Museo Nacional de Costa Rica

Advertisement
Advertisement
 
              

Novedades

Una tradición para las madres

Wendy Segura
Prensa, Dpto. de Proyección Museológica

Orquesta de Lubín Barahona y sus caballeros y damas del ritmo. Fotografía proporcionada por la Orquesta.Una gran tradición, en eso se ha convertido el concierto en homenaje a las madres que el Museo Nacional organiza, en conjunto con la Banda de Conciertos de San José y la Orquesta de Lubín Barahona y sus caballeros del ritmo, para el próximo 14 de agosto a partir de las 11 a.m. en la Plaza de la Democracia. La actividad es totalmente gratuita.

Las agrupaciones estarán acompañada por los cantantes Norma Argüello, Hernán Corao y Juan García.

Lubín Barahona y los Caballeros del Ritmo

El grupo comenzó en la finca de los padres de los hermanos Barahona, Isaac Barahona Suárez e Inés Gómez Zamora, en 1940, cuando la fundaron su director Lubín Barahona Gómez y sus hermanos (Isaac Segundo, Guido, Róger, Francisco, Enrique y Danilo, de quienes hoy solo sobrevive Enrique) en la ciudad de Grecia, teniendo como área de operación los poblados aledaños (Sarchí, Naranjo, Alajuela, Palmares, Grecia, Ciudad Quesada, Zarcero y las provincias de Heredia y Cartago). Luego la familia se traslada a San José, con lo cual se amplía el mercado de trabajo dentro y fuera del país.

En sus casi 67 años , la Orquesta ha llevado su arte fuera de Costa Rica y ha acompañado a grandes figuras internacionales como Alfredo Sadel (Venezuela), Enrique Guzmán, Sonia Furió, María Duval (México), Alberto Beltrán (Cuba), Tito Contreras (Panamá), etc. Orquestas extranjeras de renombre internacional alternaron en diferentes épocas con los Caballeros del Ritmo: Los Melódicos, de Renato Carriles, y la Billo’s Caracas Boys, del maestro Billo Frómeta (venezolanas), entre otras.
Su fundador y director, Lubín Barahona Gómez, falleció el 6 de junio de 1981. Sus restos reposan en el cementerio de Desamparados.
La orquesta ha continuado en manos de sus hijos, actuando dentro y fuera del país.

Fuente: http://www.nacion.com/viva/2007/julio/19/espectaculos1171412.html