Museo Nacional de Costa Rica

Advertisement
Advertisement
 
              
Exhibiciones

Conózcalos

La mariposa “morfo”

German Vega
Biólogo, Dpto. de Historia Natural

Mariposa morfo del jardín del Museo Nacional. Fotografía Dpto. de Proyección MuseológicaEn el nuevo mariposario del Museo Nacional, cerca de 20 especies de mariposas revolotean entre la gente, pero destaca una muy especial por su colorido y tamaño. Se trata de la mariposa morfo. Le invitamos a que conozca un poco más de este precioso insecto, y que venga a verlo volar en el Museo Nacional.

Su vuelo errático permite el reflejo de la luz del sol sobre las escamas azul metálico que cubren el dorso de sus alas. Esta forma de vuelo y el destello de sus alas representan un mecanismo de defensa que confunde o hace más difícil a sus depredadores, ubicarla en el espacio aéreo.

Al igual que otras mariposas, vuela en busca de pareja, de alimento o de una de las plantas especificas para poner los huevos. Tanto el macho como la hembra se alimentan de frutos en descomposición que encuentran en el suelo del bosque. Mientras se están alimentando de los jugos fermentados de frutos de árboles como el jobo, el higuerón, o el zapote, permanecen con las alas cerradas, confundiéndose con el entorno, gracias al patrón de coloración entre negro y café, que presentan por debajo de las alas.

Las mariposas morfo ponen sus huevos en plantas como las del banano. Fotografía del Dpto. de Proyección MuseológicaEntre las plantas  donde las mariposas morfo ponen huevos, están el cristóbal (Platymiscium), ojo de buey (Mucuna sp.), el chaperno (Lonchocarpus sp.), el sangrillo (Pterocarpus sp.) y la uña de gato (Machaerium sp.). Estas plantas generalmente forman parte de la vegetación que se desarrolla en el borde de los ríos y quebradas, lo cual explica porque es común  ver a estas mariposas volando a la largo de los cauces de ríos y quebradas en busca de alguna de estas especies de árboles o bejucos para poner  los huevos.

Los huevos los ponen uno a uno sobre las hojas, y se asemejan a pequeñas gotitas de rocío. Las larvas exhiben un patrón de coloración que combina el  rojo, amarillo, naranja, negro y blanco, como una señal de que es peligrosa o presenta un sabor desagradable.  Sumado a esto también presentan pelos  de color blanco y rojo que  resultan irritantes al contacto con la piel.

El ciclo desde que ponen el huevo hasta que sale el adulto dura aproximadamente  74 días y el adulto en condiciones de cautiverio puede vivir hasta 20 días. En Costa Rica existen 6 especies de mariposas pertenecientes al género Morpho y todas de una belleza espectacular:  Morpho cypris (celeste metálico), Morpho deidamia (azul metálico), Morpho menelaus (azul metálico), Morpho polyphemus (blanca), Morpho theseus (gris nacarado) y la más común: la Morpho helenor, la cual verá usted sobrevolar en el mariposario del Museo Nacional.