Museo Nacional de Costa Rica

Advertisement
Advertisement
 
              

Algunos consejos para tener mariposas en el jardín

German Vega
Biólogo, Dpto. de Historia Natural

Esta mariposa es conocida como banderita, pero su nombre científico es Heliconius erato. Fotografía del Dpto. de Historia NaturalLlega el verano, y con este, una abundante floración, por lo que gran cantidad de mariposas proliferan en los jardines en busca de alimento y apareo.

Qué le parece si desde nuestros jardines les ayudamos a las mariposas en esta importante labor? Pues bien, si usted tiene un jardín en su casa y le gustaría que llegaran mariposas a él, aquí les damos algunos consejos para  lograr este objetivo.

Las plantas como alimento
Esta planta conocida como cola de gato, es ideal para la alimentación de las mariposas. Fotografía del Dpto. de Historia Natural.En el escenario natural, las mariposas mantienen una estrecha relación con las plantas, ya sea por los hábitos herbívoros de las larvas o por la necesidad de los adultos de fuentes de néctar, polen y frutos dulces.

Siembre plantas que posean flores de colores y olores llamativos, con estructuras florales apropiadas para brindar una buena recompensa a las mariposas por  la polinización como son una buena cantidad de néctar y el polen. Este tipo de plantas son más atractivas para las mariposas, pues aunque parezca mentira, éstas han desarrollado adaptaciones como la capacidad para ver y diferenciar colores y formas, así como  percibir el aroma de las flores, ya que poseen un aparato bucal especializado para absorber líquidos, tienen formas de vuelo determinadas, y en general, poseen patrones de comportamiento específicos  para hacer uso de los recursos alimenticios que les proveen las plantas.

Entre las especies de plantas mas comunes y adaptables a espacios abiertos y que además tienen esta capacidad de atraer mariposas, podemos mencionar a las chinas silvestres (Impatiens walleriana), el rabo de zorro Stachytarpheta jamaicensis, cinco negritos (Lantana camara), cambrai (Cosmos bipinnatus), 11 de abril (Duranta repens)  hoja de sen (Caesalpinia pulcherrima) , Pentas (Pentas lanceolata), sombrilla de china (Jatropha multifida), targua (Croton draco),  labios de mujer (Psychotria elata), coralilllo (Hamelia patens) , arbusto de mariposa (Budleia davidii ), ixora (Ixora coccínea);pavon (Megaskepasma erythrochlamys), madre selva fucsia Fuchsia triphylla, entre otras.

Frutos como alimento
El nombre científico de esta planta es Asclepias curassavica y es ideal para atraer mariposas. Fotogrfía del Dpto de Historia NaturalLas mariposas que no se alimentan de néctar o polen, como la “morfo” (Morpho sp.) y la mariposa búho (Caligo sp.) necesitan de árboles que produzcan frutos dulces que al caer se fermentan y liberan los azúcares de los que se nutren estos insectos.

Entre estos árboles podemos mencionar el jobo (Spondias mombin), jocote (Spondias purpurea) matasano (Casimiroa edulis), manzana de agua (Eugenia uniflora), mango (Mangifera indica), guayaba (Psidium guajava),  con los estamos familiarizados por el agradable sabor de sus frutos,  y porque en algún momento formaron parte de los agroecosistemas que años atrás representaban los cafetales y cercos vivos del Valle Central.

Sembrar plantas hospederas para la reproducción
La Passiflora biflora, conocida como calzoncillo es una planta hospedera de mariposas. Fotografía del Dpto. de Hitoria NaturalLas mariposas,  además de néctar, polen o frutos dulces, necesitan disponer de sus plantas hospederas. Diferentes grupos de mariposas se han especializado para poner sus huevos en determinados grupos de plantas, cuyas hojas y otras partes de la planta, servirán de alimento a las larvas durante el crecimiento hasta su transformación en crisálidas y posterior salida de las mariposas adultas. Por ejemplo, la mariposa monarca (Danaus plexippus) pone sus huevos exclusivamente en las hojas de la viborana (Asclepias curassavica). La mariposa búho (Caligo sp.) utiliza las platanillas (Heliconia sp.) y el banano (Musa sp.). Las mariposas banderita (Heliconius erato), y  cebrita (H. charitonia) se ha adaptado para hacer uso del bejuco conocido como calzoncillo (Passiflora biblora).

En general debemos tener presente, que al sembrar hierbas, arbustos y árboles que  permitan la sobrevivencia de las mariposas, también estamos beneficiando a otros animales silvestres que al igual que las mariposas necesitan de estos recursos para vivir.

Vamos, anímese  y siembre plantas que ayuden a las mariposas a sobrevivir, aunque vivamos en la ciudad y de esta forma contribuimos con la conservación de la biodiversidad.