Museo Nacional de Costa Rica

Advertisement
Advertisement
              
abangares

Conózcalos

Ecomuseo de las minas de Abangares
Un proyecto que se reconstruye

Ronald Martínez
Historiador, Programa de Museos Regionales y comunitarios

Casa de la  pólvoraConforme se asciende por el camino a La Sierra de Abangares, ubicado a 6 kilómetros de la ciudad de “Las Juntas” saltan a la vista, restos de muros y una que otra corroída pieza de metal de curiosa forma.  Ello indica que nos estamos acercando al área principal del Ecomuseo de las Minas de Abangares en donde se conserva y proyecta buena parte de la historia minera del cantón.  Un episodio del pasado de nuestro país que a veces es mencionado deprisa, pero que guarda sorprendentes características.

El área principal del Ecomuseo está conformada por 38 hectáreas, propiedad de la Municipalidad de Abangares.  En ella se encuentran diversos elementos para la interpretación de la historia minera, como lo son el centro de visitantes, los vestigios de edificaciones mineras de los cuales sobresale la monumental zona de los monumentales mazos, donde el mineral extraído era triturado mediante grandes fuerzas y pesos.  Además, es posible contemplar partes de algunos de los túneles de las minas, los restos del sistema ferroviario de transporte del material y evidencias de diversa maquinaria utilizada en la extracción y procesamiento del mineral.

Situación actual
CompresorMejorar el estado de los bienes patrimoniales y de los servicios prestados por el Ecomuseo es la labor principal detectada por parte de las organizaciones abangareñas como asuntos de atención urgente.

Estas y otras necesidades para el desarrollo turístico y cantonal están siendo abordadas en espacios de discusión colectiva, encaminados hacia la construcción de un proyecto turístico que promueva la participación, sustentabilidad y mejoramiento de la calidad de vida de los abangareños.  Dentro de esta tarea participan actores locales como la Municipalidad de Abangares y la Unión Cantonal de Asociaciones de Desarrollo de Abangares (UNCADA), apoyados por la Universidad de Costa Rica, La Universidad Estatal a Distancia y el Museo Nacional de Costa Rica

Para impulsar el Ecomuseo se habla de mejorar los recursos de interpretación, la reorganización administrativa y la definición estratégica, todo a través de la ejecución de un plan maestro.

Historia por rescatar
Vagón con palaEl patrimonio cultural abangareño es en su gran mayoría, evidencia de un momento de la historia de nuestro país, cuando empresas extranjeras explotaron intensivamente el mineral de oro, entre 1890 y la década de 1940.  Durante este periodo se transforma el paisaje natural y cultural de la zona, a la vez que se construyen grandes componentes de la identidad local.

Con la minería se perforaron gran cantidad de túneles, pozos, y galerías para extraer el metal alojado a unos 100 metros de profundidad.  Además se construyeron campamentos, comisariatos, boticas, cárceles, fábricas de hielo, casas y aserraderos, para lo cual fueron derribados un sin número de árboles y fue introducida la tecnología industrial proveniente de Europa y Estados Unidos, para generar electricidad y extraer y procesar el mineral.

En el ámbito social, arribaron trabajadores desde el Valle Central, Centroamérica, Colombia, China, Europa y El Líbano, convirtiendo a Abangares en un espacio donde se mestizan costumbres, libran conflictos sociales y se construyen identidades.

TúnelLuego del final del ciclo minero de enclave, la explotación decayó sin haber dejado posibilidades de desarrollo económico y social a la población local.  Actualmente, la pobreza, el desempleo y los bajos niveles de escolaridad son problemas latentes del cantón.  Sobrevive la explotación artesanal del oro mejor conocida como  “coligallerismo”, el cual resulta muchas veces nocivo para la salud cuando se practica en la inseguridad de las profundidades de la mina y usando químicos venenosos.

Por ende, hoy Abangares quiere replantear sus posibilidades socioeconómicas y apuntar hacia la gestión del patrimonio cultural y natural como herramienta del desarrollo sustentable del cantón.