Vol. 6 / Nº 6/ edición junio del 2013

Tema del mes

Tras Bambalinas
(o como se genera una exhibición desde la perspectiva de un curador)

Gabriela Villalobos
Historiadora y curadora de la exhibición “Puertas Adentro”
Dpto. de Antropología e Historia

Montaje de la exhibición histórica "Puertas adentro" en las Casas de los ComandantesHacer una exhibición es un acto de comunicación con el público, pero también a lo interno del equipo de trabajo de un museo. Lograr un diálogo efectivo, conlleva un proceso de varias etapas para que el espacio de la exhibición, los objetos y los textos sean un todo articulado alrededor de un discurso coherente. Para llegar a este punto, una de las principales negociaciones tras bambalinas se da especialmente entre dos figuras: el museógrafo y el curador, aunque al final, siempre será el público, desde su libertad y diversidad de puntos de vista, quien dirá la última palabra.

¿Qué es un curador? Una definición general de curador de museos, es aquel especialista responsable tanto del conocimiento científico de las obras y colecciones, como de asegurar las óptimas condiciones físicas de las mismas. No obstante, según la organización de cada institución, las responsabilidades profesionales en ese ámbito pueden estar separadas según los dos grandes procesos señalados; por eso a veces hablamos del curador científico o de exhibiciones, pues su conocimiento y perfil está centrado en la labor de interpretación y conocimiento científico de los bienes y de su contexto, lo que le permitirá conceptualizar y proponer una exhibición, así como seleccionar y documentar los bienes que estarán en ella.

Lidilia Arias, museógrafa del Museo, en el montaje de las fotografías históricas de "Puertas Adentro"Como vemos, lograr una propuesta curatorial implica tener conocimientos especializados y actualizados, tanto del campo temático como de las colecciones involucradas en la exhibición. Ser un buen curador, además de la experiencia que pueden dar los años, conlleva tener una sensibilidad para captar los temas y enfoques atractivos y de actualidad para el público.
 
Asimismo implica tener un sentido “estético” y una sensibilidad especial para proponer y presentar al público una exhibición, pues una propuesta puede tener gran calidad científica, pero no necesariamente un gran atractivo visual o museográfico. Este último elemento es fundamental, pues facilita o dificulta el trabajo que tiene que realizar el museógrafo a la hora de “traducir” un concepto y un discurso en una exhibición. Por eso, como mencionamos al principio, una exhibición es un acto de comunicación con el público, pero también a lo interno del equipo de trabajo.

Montaje de la exhibición "Puertas Adentro"Explicar los procesos con un ejemplo, a veces también es uno de los mejores actos de comunicación, por eso les voy a contar cómo fue realizar la curaduría de la exhibición “Puertas Adentro”, de la cual fui responsable. Lo primero fue valorar el espacio, tanto en sus dimensiones como en sus características; esta exhibición se encuentra en dos casas de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, que además de estar recién restauradas, presentan una distribución donde se conservan casi en su totalidad los pequeños espacios segmentarizados  propios de cualquier casa de habitación. Estas “casas de los comandantes”, como las conocemos en el Museo Nacional, a diferencia de otros espacios para exhibición, casi “imponían” buscar que la exhibición a desarrollar en ellas estuviese acorde con la temporalidad y uso del espacio de las casas.

Desarrollar una exhibición sobre finales del siglo XIX y principios del siglo XX, implicaba dar a conocer un período, –la época liberal– caracterizado por grandes cambios en lo institucional, lo político, lo religioso, pero sobre todo en lo cultural. Para esta exhibición tomamos como eje el cambio cultural de la época, que también, como proceso histórico, es muy complejo y amplio, reducimos en énfasis y nos centramos en el cambio de la cultura material de los espacios domésticos durante el período, el cual se caracterizó porque la sociedad costarricense diversificó y profundizó sus prácticas de consumo alrededor de los bienes de origen o diseño europeo.
 
Ana Eduarte, restauradora del Museo le da los últimos retoques a las lámparas del antiguo Congreso, hoy parte de la exhibición "Puertas Adentro"A partir de la anterior delimitación temporal y del enfoque discursivo, pudimos triangular y potenciar el uso del espacio, el desarrollo del guión temático, así como la escogencia y distribución física de los bienes de la colección del Museo. De esta articulación es que se decidió que el montaje de los bienes históricos de la época se diese primordialmente dentro de recreaciones de espacios domésticos como lo fueron la sala, el dormitorio y el estudio. Lo anterior complementado con espacios con menos objetos colocados independientemente, con el objetivo de que también el espacio restaurado fuese visible y apreciado, pues las casas por si mismas son uno de nuestros “objetos” de exhibición.

Por último, me interesa compartir un detalle que a veces es un proceso difícil en cualquier exhibición, escoger el título de la muestra, debido a que el mismo es la síntesis de la exhibición y del mensaje que se quiere transmitir. Dicha escogencia, por el sentido casi poético que conlleva, a veces más que un calculado acto de ejercicio conceptual, le debe más a la inspiración; proceso en cual las musas se resisten a participar, situación un poco frustrante cuando se hacen reuniones de trabajo para conseguir dicho objetivo sin resultados positivos, o al menos poco satisfactorios. No obstante, aunque rogadas, las musas llegarán, harán su aporte (a veces cuando está uno con la almohada) y al final, el equipo de trabajo del Museo Nacional podrá presentar al público una exhibición, para su conocimiento y su disfrute.

 
ministerio

Visite el Museo Nacional de Costa Rica

Horario: De martes a sábado, de 8:30 a.m a 4:30 p.m. Domingos de 9 a.m. a 4:30 p.m. Lunes: Cerrado.

Tarifas: Nacionales adultos ¢2 000. Entrada gratuita para estudiantes con carnet, menores de 12 años y adultos mayores de 65 años con identificación.

Extranjeros: Tarifa general $9. Estudiantes extranjeros identificados $4.

Tels: +506 2257-1433 - Fax: +506 2233-7427 - Aptdo: 749-1000 San José, Costa Rica.

Dirección: Avenidas Central y Segunda, San José, Costa Rica. Entrada principal: Por la fachada oeste-Plaza de la Democracia.

www.museocostarica.go.cr / informacion@museocostarica.go.cr

Explore nuestro sitio web y conozca más sobre: