Museo Nacional de Costa Rica

Tema del mes

Comunidades con el Patrimonio y la Identidad: construyendo un Desarrollo Sostenible

Ronald Martínez Villarreal
Programa de Museos Regionales y Comunitarios

La tienda de artesanías en la comunidad Boruca es una forma de promocionar la cultura indígenaComo recurso turístico, el Patrimonio Cultural ha propiciado en diferentes contextos la llegada de visitantes, con fines de investigación, educación o por recreación y conocimiento general.   Dependiendo del contexto, esta gestión es promovida por diversidad de entidades.  Sin embargo en algunos momentos se corre el peligro de que las acciones se restrinjan a los ámbitos, estatal o académico, aislando a las comunidades y colectivos tanto del acceso al conocimiento como de los principales beneficios.

 

Ante estos riesgos, desde la comunidad se pueden proponer mecanismos para que los pobladores aprovechen el Patrimonio como recurso de herencia y pertenencia colectiva.  Una de esas acciones es el museo comunitario el cual surge desde el trabajo y beneficio grupal y en donde a través de espacios de encuentro, decisión y consenso se pone en valor los recursos locales desde las habilidades, conocimientos y fortalezas de la misma comunidad. 

Museos y proyectos productivos

La cultura inmaterial es promocionada en el Museo de San Vicente de NicoyaDesde el museo, como espacio de educación y defensa de la identidad, se pueden llevar a cabo proyectos productivos de fortalecimiento cultural.  Entre ellos sobresale la comercialización de artesanías tradicionales y el turismo comunitario.

Para el caso de las artesanías los museos son un espacio para la investigación de las técnicas de trabajo como un medio de comercialización.  Las tiendas de artesanías, impulsadas también de manera participativa, promueven el trabajo cooperativo de los artesanos locales y a la comunidad en general como destino y producto, más allá de intereses particulares.  Un apoyo importante es el trabajo en red, ya sea entre localidades o entre organizaciones de artesanos, para mejorar las vías de comercialización y depender menos de la intermediación foránea.

El turismo comunitario

Otra de las alternativas es el turismo comunitario, en donde se ofrece al visitante la experiencia de convivir con una familia y conocer, como uno más de sus pobladores, la cultura y vida cotidiana de la comunidad.  Bajo esta modalidad se propicia un turismo de poca alteración al entorno, en donde varios sectores y familias se ven beneficiados.

Turismo comunitario en el Museo de San Vicente de NicoyaEl turismo comunitario es fomentado por organizaciones locales, como asociaciones comunitarias o los mismos museos.  Tal es el caso de la comunidad de San Vicente de Nicoya donde la asociación Ecomuseo organiza la atención y estadía de grupos de visitantes.  Para Mauricio Grijalba, uno de los líderes en San Vicente, esta experiencia se trata de “un turismo educativo y saludable, no se trata de un turismo masivo, sino que ofrece una experiencia comunitaria de convivencia con la población en un ambiente de paz y enorme belleza escénica”

Esta propuesta busca ante todo defender los intereses de la colectividad y garantizar que los beneficios se queden en la misma comunidad de manera que se aporte al mejoramiento de la calidad de vida de los pobladores.  Al respecto, algunas organizaciones han llamado la atención para que este turismo no caiga en manos desarrolladores particulares.  Tal es el caso de la Red de Museos Comunitarios de América que está proponiendo entre sus principios:

•    Respeto por la cultura local promoviendo la inclusión y la participación comunitaria en todo proyecto turístico que resguarde el patrimonio cultural y natural.

•    Formular y aplicar normas para el uso y disfrute de los recursos naturales y culturales de la comunidad y el reconocimiento del territorio, educando, sensibilizando y concientizando al turista bajo el principio de la corresponsabilidad.

•    Incluir al sistema educativo en la creación y desarrollo de proyectos turísticos comunitarios para garantizar la divulgación y promoción de los haberes y saberes locales.

En este contexto, desde el Programa de Museos Regionales y Comunitarios se trabajan con las comunidades en proyectos de investigación e interpretación participativa que logren dotar a los proyectos comunitarios de un discurso técnicamente construido, pero desde las fuentes locales y la microhistoria como sustento a diferentes estrategias de comunicación, tal es el caso de exhibiciones museográficas y pequeñas publicaciones.

Mediante estos procesos y desde la gestión del patrimonio las comunidades buscan un desarrollo sostenible basado en la participación, el consenso y los aportes al mejoramiento de la calidad de vida.