Vol. 6 / Nº 6/ edición junio del 2013

En detalle

Aves que vuelan entre esferas

Ghisselle M. Alvarado
Ornitóloga, Dpto. de Historia Natural  
 

Taraba mayor hembra. Dpto. de Historia NaturalFinca 6, es una finca que le pertenece al Museo Nacional de Costa Rica, ubicada en Palmar Sur, Osa, Puntarenas. Esta finca es de gran riqueza arqueológica; en la misma se han hallado restos de viviendas indígenas, artefactos  y esferas de la época precolombina. No obstante, la riqueza de aves no es despreciable y día con día la misma se hace más y más compleja, haciendo del área un sitio placentero para observar parte de la avifauna del Pacífico Sur  en forma fácil, divertida y amena.

Todavía hace cinco años atrás, el  sitio era muy alterado en términos biológicos, pero con el paso del tiempo la vegetación de algunos cuadrantes ha ido  creciendo, madurando y con ello el número y la variedad de especies de aves.

Taraba mayor macho. Fotografía del dpto. de Historia NaturalA la fecha con mucha facilidad podemos observar 112 especies de aves, que representan  un 12.53 % de la avifauna costarricense y  un poco más de la mitad  (52%) de especies que en un estudio rápido han sido detectadas en Palmar (potreros, manglar, ciudad, palmar, cultivo de plátano, bosque).

La mayor cantidad  (80.32%) de especies que habitan en Finca 6, son especies residentes, es decir especies que habitan  en el país  todo el año, un menor número son especies que anidan en Norte América (15.12%), pero que, año con año pasan un tiempo (5-8 meses) en tierras tropicales. También se presentan pero con poca representatividad, especies que habitan por periodos de tiempo en latitudes tropicales más al sur, y otro tiempo en Costa Rica, o aquellas que al mismo tiempo poseen  tanto poblaciones que viven todo el tiempo en nuestro país, como  poblaciones que migran  entre el norte y el trópico. Todo un mosaico de opciones, para los que son exigentes.

La viudita es un ave muy común en Finca 6. Fotografía del Dpto. de Historia NaturalAlgunas especies muy comunes son: la viudita (Thraupis episcopus), el yiguirro (Turdus grayi), el bobo (Momotus momota); varias especies de mosqueros pechos amarillos (Pitangus sulphuratus, Megarhynchus pitangua; Myiozetetes similis; Tyrannus melancholicus); el sargento (Ramphocelus costarricenses); la yure (Leptoilla verreauxi) el colibrí de cola roja (Amazilia tzacatl), el colibrí barbudo (Threnetes ruckeri); el colibrí corona de berilo (Amazilia decora), el batará barreteado (Thannophilus doliatus), el gavilán chapulinero (Buteo magnirostris); el mielero  Santa Marta (Coereba flaveola), la pone pone (Aramides cajanea) entre otros. Así mismo, el espacio aéreo  con gran frecuencia  es  surcado en el día,   por las hermosas lapas rojas (Ara macao),  así como pericos y loras de varias especies, que con sus fuertes colores verdes , azulados y rojizos alegran el paisaje. 

Reinita de costillas castañas, se puede ver con su plumaje de reproducción. Fotografía del Dpto. de Historia NaturalNo solo el sentido de la vista tiene una recompensa en la Finca, las aves en un espacio realmente pequeño, deleitan con sus vocalizaciones todo rincón, algunas en forma tímida, otras sin ningún temor  a hacerse notar.

Las especies migratorias  empiezan a hacerse notar desde  octubre-noviembre hasta abril-mayo, y algunas de estas especies son: el cacique veranero (Icterus galbula), la reinita amarilla (Dendroica petechia), la reinita cachetinegra (Oporornis formosus), la reinita de tupidero (Oporornis tolmei), la reinita hornera (Seiurus aurocapilla), la reinita verdilla (Oreothlypis  peregrina); la reinita de costilla castañas (Dendroica pensylvanica), la calandria (Pheuticus ludovicianus). Como se ve las especies de las reinitas están bien representadas en esta muestra, y es que la familia de los mosqueros, las reinitas, los colibríes, palomas, loras y pericos son de las familias más representadas  en  Finca 6.

Pájaro estaca. Fotografía del Dpto. de Historia NaturalTodas las especies citadas anteriormente por una u otra razón son interesantes y hermosas, pero siempre existen algunas de ellas, que por alguna razón particular presentan un rasgo o grupo de rasgos que las hace, o curiosas, extravagantes o simplemente le hacen a una poner más atención. Algunas de estas especies presentes en la finca son por ejemplo el pájaro estaca (Nyctibius griseus), ave que se camufla bien con los troncos y la vegetación, pero una vez visualizado sorprende por sus colores poco usuales, su pico tan amplio, ojos y tamaño corporal. Es un ave nocturna que se alimenta principalmente de insectos. Por otro lado, tenemos unas aves  hermosas  y  chillonas, con crestas grandes y ojos de colores llamativos (Taraba mayor) el macho y la hembra son muy diferentes (dimorfismo sexual), pero ambos son muy llamativos.  Por allí del mes de febrero, es gratificante observar un gavilancito bien pequeño (Gampsonyx swainsonii), de apenas 20-23 cm de longitud, se dice que es el gavilán más pequeño de América y entre los más pequeños de mundo. Con frecuencia se observa en el aíre, pero también anidando en la Finca o haciendo vuelos bajos sobre la vegetación tratando de buscar sus presas. Es de apariencia  tierna, simple y hermosa.

Soterrey vientre negro, es una ave que se encuentra en Finca 6. Fotografía del Dpto. de Historia NaturalEntre las exclusividades para el Pacífico Sur, o especies que inicialmente estaban circunscritas a esta región tenemos por ejemplo  el tucán aracarí (Pteroglosus frantzii), el verdillo matorralero (Hylophylus flavipes), el soterrey vientri negro (Thryothorus fasciatoventris), el saltator  (Saltator albicollis), el colibrí corona de berilo (Amazilia decora). Con el paso del tiempo, transformación del paisaje, cambio climático ellas, están variando un poco sus distribuciones.

Como se ve, Finca 6, es un pequeño mundo cultural, donde se resguarda la herencia de nuestros antepasados, pero al mismo tiempo se está guardando una muestra alada y emplumada  de nuestro patrimonio natural. Se  le está permitiendo perpetuarse en el tiempo.  Nuestros indígenas se han ido y nos han dejado un legado cultural expresado en sus formas artísticas y místicas. Sin embargo las aves todavía existen, y claman por  seguir viviendo, lanzando una invitación a ser conservadas, a apoyar cualquier iniciativa que pretenda cuidarlas, extraerles ese algo que capaz de transformar un alma.  

 
ministerio

Visite el Museo Nacional de Costa Rica

Horario: De martes a sábado, de 8:30 a.m a 4:30 p.m. Domingos de 9 a.m. a 4:30 p.m. Lunes: Cerrado.

Tarifas: Nacionales adultos ¢2 000. Entrada gratuita para estudiantes con carnet, menores de 12 años y adultos mayores de 65 años con identificación.

Extranjeros: Tarifa general $9. Estudiantes extranjeros identificados $4.

Tels: +506 2257-1433 - Fax: +506 2233-7427 - Aptdo: 749-1000 San José, Costa Rica.

Dirección: Avenidas Central y Segunda, San José, Costa Rica. Entrada principal: Por la fachada oeste-Plaza de la Democracia.

www.museocostarica.go.cr / informacion@museocostarica.go.cr

Explore nuestro sitio web y conozca más sobre: