Museo Nacional de Costa Rica

Advertisement
Advertisement
 
              

En detalle

Experiencia museográfica: Il Nuovo Mondo

Lidilia Arias
Museógrafa, Dpto. de Proyección Museológica

Il nuovo mondo estará abierta hasta marzo en los calabozos del Museo Nacional. Dpto. de Proyección MuseológicaEn octubre inauguramos la muestra “Il Nuovo Mondo”, un proyecto de exhibición que se llevó a cabo entre La Embajada de Italia, tres historiadoras de la UCR y el Museo Nacional.

El interés nació de la Embajada de Italia, quien coordinó y convocó a reuniones periódicas para darle forma al proyecto. En el aspecto museográfico, se necesitaba conocer a fondo este nuevo tema para definir el concepto, el público y el objetivo y plasmar así la museografía. Poco a poco, al escuchar a las investigadoras y al señor Embajador, se fue cumpliendo este punto, en especial porque se trataba de información fidedigna que no había escuchado antes

En la escuela primaria siempre que mencionan la conquista, nos hablan sólo de los españoles, porque fueron ellos quienes financiaron el proyecto, pero Colón, Américo Vespucio, Cabot y todos los conocedores de la navegación y cartografía, eran de los estados italianos. Estados porque Italia se conformó como nación hasta hace 151 años; es por eso en aquel tiempo no tenían la unidad política y económica para llevar a cabo el viaje, pero sí todo el conocimiento de la época y del renacer científico y artístico, unido a un humanismo donde el ser humano vuelve a ser el centro del universo.

Los mapas que muestran como se iban imaginando los italianos el nuevo mundo es uno de los atractivos de la exhibición. Fotogfrafía del Dpto. de Proyección MuseológicaEl proyecto trata de cuatro subtemas, integrados para resaltar la importancia que tuvo Italia en la Conquista de América. El primero explica la conformación de Italia, y se reconocen los pueblos más importantes de donde surgieron personajes sobresalientes. El segundo nos describe a tres descendientes italianos famosos en nuestro país durante la colonia: Chapuí, Corti y Santos Lombardo. El tercer tema presenta las principales fortalezas construidas en América en la colonia, para proteger los bienes contra los piratas. El cuarto tema expone los primeros veinte mapas que se hicieron de América, de forma cronológica, donde se notan las visiones y conocimientos de los diferentes cartógrafos y su afán por integrar el nuevo continente al mapamundi

Algunos de estos mapas son verdaderas obras de arte, grabados, pinturas o dibujos de gran formato enriquecidos con ilustraciones y retratos que nos traen a la memoria el Renacimiento; hay que observarlos con detalle para descubrir en ellos elementos y escenas dentro de la cartografía. Valga recalcar también que es la primera vez que esos mapas se exponen juntos, gracias a doña Silvia Meléndez, una de las curadoras del equipo de trabajo, quien se comunicó con diferentes bibliotecas del mundo como la de Florencia, el Vaticano, Washington, Francia, y otras para poder admirarlos.

Un barco es parte del atrativo de la exhibición. Fotografía del Dpto. de Proyección MuseológicaEl espacio estaba definido: la llamada Sala de los Calabozos, la cual al señor embajador de Italia, don Diego Ungaro, siempre le pareció perfecta por ser de los rincones más históricos del Cuartel para exhibir un tema como éste. El público meta: principalmente estudiantes universitarios y luego estudiantes en general y descendientes italianos. Mensaje: Que el visitante tome en cuenta la importancia del conocimiento y la cultura italiana durante la Conquista de América y tenga otra visión de la historia.

Ya con todas esas premisas, con un presupuesto, espacio y tiempo definidos, se realiza la museografía. Primero, escogemos el nombre de la exhibición, que fuera corto y directo: “Il Nuovo Mondo”, apelando al nuevo continente y en idioma italiano para remitir al objetivo propuesto. El identificador es la silueta de uno de los mapas, donde ya se reconoce el continente americano. Los colores y detalles finales se los dio el diseñador gráfico del museo.

Los espacios de la sala se distribuyeron según la cantidad de material que había, haciendo una ubicación espacial en plano para saber los tamaños de las láminas y elementos. El pasillo, por ser más amplio, se utilizó para la parte cartográfica desarrollada por Silvia Meléndez, ya que requería de muchos metros lineales. Los otros temas se ubicaron en los cuartitos de este espacio, agregando algunos objetos como el armilar, el astrolabio, los libros y las reproducciones de Corti y de Santos Lombardo para romper la bidimensionalidad de la muestra.

La exhibición se llenó de barcos de papel con buenos mensajes. Fotografía del Dpto. de Proyección MuseológicaTambién se pensó en un espacio más interactivo con esta intención. Una tarima que forma parte de la sala, se convirtió en carabela y se le integraron algunos objetos como redes, ancla y un baúl, aparte se agregó una barca para que el público se siente o se tome fotos y un mostrador de la antigua cocina del cuartel, se dejó para que los visitantes hagan su barquito de papel y les pongan un pensamiento, actividad que por cierto ha dado muy buen resultado porque todos participan (¡y nos hemos inundado de barcos!).

El material informativo se hizo gráfico, el texto de cada cédula va en la misma lámina con el mapa, personaje o ilustración; esto con el fin de que la exhibición sea luego itinerante y cada lámina mantenga su información. Se escaneó un papel viejo que diera esta textura al fondo de la gráfica. La impresión de estas láminas se hizo directamente sobre PVC en alta calidad; esta tecnología permitió dar gran detalle, en especial a los mapas.

Esperamos que disfruten esta exhibición, que estará abierta hasta marzo de 2013.