Museo Nacional de Costa Rica

Tema del mes

La tercera raíz:
la presencia afrodescendiente en Costa Rica

Gabriela Villalobos
Historiadora, Dpto. Antropología e Historia
Museo Nacional de Costa Rica

Familia participando en taller del museoDurante la conquista y colonización de América, llegaron a Costa Rica los primeros africanos en condición de esclavitud debido a la crisis demográfica sufrida por la población indígena. Un segundo momento de arribo, fue el último tercio del siglo XIX cuando el estado liberal costarricense buscó afirmar su soberanía en el Caribe y comunicarse directamente con Europa por medio de la construcción del ferrocarril al atlántico.

Para finalizar tal empresa se negoció con el estadounidense Minor Keith tierras y otras ventajas que iniciaron a gran escala la producción bananera en manos de la UFCO (United Fruit Company), lo que transformó la lógica de las  relaciones económicas, sociales y culturales que la región había tenido desde la época colonial.

Taller de arcilla en el museo

En el contexto de la demanda de mano de obra para la construcción del ferrocarril y el desarrollo de la actividad bananera ingresó una gran cantidad de afro caribeños, -sobre todo jamaiquinos-, así como chinos, italianos y centroamericanos, entre otros. En 1872 llegó el primer navío a Puerto Limón directamente de Kingston, Jamaica; un año después ya se habla de la presencia de casi 1000 afro caribeños en Limón. Ese millar fue aumentado  poco a poco, llegando a ser casi 20.000 en 1927, es decir, alrededor del 55% de la población de la provincia; aunque dicho porcentaje en las décadas siguientes descendió.

Festival Multicultural 2007Estos pobladores de origen antillano que habían iniciado su vida como trabajadores en la construcción del ferrocarril, después constituyeron la mano de obra en la plantación bananera, y en parte de los servicios urbanos y muelleros. A partir del abandono de la UFCO y la crisis de los treintas, los que no migraron, comenzaron a ubicarse como campesinos arrendatarios de las tierras de la Compañía y a dedicarse a la explotación cacaotera.

 Para reafirmar el aporte de la cultura afro-costarricense al país, el Sindicato de Educadores (SEC), a inicios de la década de 1980 impulsó el decreto para que el 31 de agosto se celebrase el “Día del Negro”; día escogido en conmemoración de la “Primera Convención Internacional sobre la Situación de los Negros” que concluía un 31 de agosto de 1920 en el Madison Square Garden de Nueva York, y que es uno de los antecedentes fundamentales en la lucha por el respeto y contra la exclusión de la población afro descendiente en el mundo, lucha que todavía no ha concluido.

Fotografías con fines ilustrativos.