Museo Nacional de Costa Rica

Advertisement
Advertisement
 
              

En detalle

OET invita a dirigir las “Miradas al mundo natural”

Wendy Segura
Prensa, Dpto. de Proyección Museológica

Fotografía de la exposición Miradas al mundo natural. Fotografía de Carlos de la RosaLos detalles de un insecto, el esplendor de un atardecer, el vuelo apresurado de un ave, el reptil sigiloso, la maravilla del dosel del bosque, todo un espectáculo que se gesta día a día en los bosques y que la Organización para Estudios Tropicales (OET), trae al Museo Nacional por medio de la exhibición “Miradas al mundo natural”, una muestra de 52 fotografías que celebran los 50 años de creación de esta organización internacional, que tiene grandes logros en la investigación y protección de la biología costarricense.

Esta exhibición viene a ser una simbiosis entre la investigación que la OET realiza y la documentación que fotógrafos profesionales hacen para ilustrar diferentes momentos y facetas de la vida en las tres estaciones biológicas que posee la organización: La Selva en el Caribe, Las Cruces en el Pacífico Sur y Palo Verde en Guanacaste

Entre el arte y la investigación

Ver las fotografías de la flora y fauna costarricense siempre es un deleite, pero… poca gente se ha detenido a pensar que detrás de estas imágenes, antes que el fotógrafo, hubo un grupo de científicos que llegaron hasta esas especies, las conocieron, las estudiaron, las documentaron.

Exhibición Miradas al mundo natural. Fotografía de Juan José Pucci.Justamente de esto se trata la exhibición de mostrar fotografías de connotados artistas nacionales y a la vez hacer un homenaje a científicos que investigaron esto y mucho otros elementos de la naturaleza.

Los artistas que colaboraron en esta exhibición son cuatro fotógrafos: Karla Kruse, Juan José Pucci, Carlos de la Rosa y Giuseppe Tarnero, quienes se dieron a la tarea de retratar el frágil y maravilloso mundo tropical, con ecosistemas cambiantes, contrastantes, paisajes que ponen a soñar y personajes de variadas formas y colores.

Captaron con sus lentes detalles del  bosque, el sendero, el cielo, el humedal y todas las sorpresas que ofrecen para compartirlos en esta exhibición.

Destaca una muestra 4 esculturas de Jonathan Torres, insectos trabajados en metales por medio de la orfebrería, que enfatizan en sus formas muy similares a la de los reales. En el salón principal llama la atención una escultura que simula  un enjambre con 6 abejas metálicas suspendidas en el aire desde el techo que atraen la mirada de quienes visitan la exhibición y en un cuarto oscuro una lámpara del artista  que reproduce en la pared oscura la imagen multiplicada de insectos.

La investigación lleva al arte

Exhibición Miradas al mundo natural. Fotografía de Karla Kruse.“Miradas al mundo natural” hace un homenaje a 5 científicos vinculados con la OET y que han dejado un valioso legado tanto a la organización como  a la investigación biológica:

Luis Diego Gómez, botánico quien además fue director del Museo Nacional y jefe del Departamento de Historia Natural en el periodo de 1979 a 1985.

Incansable pionero, se adentró a investigar en lugares donde nadie más lo había hecho.

Mildred Matias, una mujer que vino desde el norte de América para enamorarse de Costa Rica y su biodiversidad.

Rafael Lucas Rodríguez, un científico y artista que no se quedó solo en el reconocimiento y la investigación, sino que de su mano se desprendieron gran cantidad de acuarelas que muestran las bellezas de las orquídeas costarricenses.

Jay Savage, estudioso de los anfibios con un prolífico acervo documental de más de 200 artículos científicos y tres libros, fue un maestro de decenas de nuevas mentes dedicadas a la ciencia y la conservación.

A esta fotografía su autor la tituló Agry bird. Fotografía de Giuseppe Tarnero.Y finalmente Donald Stone, un maestro que se dedicó a la investigación y formación de nuevos valores, un  científico que hizo crecer a la OET y a sus estaciones de investigación hasta convertirlas en importantes laboratorios a nivel mundial.

La exhibición muestra en todo su recorrido cortas preguntas, curiosidades del mundo natural que buscan informar y concientizar a quienes la visitan acerca de la necesidad de la protección de la naturaleza. Finalmente, cierra con una serie de preguntas para reflexionar acerca de la huella ecológica que cada uno está dejando en el planeta.

En fin, una exhibición colorida exhibición de fotografía que muestra mucha de la diversidad biológica que tiene Costa Rica y cuya protección depende únicamente del ser humano.