Museo Nacional de Costa Rica

Tema del Mes

El proceso creativo de una exhibición: el caso del Colegio San Luis Gonzaga

Giancarlo Oconitrillo
Antropólogo, Programa de museos regionales y comunitarios

Este es el equipo que trabajo en la exhibición, a la izquierda de abajo hacia arriba Giancarlo Oconitrilloy Cleria Ruíz, en el centro abajo Lucía Solano, Vicky Aguilar y Olman Solís, a la derecha abajo Juan Carlos Calleja y Ronald MartínezCorría el año de 1932 en la Ciudad de Cartago. Ahí, se celebraba un aniversario más del decreto firmado 63 años antes, en 1869, el cual señalaba la educación costarricense como pública y obligatoria. En esta provincia, con motivo de tan importante fiesta nacional, un grupo de personas vinculadas a la educación decidieron reunir diversas “curiosidades” y reliquias históricas en la escuela Jesús Jiménez, para montar una exposición que sirviese de atracción como parte de las celebración.

Luego de finalizada la celebración, resultó evidente la necesidad de proteger este patrimonio para las futuras generaciones, y es así como el entonces presidente de la República, Don Ricardo Jiménez Oreamuno, emite un Decreto Presidencial que funda un Museo Histórico Etnográfico en la Ciudad de Cartago (Decreto Ejecutivo No.28 del 9 de Enero de 1933).
  
Uniforme que se usó en los años 70s. Fotografía cortesía del Programa de Museos Regionales y ComunitariosEste Museo se instala en el Colegio de San Luís Gonzaga, prominente institución de educación secundaria nacional, la más antigua del país por cierto, y tiene como primer administrador al profesor Elías Leiva Quirós, brillante figura de la educación nacional de primera mitad del Siglo XX, en cuyo honor se rebautiza el Museo en el año de 1965 como Museo Histórico Etnográfico Elías Leiva Quirós.

Esta es parte de la historia de uno de los tres museos más antiguos del país. Es la historia que han heredado las presentes generaciones de docentes, administrativos y estudiantes del Colegio de San Luís Gonzaga. Es la historia que el Comité de Museo del Colegio de San Luís Gonzaga está comprometido a poner en valor y en cuyo proceso el Programa de Museos Regionales y Comunitarios del Museo Nacional de Costa Rica está participando de manera activa como facilitador.

Visita guiada durante la inauguración el pasado 21 de octubre de 2010. Fotografía cortesía del Programa de Museos Regionales y Comunitarios.El Museo había ido poco a poco perdiendo su actividad y vitalidad, así que fue indispensable un trabajo fuerte de re – conceptualización de la institución museística. Una de las piezas principales en este trabajo de renovación fue el crear una exhibición temporal, la cual es el punto de culminación de una serie de acciones de capacitación, generación de capacidades, coordinación, empoderamiento del Comité de Museo, divulgación y concienciación hacia la comunidad estudiantil acerca de la importancia de valorar su patrimonio institucional.
 
Uno de los principales ejes de reflexión fue ¿Cuál es la finalidad del Museo? A través de este cuestionamiento, el rumbo del Museo fue definiéndose cada vez más hacia una institución encargada de rescatar, investigar y valorar el legado histórico del Colegio de San Luís Gonzaga, no tanto como un museo de carácter generalista tal y como se le había orientado en épocas anteriores.
 
Acorde con los nuevos bríos del Museo, se consideró importante que su nombre realmente reflejase su actividad, y que fuese concreto. De esta forma, se acuña sencillamente como el Museo del Colegio de San Luís Gonzaga (MCLSG), para amarrarlo todavía más con su misión de protector del patrimonio histórico del colegio.

La primera exhibición de un remozado museoLos estudiantes del Colegio trabajaron de lleno en el montaje de la exhibición. Fotografía cortesía del Programa de Museos Regionales y Comunitarios.
El proceso de creación de la exhibición “Colegio de San Luís Gonzaga: Sus Uniformes en la Historia desde el siglo XIX” se inició con una serie de talleres de exploración, en los cuales se discutieron temáticas generales sobre creación de exhibiciones tales como los fundamentos de una exhibición, la forma de contar la historia y entrelazar las dimensiones que abarca el MCSLG con la historia que se quiere contar. Luego de esto se trabajó con el tema particular para este montaje: El Comité de Museo analizó entre las múltiples aristas que abarca el Museo, y se decidieron por aprovechar la colección de textiles procurando enriquecer la historia general con la historia que hay detrás de cada uno de ellos.
 
A partir de este tema, se definieron los aspectos de importancia que se deseaban comunicar al público y lo más importante de todo, la forma en que se iba a investigar y recolectar la información acerca de cada uno de estos aspectos.

La investigación comprendió revisión bibliográfica, entrevistas a personas escogidas por sus conocimientos en el tema, búsqueda y análisis de fotografías, localización de recursos audiovisuales. Durante el año 2009 se realizó mucho de este esfuerzo investigativo, que desembocó en la modificación de la estructura de exhibición propuesta, para finalizar en el montaje que se puede apreciar actualmente.
 
Buena parte del primer semestre del 2010, se empleó en informar y coordinar con las autoridades del colegio y del Ministerio de Cultura y Juventud, con el fin de realizar los cambios en la planta física necesarios para que se pudiese realizar el montaje en una de las salas del Museo.
 
Ya desde el 2009 el Museo Nacional de CR había facilitado filtros UV para todos los ventanales y se había removido la estantería vieja, llena de comején. Pero era necesario todavía hacer un cambio profundo, eliminando un aula que utilizaba la mitad del espacio de la primera sala de exhibición. Luego de localizar el aula en otra zona del colegio, se logró demoler varias paredes agregadas que no correspondían al diseño original, limpiar el espacio y pintarlo adecuadamente.
De esta manera, la primera sala tomó nueva vida, y permite disfrutar de la exhibición plenamente.

El montaje fue realizado por el Comité de Museo, apoyadas por un grupo de estudiantes del mismo Colegio, que conforman el Club de Amigos del Museo, con la coordinación del personal del PMRC.
 
Aprovechando objetos de la colección del mismo Museo, más otros prestados por profesoras del Comité o particulares, se fue dando vida a cada uno de los espacios que conforman el relato. La idea es que cada uno de estos espacios, o periodos históricos, cuente algo relevante sobre la vida cotidiana en esas épocas y proponga como los uniformes y sus diseños responden a estas particularidades.
 
La exhibición abarca un periodo extenso, desde la segunda mitad del siglo XIX hasta la actualidad. Se cuenta con textiles desde los años 20´s, y en los años anteriores se ilustra con algunas fotos, que permitan al espectador hacerse una idea del tipo de prendas que utilizaron.  En total, son 15 uniformes distribuidos en 6 periodos históricos.
 
Pero ya no deseamos contarle más. Mejor ¡Aproveche, visite la hermosa provincia de Cartago, vaya al Museo del Colegio de San Luís Gonzaga y visite la exhibición!