Museo Nacional de Costa Rica

Advertisement
Advertisement
 
              

El papamóvil

En  la seman del 124 aniversario del Museo y con motivo de la beatificación del papa Juan Pablo II, el papamóvil volvió a las calles. Foto. Dpto. de Proyección MuseológicaCon motivo de la beatificación del papa Juan Pablo II y en la semana del 124 aniversario del Museo Nacional, el vehículo que transportó al Santo Padre por Costa Rica, conocido como el Papamóvil, está exhibido en el patio del Museo del martes 3 al domingo 8 de mayo.

Para contarles un poco, este es un vehículo marca Chevrolet, modelo Blazer 1980, que fue modificado en la parte trasera, por la empresa COOPESA.

Fue entregado al Museo Nacional de Costa Rica, por el señor Presidente de la República don Luis Alberto Monge Álvarez, en febrero 1984 y estuvo expuesto en los jardines del Museo Nacional durante ese año.

Escudo del papa en la parte frontal del vehículo. Foto del Dpto. de Proyección MuseológicaAlrededor del mundo y por tradición, los papamóviles son de color blanco, sin embargo en Costa Rica se rompió ese protocolo y se escogió un pick up azul de 1980, en el cual Coopesa (Cooperativa de Servicios Aero Industriales R.L.), construyó el habitáculo –espacio blindado y acondicionado,  donde Su Santidad permanece sentado mientras el carro recorre las calles de una ciudad-.

Fue utilizado por el Santo Padre en su visita a Costa Rica en marzo de 1983, y en 1996 con motivo de su segunda visita a la Ciudad de Guatemala, se envía hasta ese vecino país, donde, para cumplir con el protocolo, lo pintan de blanco.

De regreso en Costa Rica se ha utilizado en varias ocasiones para transportar la imagen de la Virgen de los Ángeles por todo el país, en especial con motivo de la celebración de los 350 años de su  aparición,  donde la imagen se trasladó a todas las Arquidiócesis del país.

Interior del vehículo Chevrolet Blazer. Foto del Dpto. de Proyección MuseológicaLa última vez que estuvo exhibido en los Jardines del Museo Nacional. fue en abril del 2005, con motivo del fallecimiento de Juan Pablo II.

En abril de 2011 se le da mantenimiento por parte de la Purdy Motor en colaboración con  la Basílica de los Ángeles y la Nunciatura Apostólica, para la celebración de la Beatificación del Papa Juan Pablo II.