Vol. 6 / Nº 6/ edición junio del 2013

En detalle

Una escena del pasado


Francisco Corrales
Arqueólogo, dpto. de Antropología e Historia

Río Térraba, lugar de multiples hallazgos. Fotografía del Dpto. de Antropología e HistoriaLos arqueólogos siempre tenemos la expectativa de encontrar cosas nuevas en nuestras investigaciones. Aunque vamos al campo con algunas ideas preconcebidas de lo que esperamos registrar, un hallazgo en particular nos revela información inesperada. Ese es el caso de un fragmento de vasija encontrado recientemente en una evaluación realizada en un sitio ribereño en el sur del país.

 

En la pared de un río expuesta por las crecidas de la última estación lluviosa encontramos un sedimento oscuro con restos cerámicos. Algunos eran bastante grandes. Limpiamos un segmento de la pared para recolectar materiales asociados a los diferentes sedimentos y realizar un dibujo del perfil para entender mejor la secuencia de ocupaciones.

Figura de barro de la época precolombina que recrea una escena. Fotografía del Dpto. de Antropología e HistoriaAl tratar de extraer un fragmento de cerámica, en apariencia tosca y sin decoración, este presentó una inusual dificultad. Lo extrajimos con mucho cuidado ampliando la zona de excavación. Cuando finalmente fue visible, nos percatamos que tenía una serie de figurillas modeladas y cubiertas de barro, que dificultaban establecer de qué se trataba. El hecho de que fueran varias figurillas nos llamó la atención ya que esto es inusual para el período tardío de ocupación en el sur de Costa Rica (800-1500 d.C.), época a la que se asociaba la evidencia del lugar.

De regreso al campamento iniciamos una limpieza cuidadosa y se nos fue develando una representación bastante particular. Un conjunto de seis figurillas burdas se ubicaban en el hombro de una vasija de gran tamaño. En una sección un personaje con tocado, una especie de rodete o turbante, sostiene una vasija de la cual otro personaje bebe o come. Este segundo individuo no muestra tocado y su cabeza es triangular, lo cual se puede explicar por la alta estilización que presenta.

Figura de barro que recrea una escena de la época precolombina vista desde arriba. Fotografía Dpto. de Antropología e HistoriaA la par de estos, tres personajes van en fila o procesión, los dos primeros no tienen ningún elemento adicional mientras que el tercero presenta un tocado como el del individuo que porta la pequeña vasija. No queda claro si solo van uno detrás del otro con los brazos extendidos o si van cargando un objeto cilíndrico. El acabado no es fino y no se entiende bien la extensión que se observa y en la cual se apoya el último individuo. Este carga en sus espaldas un infante y sus rasgos son entre humano y animal.

Al día siguiente regresamos al lugar del hallazgo y al revisar algunos fragmentos de cerámica cerca de la ribera del río pudimos encontrar otras tres figurillas. Una tenía tocado y otra también carga un infante en la espalda. Estas posiblemente correspondían al modelado en el otro lado de la vasija como es usual.

La representación aunque sugerente no es del todo clara. Con respecto a los dos primeros individuos, me inclino más a que es bebida lo que contiene la vasija. Cualquiera que fuera la actividad que están realizando, el ofrecimiento de bebida, posiblemente chicha, me parece más lógico. No es posible distinguir género, así que no se puede establecer que sea una mujer o un hombre quien ofrece la bebida. En todo caso los personajes con infantes en sus espaldas, para las cuales se asume lo femenino, no llevan tocados.

Después de que bajan las innundaciones en el río Térraba, quedan al descubierto vestigios de pueblos precolombinos. Fotografía del Dpto. de Antropología e HistoriaEn el caso de que la escena representara un acto de trabajo o una ceremonia, es común el uso de chicha, preferiblemente de maíz. Esta era usada como recompensa por el trabajo aportado y por supuesto la bebida en fiestas y celebraciones. Si así fuera tendríamos la primera representación de una “chichada” precolombina.

Para el segundo grupo mi primera impresión fue la de una escena de trabajo, cargar un tronco por ejemplo. Pero al no ser claro la carga de un objeto, no descarto un baile o una ceremonia. Varios bailes indígenas actuales conllevan personas en fila, alternando hombres y mujeres. La figura con infante que se apoya genera un poco de confusión. Si se estuviera transportando un objeto, el apoyarse sobre él no contribuiría en su transporte, sino que crearía mayor peso. Al ser un baile o procesión ceremonial podría considerarse que este personaje se incorpora a la actividad.

Las características “animalescas” de las figuritas pueden explicarse por la sobreestilización en virtud de su pequeño tamaño y acabado tosco (pasta con inclusiones y arcilla gruesa, monocroma). La cabeza triangular de varias de ellas, recuerda algunas figurinas policromas que también representan mujeres cargando niños, entre otras acciones cotidianas. Pero otra posibilidad es que sea una escena mítica, plano en el cual participan humanos y animales en mitos de creación o similares.

La representación encontrada aún requiere de un estudio más detallado, estas primeras impresiones son dadas al momento del hallazgo. Aun no hemos realizado el análisis de los demás materiales asociados y la comparación a nivel regional. Igualmente, es importante indagar en los mitos y leyendas de grupos indígenas actuales en busca de claves para su entendimiento. Pero lo inusual de una representación de personajes en una acción particular, permite una oportunidad excepcional de asomarse al pasado una manera más directa y explorar sus posibles significados.   

 
ministerio

Visite el Museo Nacional de Costa Rica

Horario: De martes a sábado, de 8:30 a.m a 4:30 p.m. Domingos de 9 a.m. a 4:30 p.m. Lunes: Cerrado.

Tarifas: Nacionales adultos ¢2 000. Entrada gratuita para estudiantes con carnet, menores de 12 años y adultos mayores de 65 años con identificación.

Extranjeros: Tarifa general $9. Estudiantes extranjeros identificados $4.

Tels: +506 2257-1433 - Fax: +506 2233-7427 - Aptdo: 749-1000 San José, Costa Rica.

Dirección: Avenidas Central y Segunda, San José, Costa Rica. Entrada principal: Por la fachada oeste-Plaza de la Democracia.

www.museocostarica.go.cr / informacion@museocostarica.go.cr

Explore nuestro sitio web y conozca más sobre: