolida gran parte de la casa de don Mauro y se terminó de construir el sector oeste y, posiblemente, el sector sur.

El Cuartel Bellavista, uno de los más importantes de la ciudad josefina, fue bodega de armas y se usó para impartir instrucción militar a reclutas; además, de táctica, manejo de armas y disciplina, también se les instruía en principios morales.

Mientras fue utilizado por el ejército, el edificio contaba con esta distribución:

  • Al norte: la bodega de armas de uso cotidiano
  • Al noreste: dos casas donde vivían el primer comandante y el segundo
  • Al este: los dormitorios de la tropa
  • Al sur: en la parte baja, la cocina, los calabozos, los baños y los sanitarios; en la parte superior, los dormitorios de los oficiales menores
  • Al suroeste: un espacio para practicar tiro al blanco
  • Al oeste: oficinas principales, entre ellas la comandancia, los dormitorios de los oficiales y la sastrería

En el patio central del edificio existía un área cementada donde se realizaban los ejercicios; al norte de aquel, había un jardín y una pila para lavar ropa. Por debajo del edificio existieron túneles que luego fueron sellados; no se ha podido conocer la ubicación exacta de muchos de ellos.
Antes de traspasar el edificio al museo, fueron demolidos los principales torreones desde los cuales se podía dominar militarmente la ciudad.

Más tarde, cuando el Museo tomó posesión del lugar, en 1950, se acondicionaron los espacios para ser utilizados como salas de exhibición, se eliminaron paredes interiores, los materiales del techo del piso y del cielo raso fueron cambiados, y se procuró dotar al edificio de un aspecto colonial, que es el que conserva hasta hoy.

Si desea más información sobre el antiguo Cuartel Bellavista, escríbanos: historia@museocostarica.com

Galería de Imágenes