Museo Nacional de Costa Rica
Exhibitions arrow Collections
Collections
Geología

Historia

Las colecciones de la Sección de Geología se comenzaron a formar con las muestras que se exhibieron en la Primera Exposición Nacional, celebrada el 15 de septiembre de 1886. Como resultado de estas exhibiciones, el 4 de mayo de 1887, por acuerdo Número LX, el gobierno establece el Museo Nacional, atendiendo a que la nación carecía de un establecimiento público en dónde depositar y clasificar todos los productos naturales y artículos que debían servir de base para el estudio de la riqueza y cultura del país.

Algunos de los investigadores que laboraron en la Sección de Geología fueron José Fidel Tristán, Henry Pittier, Paul Schaufelberger, Alfonso Segura y en la década de los 70 Luis Diego Gómez -como Director del Museo y Jefe del Departamento de Historia Natural - quienes con su esfuerzo lograron posicionar a la Sección de Geología en lo que es actualmente.

Read more...
 
Entomología

Historia

Las primeras contribuciones de Henry Pittier y Paul Biolley sobre los insectos de Costa Rica aparecieron entre 1892 y 1897, mientras laboraban para el Instituto Físico-Geográfico Nacional. Ellos enviaban ejemplares a Estados Unidos y Europa. El señor José Fidel Tristán y Biolley incrementaron el trabajo de recolección y determinación de especímenes.

Entre 1930 y 1971, la colección entomológica estuvo a punto de desaparecer en su totalidad. Con la llegada de Luis Diego Gómez, como nuevo Director del Museo, se retomaron las actividades de rescate, organización e incremento de la colección. A partir de 1975, Felipe De Vries asumió dichas labores y en 1979, Isidro Chacón y Angel Solís enriquecieron la colección de escarabajos, de forma significativa desde el punto de vista de representatividad taxonómica y geográfica.

Read more...
 
Mastozoología

Historia

Alfaro sentado con saco en el taller de taxidermia del Museo Nacional de Costa RicaLa recolección de mamíferos fue iniciada a mediados del Siglo XIX. Entre sus pioneros están A. V. Frantzius y W. Gabb, posteriormente, figuran C. Hoffmann, O. Salvin, y otros, incluyendo los nacionales A. Alfaro y J. C. Zeledón. Las primeras recolectas fueron enviadas a museos de Estados Unidos o Europa. Muchos de los abundantes especímenes recolectados en esos primeros años dieron lugar a nuevas descripciones de roedores, murciélagos y otros grupos.

No fue sino hasta la creación del Museo Nacional que se contó con un lugar de depósito de los ejemplares en suelo nacional. Desde su creación hasta los años noventa del pasado siglo, la colección del Museo Nacional pasó por altibajos debido a factores económicos y sociales. Incluso, en décadas anteriores la colección prácticamente estuvo abandonada. Fue hasta la mitad de los años noventa que se empezaron a destinar fondos para reactivarla. Estando Bernal Rodríguez a cargo, se rescataron pieles, de las que se sabía poco, pero aún en buen estado. El catálogo original, al parecer, desapareció; no obstante, se reanudó la recolección.

 

Read more...