Museo Nacional de Costa Rica

Tema del mes

Voluntarios de oro

Miriam Pérez Quesada
Educación, Dpto. Proyección Museológica
Museo Nacional de Costa Rica

Doña Elizabeth Cruz durante un taller después de una visita guiadaDurante muchos años el Museo Nacional ha contado con el invaluable apoyo de personas voluntarias que prestan sus servicios en diversas funciones, desde administrativas hasta en procesos de investigación y proyección institucional. Existe un singular grupo que desde 1991 coopera con el departamento de Proyección Museológica en el programa de visitas estudiantiles,   son los voluntarios adultos mayores de la Asociación Gerontológico Costarricense (AGECO).

Doña Elizabeth Cruz, don Jorge Lizano, doña Mercedes Torres, doña Lucía Díaz y doña Ligia Castro tienen varios años, en algunos casos más de quince,  de colaborar con el área de educación del Museo Nacional, todos desempeñando un papel protagónico en el ámbito social, cultural y educativo.

Doña Mercedes Torres colabora con la clasificación del material fotográficoEl trabajo que desempeñan estos voluntarios y voluntarias consiste principalmente en la atención de estudiantes a través de  visitas guiadas, colaboración con talleres y   otras actividades tales como charlas en las escuelas,  clasificación de material fotográfico y de video, entre otras cosas.

Sin embargo estos voluntarios de oro no solo han debido atender grupos de estudiantes, ni se han quedado por mucho tiempo en las oficinas, muchos de ellos durante su larga trayectoria en el Museo han debido atender embajadores, ministros, sacerdotes y hasta indígenas.

Según ellos,  el Museo les ha ayudado tanto como ellos al Museo, pues la actividad física e intelectual que representa la continua actualización para dar visitas guiadas, les ha ayudado como distracción para superar difíciles etapas y seguir adelante con una vida plena y llena de energía.

Don Jorge Linazo después de un taller de oro precolombinoEn definitiva, gracias al trabajo de estos adultos mayores, la institución ha podido hacer frente a una parte tan importante como es la atención de los grupos organizados que nos visitan.

En este mes de octubre, mes del adulto mayor, el Museo Nacional quiere darles un agradecimiento muy especial a estas personas que de forma desinteresada día a día aportan un granito de su conocimiento en el fortalecimiento de la  cultura del país.