Vol. 6 / Nº 6/ edición junio del 2013

Aportes

Rodrigo Facio Brenes (1917-1961)

María Elena Masís
Historiadora y gestora cultural, Dpto. de Proyección Museológica

Retrato al óleo de Rodrigo Facio que se encuentra en las bodegas de colecciones del Museo Nacional. Fotografía del Dpto. de Protección del Patrimonio Cultural“Con ardiente afán, ¡ay!, estudié a fondo filosofía, jurisprudencia, medicina y también…, la teología; y heme aquí ahora, pobre loco, tan sabio como antes.  Me titulan “profesor” y hasta “doctor”, y veo que no sé nada…  esto llega casi a consumirme el corazón”.  Así se quejaba el humanista alemán Wolfgang von Goëthe en boca de Fausto, el actor principal de la obra trágica, que lleva su mismo nombre “FAUSTO”.

Y lo traigo a colación porque la personalidad de Rodrigo Facio tiene múltiples facetas: economista, abogado, educador, historiador, diputado, hombre de letras (porque hasta poesía escribió).  Rodrigo Facio, para orgullo de los costarricenses, es prototipo del hombre universal, humanista de corazón, mente brillante que visualizó nuevos rumbos para la sociedad costarricense.

Según Eugenio Rodríguez Vega, abogado y compañero de luchas; es imposible deslindar con precisión las distintas facetas de Facio; porque todas convergen en un solo ser humano que estudia la economía, analiza las leyes, dicta clases o bien organiza instituciones educativas, crea grupos o partidos para llevar adelante sus proyectos de bien social; disfruta de la buena literatura y escribe poemas, y todo esto matizado con un humor fino.  Pues a pesar de su actitud intelectual, rigurosa y sistemática; fue siempre un hombre alegre con un fino sentido del humor.

Fotografía de Rodrigo Facio (a la derecha) junto al expresidente León Cortés. Colección del Museo Nacional de Costa Rica. Fotografía del Dpto. de Protección del Patrimonio CulturalRodrigo Facio Brenes fue hijo de educadores. Creció en medio de libros y desde muy joven recibió la influencia de grandes pensadores de Costa Rica y de otras partes del mundo.  Con ellos construyó una propuesta política socialdemócrata y un modelo de educación superior que respondiesen a las demandas de la sociedad y del nuevo Estado que se pretendía formar.

El Liceo de Costa Rica, el Centro para el Estudio de los Problemas Nacionales, la Asamblea Constituyente, la Asamblea Legislativa, el Banco Central y la UCR, son algunos de los lugares en los que el joven Facio pudo desarrollar sus inquietudes intelectuales.

Rodrigo Facio estudió leyes y su investigación sobre la Economía costarricense fue el tema de su tesis de graduación.  Se interesó por la Escuela de Derecho; fue decano de la Escuela de Ciencias Económicas y Sociales y rector de la Universidad de Costa Rica de 1952 a 1960. 

Fotografía de don Don Rodrigo Facio con 2 señoritas en un parque. Colección del Museo Nacional de Costa Rica. Fotografía del Dpto. de Protección del Patrimonio CulturalEl 7 de junio de 1961, a cinco meses de haber renunciado al cargo de rector;  fallece de manera accidental en El Salvador, dejando una obra inconclusa titulada “Latinoamérica en la encrucijada”. Esto revela su preocupación por trascender las fronteras nacionales y ocuparse de los problemas filosóficos y existenciales del subdesarrollo.  Aunque es profundamente costarricense,  se propuso extender valores como civilismo, tolerancia, amor a la libertad y a la democracia más allá de nuestras estrechas fronteras.

Este año, al  conmemorarse el 50 aniversario de la muerte de Facio, el Museo Nacional se enorgullece de conservar en sus colecciones algunos objetos y recuerdos personales de don Rodrigo, donados por una de sus familiares; entre los que se destacan las dos fotografías, el retrato y la insignia que se reproducen al pie de este artículo.

De esta manera rendimos tributo a una de las mentes más claras que ha dado nuestro país, esperando que la lectura de esta breve semblanza del benemérito de la patria, motive a los lectores, y especialmente a los jóvenes a estudiar y emular aún más a aquellos que han contribuido a forjar los destinos de nuestra patria.

 

Fuentes consultadas:

“Fausto” por Goëthe en español.

 

Eugenio Rodríguez Vega.  Rodrigo Facio.  San José, CR: EUNED, 2006

Información de las fotografías proporcionada por Cleria Ruiz, funcionaria del Depto. de Protección del Patrimonio, MNCR.

 
ministerio

Visite el Museo Nacional de Costa Rica

Horario: De martes a sábado, de 8:30 a.m a 4:30 p.m. Domingos de 9 a.m. a 4:30 p.m. Lunes: Cerrado.

Tarifas: Nacionales adultos ¢2 000. Entrada gratuita para estudiantes con carnet, menores de 12 años y adultos mayores de 65 años con identificación.

Extranjeros: Tarifa general $9. Estudiantes extranjeros identificados $4.

Tels: +506 2257-1433 - Fax: +506 2233-7427 - Aptdo: 749-1000 San José, Costa Rica.

Dirección: Avenidas Central y Segunda, San José, Costa Rica. Entrada principal: Por la fachada oeste-Plaza de la Democracia.

www.museocostarica.go.cr / informacion@museocostarica.go.cr

Explore nuestro sitio web y conozca más sobre: