Museo Nacional de Costa Rica

Advertisement
Advertisement
 
              

 Día mundial del agua

Miriam Pérez Q.
Educadora, Dpto. de Proyección Museológica

22 de marzo, Día Mundial del AguaDesde hace 19 años, el mundo celebra cada 22 de marzo el Día Mundial del Agua, esto por resolución de la ONU, quienes además ponen sobre el tapete un tema relacionado con el agua para cada año, con el fin de reflexionar acerca de la necesidad del recurso hídrico. Para este 2012 el tema es “el agua y la seguridad alimentaria”.

Y es que desde ya,  el tema de tener alimentos para el año 2050 es una preocupación de muchas personas, gobiernos y organizaciones gubernamentales.

Actualmente la población mundial ronda  en los 7 mil millones de habitantes;  para el 2050 se espera que esta población llegue a los 9 mil millones de personas, de forma tal  que si no cuidamos los recursos hídricos desde ya, no tendrán como producir y mantener las cosechas para alimentarse.
 
Es ampliamente conocido que el agua es un recurso indispensable para los seres vivos, algunos aspectos de su importancia son:

1. Es fuente de vida.  Sin ella no pueden vivir ni las plantas, ni los animales ni el ser humano.
 
2. Es indispensable en la vida diaria.  Como uso doméstico en la casa,  para lavar, cocinar, regar, entre otros;  en la industria para fabricar alimentos, generar electricidad, en la agricultura y en la ganadería para irrigar los campos, etc.

El agua es uno de los recursos naturales esenciales y es uno de los cuatro recursos básicos en que se apoya el desarrollo, junto con el aire, la tierra y la energía.

Sin embargo, parece que no toda la población está conciente de que, aunque gran cantidad de nuestro planeta es agua, este es un recurso agotable que puede llegar a estar tan contaminada por las actividades humanas, que ya no sea útil, sino nociva y de calidad deficiente. Los expertos consideran que el agua está contaminada cuando pierde su potabilidad para consumo diario o para su utilización en actividades domésticas, industriales o agrícolas.

Muchos países tienen agua en grandes cantidades, pero el aumento poblacional, la contaminación de las industrias, el uso excesivo de agroquímicos, la falta de tratamiento de aguas negras y la erosión de suelos por la deforestación hacen que ese recurso llegue a ser escaso.

Si bien es cierto que se han realizados grandes esfuerzo para evitar la contaminación y abuso del uso del agua, solo los programas educativos masivos y de sensibilización  de la importancia del recurso agua  para la vida humana y para la producción,   logrará  crear en los habitantes una cultura que valore el recurso hídrico y que las sociedades dejen  de permanecer pasivas e indiferentes ante un patrimonio que hemos heredado de la naturaleza,  asegurándole calidad y  continuidad a este recurso tan necesario.