Museo Nacional de Costa Rica

Advertisement
Advertisement
 
              

En detalle

Los ecosistemas más productivos de la Tierra:

los humedales y su conservación

Silvia Lobo
Bióloga, Dpto. de Historia Natural

Punta Mala. Foto cortesía del Dpto. de Historia NaturalLos humedales son ecosistemas muy importantes no sólo para la vida silvestre que habita en ellos sino también para el ser humano. Además de ser un reservorio de biodiversidad, los humedales funcionan como esponjas, ya que el agua se acumula o circula de manera más lenta dentro de ellos, logrando efectos que otorgan varias funciones: regulación de inundaciones y sequías, prevención de la intrusión de agua salada, protección contra fenómenos naturales, manutención de la calidad del agua, a través de la retención de sedimentos y nutrientes, y la remoción de tóxicos, reserva de agua. También estabiliza microclimas, retiene carbono, lo que tiene un efecto importante en relación al calentamiento global. Desde el punto de vista humano los recursos naturales provistos por los humedales son necesarios para el desarrollo de numerosas actividades humanas: pesca, aprovechamiento de fauna silvestre, pastoreo, agricultura, actividad forestal, transporte, recreación y turismo. Todas estas actividades deben ser efectuadas de una manera sustentable, que respete el sistema de humedales.

Laguna en el Parque Nacional Palo Verde. Foto cortesía del Dpto. de Historia NaturalLos científicos estiman que, antes de la llegada de la civilización, suponían el 12% de la superficie emergida del planeta, mientras que en la actualidad esta cifra se ha reducido a la mitad. Para evitar su deterioro y desaparición, en 1971 se firmó la "Convención relativa a Humedales de Importancia Internacional", conocido como Convenio Ramsar por la ciudad iraní en la que se llevó a cabo. La Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza (UICN) formuló una lista de humedales de protección recomendada en todo el planeta, compuesta por más de 1.500 zonas húmedas de 150 países, entre ellos Costa Rica. Asimismo, desde dicha fecha se celebra el "Día Mundial de los Humedales", para sensibilizar a la sociedad de la importancia y la delicada situación de estos parajes naturales.

Costa Rica se incorpora como Parte Contratante en la Convención Ramsar, en abril de 1991, con la finalidad de proteger las aves acuáticas nacionales y las migratorias, que se trasladan de América del Norte al Sur y viceversa. En nuestro país existen más de trescientos humedales que cubren aproximadamente un siete por ciento (7%) del territorio nacional. Algunos de estos son: Humedal Laguna Palo Verde (Guanacaste), Laguna Caño Negro (Alajuela), Humedal Nacional Térraba-Sierpe (Puntarenas), Refugio Nacional Gandoca-Manzanillo (Limón), Humedal Caribe-Noreste (Limón, Tortuguero), Parque Nacional Isla del Coco (Puntarenas).

Manglar, Estero Mero en Quepos. Foto cortesía del Dpto. de Historia NaturalHace algunos miles de años, el hombre eligió para asentarse a los valles fluviales y llanuras de inundación de los ríos, hoy seguimos dependiendo de los ecosistemas naturales, pues no solo constituyen la base para el desarrollo, sino también para el sostenimiento de la vida en todas sus formas. Hoy más de 4000 mil millones de personas en el mundo tienen serios problemas para conseguir agua segura y cada año 3 millones de personas mueren de enfermedades relacionadas con el consumo de agua no segura. Por lo que asumir un verdadero compromiso con la conservación y el uso sustentable de los humedales se erige hoy como una condición para trabajar por una mejor forma de vida.