Vol. 6 / Nº 6/ edición junio del 2013

Aportes

El sur de Costa Rica se viste de amarillo

Silvia Lobo
Bióloga, Dpto. de Historia Natural

Detalle de la flor de El Palo de Mayo (Vochysia guatemalensis) Foto de Joaquin Sanchez, Dpto. de Historia NaturalAquellas personas que viven en la zona del pacífico sur costarricense o que en estos días se dirigen hacia esa prodigiosa región de Costa Rica tendrán el gran beneficio de observar un espectáculo maravilloso que nos brinda la naturaleza. Cuando caen las primeras lluvias después de la época seca, la población de los árboles conocidos como “Mayo” o “Palo Mayo” empiezan a desarrollar cientos de miles de flores cuyos pétalos son de un color amarillo intenso y cubren completamente las copas de los numerosos individuos dando la impresión de una caída de sol a todas horas del día. Este árbol no es exclusivo de la zona sur por lo que este fenómeno puede ser observado en distintas partes del país.

Los árboles conocidos como “Mayo” pertenecen al género Vochysia (familia botánica Vochysiaceae), que en Costa Rica está representado por cuatro especies que pueden encontrarse mezcladas. Reciben además otros nombres comunes como botarrama, chancho y flor de mayo.

Las especies del género Vochysia son árboles o arbustos, de tamaño medio a grande y de crecimiento rápido, que pueden alcanzar hasta 35 m de altura. Es un género del trópico americano y cuenta con aproximadamente cien especies que se distribuyen naturalmente desde México hasta Brasil. En Costa Rica se encuentra principalmente en zonas de bosque lluvioso desde 0 msnm hasta casi los 1200 msnm, tanto en la Vertiente Pacífica como en la Atlántica; son  especies que aunque pueden observarse en bosques naturales,  más frecuentemente forman parte de bosques alterados donde pueden llegar a ser poblaciones numerosas, así como en márgenes de ríos y lagunas.

Así se ve el palo de mayo desde lejos, un manto amarillo y muy ornamental. Foto de Silvia Lobo, Dpto. de Historia NaturalPero lo que llama la atención en esta época del año es lo imponente de su floración, que es muy abundante, de color amarillo intenso y coordinada en todos los árboles de alrededor, que ofrecen un verdadero espectáculo de color y movimiento gracias a los cientos de mariposas, abejas y colibríes que revolotean sobre ellas buscando su apetecido néctar. Estos ramos que crecen al final de las ramas pueden llegar a medir entre 15 y 30 cm  de largo y se presentan inclusive en individuos muy jóvenes.

Las flores están formadas por tres pétalos, el central más largo y desarrollado. Este proceso inicia al finalizar la época seca, entre marzo y abril y se prolonga hasta julio pero algunos individuos también florecen en otros meses del año. Sus frutos se observan entre junio y setiembre, son de tipo cápsulas, de unos 5 cm  de largo con lados planos, muy buscados por pericos y loras que inclusive los devoran siendo aún muy tiernos; una vez que han adquirido una coloración café se abren y liberan varias semillas aladas que aprovechan el viento para dispersarse en grandes distancias, donde germinarán en forma abundante posteriormente.

El conocimiento etnobotánico para todas las especies de Vochysia todavía no está bien documentado, no obstante es bien sabido por los indígenas el uso medicinal de V. ferruginea ya que parece que la infusión de la corteza de los troncos ayuda a curar heridas ulcerantes. También su madera puede utilizarse en mueblería, juguetería, revestimientos interiores, artesanía y otros, lo que ha generado un creciente interés en la región centroamericana como especie de valor para plantaciones comercial.  Una desventaja es que su madera es poco resistente a hongos y a la humedad. Por otra parte las hojas secas de V. guatemalensis se emplean como mordiente para fijar tintes naturales en fibras vegetales. Esta especie se considera como enriquecedora del suelo principalmente respecto al contenido de bases y materia orgánica.

La belleza de estos árboles los convierte en promisorios elementos ornamentales.


Referencias:

Flores, E. M y P. Sánchez V (editores). Árboles y Semillas del Neotrópico. 2(2): 1-52. 1993.

Morales, J. F. Vochysiaceae. En: Hammel, B. E., M. Grayum, C. Herrera y N. Zamora (editores). Manual de Plantas de Costa Rica. Vol VII. Missouri Botanical Garden Press, USA. Manuscrito.

OFI-CATIE. Manual de Árboles de Centroamérica. Obtenida el 20 de abril del 2012, de http://www.arbolesdecentroamerica.info/

 
ministerio

Visite el Museo Nacional de Costa Rica

Horario: De martes a sábado, de 8:30 a.m a 4:30 p.m. Domingos de 9 a.m. a 4:30 p.m. Lunes: Cerrado.

Tarifas: Nacionales adultos ¢2 000. Entrada gratuita para estudiantes con carnet, menores de 12 años y adultos mayores de 65 años con identificación.

Extranjeros: Tarifa general $9. Estudiantes extranjeros identificados $4.

Tels: +506 2257-1433 - Fax: +506 2233-7427 - Aptdo: 749-1000 San José, Costa Rica.

Dirección: Avenidas Central y Segunda, San José, Costa Rica. Entrada principal: Por la fachada oeste-Plaza de la Democracia.

www.museocostarica.go.cr / informacion@museocostarica.go.cr

Explore nuestro sitio web y conozca más sobre: