Vol. 6 / Nº 6/ edición junio del 2013

Aportes

El aporte de la cultura afro-caribeña

María Elena Masís. Educación
Dpto. Proyección Museológica
Museo Nacional de Costa Rica

Con el advenimiento de la Independencia, se inicia la formación de la cultura del estado-nación costarricense, esto es la construcción de un cuerpo de valores culturales que le dio un sentido orgánico a la incipiente idea de nacionalidad heredada de la colonia.

Poco después de la Independencia se inicia un proceso, que se prolonga hasta nuestros días, en el que llegan a Costa Rica diversas nacionalidades.  Muchos de estos extranjeros no sólo participan de la vida nacional, sino que, integrados a ella, la enriquecen con sus aportes y se fusionan a la población costarricense.

Es el caso de la población afrocaribeña, que llegados a finales del siglo XIX, vinieron en busca de trabajo y de tierras. La mayoría de estos inmigrantes se quedaron para la construcción del ferrocarril al Atlántico y el trabajo en las plantaciones de banano.

Durante las primeras décadas de su advenimiento al país, esta población estuvo un tanto separada de la población de habla española, debido a varios factores como geografía adversa, deficientes vías de comunicación, prejuicios derivados de las diferencias de origen, de raza, religión y lenguaje.

En los decenios 1940-1950 esta población se incorporó con mayor profundidad a la corriente nacional. Las crisis políticas en que estaba el país, motivó a que los afro-caribeños y sus descendientes pelearan por la democracia social, por la ideología de la igualdad y oportunidad social, al lado de José Figueres Ferrer.

La administración figuerista estimuló la elección de ciudadanos negros a cargos públicos y el establecimiento de programas de educación y salud en la costa atlántica.  Posteriormente los negros se adhieren a los otros partidos políticos que también han favorecido su elección a cargos públicos. 

Aunque Costa Rica exhibía y proclamaba el estereotipo de su ascendencia europea y se enorgullecía de su tolerancia social; lo cierto es que la población negra enfrentaba la discriminación.  Es así como a finales de los setentas, la población afro-costarricense manifestó  por diferentes medios su conciencia racial y cultural. En 1978, debido a la solicitud de un grupo de educadores negros se declaró el 30 de agosto como Día del Negro.

Además a partir de 1980 la migración hacia San José y otras partes del país, los medios de comunicación masiva y la educación, han hecho que esta etnia participe más integralmente en la vida del país.

El legado de la población afro-costarricense ha sido rico en tradiciones, gastronomía y cultura, A continuación describiremos algunos elementos de la cultura negra en nuestro país:

• Recetas alimenticias que enriquecieron la preparación de productos de origen indígena.  África fue centro de origen de la palma de aceite, un arroz africano, una especie de frijol gandul, el ajonjolí, los millos, varias especies de pepinos, un género de melones, entre otras plantas.

• De África nos llegaron también los bananos, la caña de azúcar y los ñames, productos originalmente asiáticos, pero que se cultivaban en el litoral Atlántico de África cuando los europeos llegaron allí en el siglo XVI.

• En la artesanía e industria: el aceite de higuerilla o de ricino, que se deriva de una planta de África. Recetas de medicina casera.

• En la industria y en forraje para animales: el sorgo, cuyas variedades fueron traídas a América por esclavos africanos.

• Instrumentos musicales como la marimba y el quijongo.

La población afro-americana también ha legado: ritmos, música, bailes, cuentos. Vocablos de origen africano: ñame, mandinga, candanga, malanga, panga, cachimba, bongo.

Formas de trabajo en las labores agrícolas sobre las que se ha construido la historia económica de Costa Rica, como en la caña de azúcar, el cacao, el café.

En conclusión, la presencia de la población afro-costarricense en el país, ha enriquecido la historia de Costa Rica, dotándola de una diversidad cultural que se manifiesta en diversos elementos: idioma, alimentos, música, danzas, artes y artesanías, festividades, religión, etc., que aportan múltiples razones para celebrar este 30 de agosto.

 

 
ministerio

Visite el Museo Nacional de Costa Rica

Horario: De martes a sábado, de 8:30 a.m a 4:30 p.m. Domingos de 9 a.m. a 4:30 p.m. Lunes: Cerrado.

Tarifas: Nacionales adultos ¢1500. Estudiantes, niños menores de 12 años y ciudadanos de oro, entrada gratuita. Extranjeros $8, estudiantes extranjeros identificados $4.

Tels: +506 2257-1433 - Fax: +506 2233-7427 - Aptdo: 749-1000 San José, Costa Rica.

Dirección: Avenidas Central y Segunda, San José, Costa Rica. Entrada principal: Fachada Oeste, Plaza de la Democracia.

www.museocostarica.go.cr / informacion@museocostarica.go.cr

Explore nuestro sitio web y conozca más sobre: