Museo Nacional de Costa Rica
Exhibitions arrow Natural History arrow Los hongos y su importancia
Los hongos y su importancia

Armando Ruiz Boyer
Biólogo, Departamento de Historia Natural

LíquenLos hongos por sus características particulares han sido agrupados en un reino aparte, el reino Fungi. Los podemos encontrar dondequiera que exista materia orgánica disponible, por ejemplo, sobre madera, suelo, estiércol, hojas e incluso sobre otros hongos. Se caracterizan entre otras particularidades por ser heterótrofos, es decir, por ser aquellos que dependen de otros organismos (vivos o muertos) para su alimentación.

Son importantes en el mantenimiento de los ecosistemas, principalmente como organismos descomponedores, pues permiten el reciclaje de gran cantidad de desechos orgánicos, que luego serán utilizados por otros organismos como plantas y animales.

Forman asociaciones de beneficio mutuo, tal es el caso de las micorrizas, que es la asociación entre las hifas de algunos hongos y las raíces de algunas plantas vasculares. En ésta asociación el hongo absorbe carbohidratos de las plantas y éstas obtienen del hongo agua y elementos químicos como nitrógeno y fósforo, que son necesarios para su crecimiento. Otro tipo de asociación simbiótica son los líquenes, que se producen cuando hongos y algas entran en contacto. La mayoría de los hongos que forman esta última asociación son del grupo de los ascomycetes, siendo la minoría basidiomycetes y solo unos cuantos deuteromycetes.  

Morchella spCiertos hongos, particularmente los macrohongos, son utilizados como fuente de alimento en algunos países alrededor del mundo, pues además de gran cantidad de agua, contienen proteínas, minerales y otras sustancias. En Costa Rica los hongos que se consumen pertenecen principalmente al género Agaricus, el cual se cultiva comercialmente o se importa y se vende en los supermercados. Otras especies comestibles encontradas en los bosques de nuestro país son: Fistulina hepatica, Lactarius indigo, Morchella esculenta y Pleurotus ostreatus.

Los hongos también pueden ser alucinógenos o venenosos. Los primeros pueden causar alucinaciones visuales, auditivas y olfativas, entre otras, debido a las sustancias activas que poseen como por ejemplo la psiloicibina, psilocina, baeocistina y norbaeocistina. Los hongos venenosos pueden producir vómitos, diarreas, dolores abdominales, somnolencia, fiebre, taquicardia, e inclusive la muerte (dependiendo del hongo ingerido) si la persona no es tratada a tiempo por un médico. Una de las especies más conocidas en nuestro país es Amanita muscaria, que en principio es un hongo alucinógeno, pero que luego de algunas horas presenta efectos tóxicos. Esta especie es reconocida por la coloración rojiza del píleo o sombrero y por las escamas blancas que lo cubren.

Ganoderma applanatumEn la naturaleza encontramos gran cantidad de hongos de importancia en la medicina, como por ejemplo la especie Penicillium notatum, de la cual se obtiene el antibiótico de la penicilina. Existen otras especies que están siendo estudiadas por sus propiedades anticancerígenas como son los casos de Ganoderma applanatum, Trametes versicolor y Schyzophyllum commune, todas ellas abundantes en nuestro país.
Los hongos también son importantes en la industria, pues algunos se utilizan en la elaboración de cerveza, pan y quesos.

Otros hongos causan enfermedades en plantas y animales. Muchos cultivos de plantas de importancia económica para el hombre, son atacados por hongos, los que provocan grandes pérdidas, tal es caso de los hongos que atacan el café y el maíz.

El tema de los hongos es muy amplio y el texto que se presenta es muy general, por lo que se sugiere ampliarlo consultando la bibliografía que a continuación se lista.

Si usted desea más información o tiene una consulta específica contáctenos:
Biólogo Armando Ruiz, tel: (506) 233 7164 / 
herbario@museocostarica.go.cr

Bibliografía
 
Kirk, P. M., P. F. Cannon, J. C. David & J. A. Stalpers. 2001. Ainsworth & Bisby’s Dictionary of the Fungi. 9th Ed. International Mycological Institute. CAB Internacional London.   

Mata H. M. 1999. Macrohongos de Costa Rica. Vol. I. Santo Domingo, Heredia, Costa Rica. INBio. 256 p.

Mata H. M., R. Halling & G. Muller. 2003. Macrohongos de Costa Rica. Vol. II. Santo Domingo, Heredia, Costa Rica. INBio. 240 p.

Monge-Nájera, J., P. Gómez Figueroa & M. Rivas Rossi. 2002. Biología general. EUNED, San José, Costa Rica. 521 p. 

Strasburger, E., F. Noll, H. Schenck & F. W. Schimper. 1985. Tratado de Botánica. 32a Ed. Editorial Gustav Fischer Verlag. Edición en español a cargo de O. de Bolós. 1098 p.   

Fotos:
Líquen. Cecilia Pineda. DHN.MNCR.
Ganoderma applanatum. Armando Ruiz. DHN.MNCR.
Morchella sp. Alexander Rojas.