Museo Nacional de Costa Rica

Advertisement
Advertisement
 
              

123 años entre historia, risas y diversión


Wendy Segura
Prensa y Relaciones Públicas, Dpto. de Proyección Museológica

Maromero, junto a los niños y niñas que participaron en la fiesta, cantaron cumpleaños al Museo Nacional120 estudiantes de preescolar y materno de los centros educativos Montesoriano, José Ángel Vieto, Bello Horizonte y las Letras de los Guido de Desamparados, disfrutaron a lo grande en la celebración del 123 aniversario del Museo Nacional.

La fiesta dio inicio a las 10 a.m., globos, antifaces y gorritos fueron la tónica, mientras que un enorme queque con la imagen de la fachada del Museo era el atractivo de grandes y chicos.

El grupo “La bicicleta” fue el encargado de iniciar con la diversión. Juanito y los frijoles mágicos el cuento dramatizado con títeres, música y actores. Niños y niñas jugaron y se divirtieron y  participaron junto a los personajes de Juanito, la vaca y el Ogro.

El grupo de treatro "La bicicleta" hizo reir a grandes y chicos con sus títeres de la obra Juanito y los frijoles mágicosDe seguido la diversión no paró y es que era el turno de Maromero, quien por más de una hora puso a cantar y a bailar no solo a los niños y niñas, sino también a sus maestros, visitantes y personal del Museo.

Pero… una fiesta de cumpleaños no está completa sin un queque y sus velitas, un grupo de niños y niñas apagó las candelas,  para que todos los presentes pudieran disfrutan de un trozo de queque, una bolsa de confites y helados.

123 años resguardan la historia
El Museo Nacional fue fundado el 4 de mayo de 1887. Desde su establecimiento, se orientó hacia la investigación científica, la educación, la exhibición y la defensa del patrimonio cultural y natural.
 
Hoy día el Museo es un centro de investigación, enseñanza y exhibición del pasado costarricense, cuenta con colecciones en las áreas de historia natural, arqueología, antropología, historia y arte.
 
En los últimos dos años, el Museo se ha visto sometido a una serie de intervenciones arquitectónicas, con el fin de rescatar espacios tan importantes como la Plaza de la Democracia, las casas de los comandantes y los calabozos, así como hacer este edificio patrimonial más accesible a las personas con discapacidad.
 
El monto de lo invertido en estas obras supera los mil millones de colones, provenientes del Ministerio de Cultura, y aún las obras no están concluidas. Para julio del 2010 el Museo tendrá como antesala a sus exhibiciones la renovada Plaza de la Democracia, así como la imponente fachada que lo caracteriza. Un moderno vestíbulo recibirá a los visitantes, quienes de inmediato se adentrarán en un jardín de mariposas con una rampa de 110 metros de longitud que los llevará hasta los jardines del Museo.
 
El Museo se renueva, siempre para dar a sus visitantes opciones nuevas, diferentes y con accesibilidad universal.