Museo Nacional de Costa Rica

Advertisement
Advertisement
 
              

En detalle

Diablitos por siempre

Basado en textos de:
José Luis Amador, Antropólogo Social
Uriel Rojas, indígena de Curré/Yímba
Francisco Corrales, Arqueólogo del Museo Nacional

La fiesta de los diablitos se celebró el pasado 28, 29 y 30 de enero en la comunidad de Curré, al sur de Costa Rica. Fotografía del Dpto. de Historia NaturalLos territorios indígenas borucas se ubican en el Pacífico Sur de Costa Rica, provincia de Puntarenas. Actualmente cuentan con una población superior a los 1200 habitantes distribuidos entre los asentamientos de Boruca y Curré.

Curré inicia su ocupación por ahí del año 1500 a.C., hasta la colonia, cuando se pierde su rastro. A principios del siglo XX se genera una nueva ocupación por pobladores venidos de Boruca atraídos por el cultivo del arroz y que dependían en gran medida del pueblo de Boruca, pero que poco a poco se fueron independizando. Actualmente, las principales actividades económicas de la comunidad son: elaboración de artesanías, cultivo de la tierra, pesca, cacería y trabajo en plantaciones de piña, plátano o palma africana.

Los pobladores actuales luchan por defender su identidad indígena, conservando y fortaleciendo su origen e historia, la cual se ha visto amenazada desde el contacto con los españoles.

Una de las tradiciones mas importantes en esta lucha es el llamado “Juego de los Diablitos”, que se practica en Curré desde el año 1978 y en 1981 es autorizado oficialmente por los Mayores de Boruca.

El significado
En la fiesta de los diablitos participa toda la comunidad. Fotografía del Dpto. de Historia NaturalEsta tradición posiblemente tiene raíces prehispánicas y se encuentra asociado con otras costumbres similares presentes en América Latina. Es una representación de la lucha entre los indígenas y los españoles, y actualmente es una manifestación de la difícil realidad de la cultura indígena en Costa Rica y en el mundo.

En este juego que es más que un simple juego, los diablitos son los indígenas y el toro es el español, aunque en la actualidad este significado original se ha ido adaptando a las circunstancias y/o amenazas a la continuidad cultural. Ya el toro  no representa solamente al español, sino también a las políticas económicas globalizadoras que pretenden opacar la existencia y trascendencia del legado indígena en las diferentes naciones de América. El toro es todo aquello que está contra de la cosmovisión boruca.

Los Diablitos representan a todos los indígenas que pertenecen  a esta cultura ancestral, los que añoran lo vivido por  sus antepasados; los que defienden la tierra y su historia, los que se niegan a ser vencidos ante el enemigo, el toro, el extraño que quiera derrotarlos.

Este juego tiene una duración de tres días y se celebra por lo general a partir de cada primer jueves del mes de Febrero.

Preparativos previos
Días antes al inicio oficial del juego, la comunidad realiza una serie de preparativos, las cuales consisten en preparar sus vestuarios, conseguir bombas, moler el maíz para la chicha, comprar los ingredientes para los tamales y otras comidas, picar leña, entre otras cosas.
También se debe dejar listo o “armado” el toro y designar funciones.

Personajes
1. El Toro
Hecho por los mismos jugadores. Su esqueleto es de varillas de madera y cubierto con sacos de gangoche, su cabeza es tallada en una madera especial.

2. Los Diablitos
Los diablitos usan máscaras elaboradas por ellos mismos y decoradas según su gusto y creatividad. Fotografía del Dpto. de Historia NaturalEs el grupo de jugadores indígenas que representan a la cultura Boruca, por lo general son entre 25 a 30 jugadores. Andan disfrazados con máscaras de madera hechas por ellos mismos, sacos de gangoche y hojas de plátano. Algunos de ellos acostumbran adornar sus vestuarisos con pieles o plumas de animales en sus máscaras y quienes más pueden se lucen andando con vestidos o fajones de algodón típicos de la cultura boruca. 

3. Los Mayores
Se le llaman así a los diablos mayores que guían al grupo de diablitos en general.Tienen gran autoridad sobre los actores del juego. Cargan sus caracoles y definen el recorrido del juego. No acostumbran andar más de tres mayores durante esta tradición. Entre ellos coordinan asuntos internos del grupo y definen decisiones al respecto.

4. Los Toreros
Generalmente son dos o tres personas seleccionadas para andar dentro del aparato que llaman el toro, turnándose unos con otros  para no cansarse y así mantener el ritmo del juego. Por lo general, estas personas son bastantes jóvenes y con buena condición y contextura física.
 
