Museo Nacional de Costa Rica

Advertisement
Advertisement
 
              

Aportes

El ornitólogo Julio E. Sánchez y su fascinación por las tierras altas

Francisco Durán
Biólogo, dpto. de Historia Natural

Julio Sánchez en Tausito,  Cartago, 12-2002. Foto E. LibyEn el Cerro de la Muerte. Se oyen ruidos en el robledal del Cerro de la Muerte, hace frío, mientras trepa por el tronco vertical a la manera de los carpinteros, el trepador cabecipunteado revisa pequeñas acumulaciones de musgo en busca de pequeños insectos o invertebrados para su alimentación, tal comportamiento le ha valido el nombre de “chupalanas” en algunas partes del Cerro de la Muerte.  Cerca de allí hay una especie de alboroto en una piñuela, cae materia vegetal, resulta que allí hay un trepamusgo cachetón, una especie emparentada con la anterior, pero que se ha convertido en un especialista en cazar insectos dentro de las piñuelas o bromelias, tirando hojas y basura en todas direcciones.   

Leer más...