Museo Nacional de Costa Rica

 Recreo

Pintura del Greco: El entierro del Conde de Orgaz¿Conoce usted los detalles de la pintura “El entierro del Conde de Orgaz?

 El entierro del Conde de Orgaz

María Elena Masís
Historiadora y gestora Cultural, Dpto. de Proyección Museológica

Fecha de realización 1587
Es la obra cumbre del famoso pintor El Greco (1541-1614).

El tema central de la obra se refiere al entierro de Gonzalo Ruiz de Toledo, Señor de Orgaz quien fue un hombre muy piadoso y benefactor de la parroquia de Santo Tomé.  Al morir (aproximadamente en 1323), dejó en su testamento un mandato que debían cumplir los vecinos de la villa de Orgaz: “páguese cada año para el cura, ministros y pobres de la parroquia 2 carneros, 8 pares de gallinas, 2 pellejos de vino, 2 cargas de leña, y 800 maravedís”.

Doscientos años después;  en 1564, el párroco de Santo Tomé, don Andrés Núñez de Madrid, se dio cuenta del incumplimiento por parte de los habitantes de la localidad toledana de esta disposición, e hizo un reclamo ante la cancillería de Valladolid.

Y cuando al fin ganó el pleito en 1569 y recibió lo retenido (suma considerable por los muchos años impagados), quiso perpetuar para las generaciones venideras al conde, Señor de la villa de Orgaz, encargando el trabajo de pintar su entierro, a un pintor feligrés llamado Domenico Theotocopuli, apodado El Greco.

El encargo fue el siguiente: “en el lienzo se a de pintar una procesión, (y) cómo el cura y los demás clérigos que estaban haciendo los oficios para enterrar a don Gonzalo Ruiz de Toledo señor de la Villa de Orgaz, y bajaron San Agustín y San Esteban a enterrar el cuerpo de este caballero, el uno teniéndolo de la cabeza y el otro de los pies, echándolo en la sepultura, y fingiendo alrededor mucha gente que estaba mirando y encima de todo esto se ha de hacer un cielo abierto de gloria ...”.

El Greco cumplió el encargo y lo más interesante del cuadro son los personajes, donde cada uno tiene expresión propia. Es seguro que el Greco utilizó la cara de los personajes de la aristocracia de la época para inmortalizarlos en “El Entierro”, tanto en la parte terrenal como en la celestial.

Las cábalas para identificar a los personajes de la época retratados en el cuadro han sido muchas, pero sólo se pueden identificar los siguientes personajes:

• El niño semiarrodillado en primer término a nuestra izquierda, es Jorge Manuel, el hijo del Greco, cuando tenía 10 años. Un pañuelo que sale de su ropa lo testifica, puesto que indica la fecha de su nacimiento.
• El caballero que mira de frente, sin miedo, con la tez blanca,  a la derecha del monje dominico, encima de San Esteban, que es un autorretrato de El Greco.