5. Los Músicos
Los diablos mayores. Fotografía del Dpto. de Historia NaturalGrupo de personas que andan con acordeones, guitarras, flautas, tambores, etc. que acompañan a los diablitos desde su nacimiento y durante los tres días de lucha contra el toro.

6. Los Arreadores
Son por lo general, una o dos personas encargadas de velar por el orden y la lucidez del juego. Toman las medidas pertinentes -junto a los mayores-ante cualquier circunstancia que se presente durante el juego. Muy pocas veces aceptan los pretextos que ponen los diablitos para quedarse rezagados. También cumplen el papel de mediadores entre el público y los actores.

7. Las Diablitas
Este personaje es asumido por varones disfrazados de mujer, a veces participan mujeres pero deben asumir el riesgo que conlleva el juego. Por lo general acostumbran salir los domingos después del mediodía.

8. El Carnicero
Es un personaje que aparece el domingo después del mediodía, usando humor de doble sentido, ofrece la carne del toro que ya anda en su fase de agonía. Al final del juego, a eso de las 6:30 p.m. del domingo procede a la repartición del toro muerto.

9. Los Perros
Es parte de una improvisación, se utilizan para buscar al toro en su escondite cuando huye. Generalmente surgen del mismo grupo de los diablitos, esto ocurre en la tarde-noche del domingo.

10. El Matador del Toro
Es el último personaje en salir. Aparece luego de las 3:00 p.m. del domingo y su misión es acabar con el toro que traen atado con mecates los diablitos.

Fases del juego
1. La Nacencia

Esta fotografía representa a la fase de lucha, donde el toro y los diablitos se enfrentan en los patios y plazas abiertas de la comunidad. Fotografía del Dpto. de Historia NaturalDurante la noche del jueves, a eso de las 11:30 p.m. los jugadores suben de manera silenciosa al “uc cac” o “cerro donde se nace”. Este lugar está cerca al pueblo. Al ser las doce medianoche en punto, “nacen los diablitos”, luciendo sus máscaras, sus trajes de gangoche, sus adornos y gritos de alegría y compartimiento. Es una fiesta amistosa en donde todos son bienvenidos al mundo boruca. Su actividad es pacífica y despreocupada bajo la autoridad de los  Diablos Mayores. Aquí todo es alegría, es bailando, es comiendo tamales y bebiendo chicha.

2.  Aparición del Toro
Al amanecer sale el toro con toda su furia atropellando a los diablitos que lo enfrentan. Este es una fuerza que se opone a los diablitos y su objetivo es aniquilarlos. Esta lucha será así por los días restantes del juego.

3.  La Lucha
Durante tres días el toro lucha contra los diablitos, quienes son conducidos por los Diablos Mayores. Cada contienda es un viaje alrededor de la comunidad, se juega en los patios de las casas, donde los participantes y público que le acompaña toman chicha y comen tamales.

4. La Matazón
Al tercer día en la tarde, es decir el domingo, los diablitos son transitoriamente vencidos por el toro y sus cuerpos quedan tendidos en el suelo. El último en caer es el Diablo Mayor.

5.  La huida
El toro huye y se refugia en el monte, luego de haber “tumbado” a los diablitos.

6.  Los diablitos vuelven a la vida
Una diablita mágicamente da vida a la etnia, y ésta, ante un llamado del Diablo Mayor a través del sonido de su caracol se levanta  y se desata una afanosa búsqueda del toro hasta atraparlo.

7. La Búsqueda
Los diablitos son representados por hombres de la comunidad. Fotografía del Dpto. de Historia NaturalCon la ayuda de los perros los diablitos empiezan la cacería del toro. Lo buscan por doquier, preguntan, usan sus imaginaciones y malicias hasta que al final de la tarde, que lentamente muere, lo encuentran.

8. Hallazgo del Toro
El toro es finalmente encontrado y capturado. Es una fiesta agónica, el combate final, y los diablitos se aseguran que esta vez no escape. El toro viaja hacia el matadero de la mano de la muerte que le saluda.

9. Muerte del Toro
Los diablitos se ensañan contra el toro y la comunidad junto al resto de público visitante les observa. El Matador descarga su furia contra el enemigo y se encarga de darle la estocada final y el toro muere.

10. Triunfo y Celebración
El  toro es paseado por los alrededores, el carnicero se encarga de repartir la carne que horas antes había ofrecido. La sangre del animal es representado simbólicamente con la chicha de la que todos beben. Los restos del toro son quemados en una fogata y todo termina en una fiesta con gran alegría de haber triunfado ante el enemigo.

La fiesta se acaba, pero su fin es transitorio, porque cada año, con el Juego de los Diablitos, los borucas vuelven a renacer.