Museo Nacional de Costa Rica

Advertisement
Advertisement
 
              

Aportes

De luces misteriosas, luces de muerto y ovnis

Francisco Durán
Biólogo
 
Aviones en Iraq lanzando bengalas, 2003. Foto tomada de la página airvoila.comDurante la segunda guerra mundial, los pilotos cuentan que mientras efectuaban sus vuelos, a cierta distancia de sus naves aparecían extrañas luces que parecían tener comportamiento inteligente.  Se llegaron a llamar Foo figthers, y eso ha sido aprovechado, entre otros fenómenos, por los ufólogos (investigadores del supuesto fenómeno OVNI) para apoyar su tesis de que la tierra esta siendo visitada por extraterrestres. 

Quizás un fenómeno muy similar es citado a menudo en las leyendas de la Piedra del Encanto a cuyas faldas se encuentra el pintoresco cantón de Escazú.  Según la tradición, entre los cerros se pueden divisar una especie de bolas de fuego que se mueven de aquí para allá, presentando también un movimiento como si tuvieran alguna vida o control propios. 

El fenómeno es sin duda fascinante, y quizás no se trata de la imaginación.  Pero tampoco se trata de algo paranormal, de fantasmas y tampoco de ovnis.  Es el rayo globular, un fenómeno natural, aún no bien comprendido del todo, pero fascinante y de origen eléctrico.  A diferencia del rayo corriente, esta manifestación de la naturaleza es de mayor duración.  Puede tener movimiento rápido, lento o incluso estacionario.  Provocar ruido o silencioso.  Son extremadamente raros y toman forma similar a una esfera.  Aún no es bien conocida su naturaleza, aunque es posible que se trate de alguna reacción química que libera poco a poco su energía en forma de luz. 

Fotografía que capta -supuestamente- un rayo globular, tomada en 1987 por un estudiante en Nagano, Japón.. Fotografía tomada de la página www.losarchivosdelatierra.com. Se ha logrado reproducir en laboratorio fenómenos similares, pero sin tenerse la certeza de si es el mismo mecanismo del rayo globular en la naturaleza.  Sin embargo desde el 2000, John Abrahamson y James Dinniss, de la Universidad de Canterbury, Nueva Zelanda, han investigado la posibilidad de que este fenómeno se produce por partículas incandescentes del elemento químico silicio.  Sus experimentos han demostrado que cuando un rayo impacta en el suelo, las partículas diminutas de silicio se combinarían con el oxígeno y el carbono, todo ese proceso formaría esferas livianas flotantes. Las partículas de silicio son muy reactivas y arden relativamente muy despacio, emitiendo luz.

En algunos casos los supuestos avistamientos de ovnis en forma de luces de movimiento inteligente, son producto de la tecnología de la tierra, más que de civilizaciones extraterrestres, como se ha comprobado en un reciente número de la revista Mecánica Popular.  Durante enero del 2008, en Stenphile, Texas, se dieron una serie de avistamientos de grupos de luces, que para la sensación popular, no eran otra cosa que naves extraterrestres.  Su movimiento rápido, duración y capacidad de cambiar de color, no dejaban lugar a dudas.  Sin embargo, hay una explicación que se supo después, quizás tan asombrosa como el mito. 

No se trata de naves espaciales, sino de bengalas antimisiles lanzadas por un avión militar.  ¿Es posible?  pues si, resulta que la tecnología ha permitido desarrollar este artefacto para defensa de los aviones.  Resulta que los misiles antiaéreos, operan en base a localizar los aviones por el calor, entonces los rastrean y los derriban.  Es por esto que las bengalas han sido diseñadas para “engañar” a los sensores de los misiles antiaéreos, e incluso mantienen la misma velocidad de los aviones durante algún tiempo, contando en algunos casos con propulsores.  Incluso los tipos más nuevos cambian de color para evadir los misiles más avanzados que utilizan el color para distinguir sus objetivos.  Sin embargo siempre habrá quienes prefieran la explicación de las naves extraterrestres.

Estas luces se han divisado desde el siglo XIX en Texas, Estados Unidos, aunque existen muchas leyendas y nada concreto, una de las teorías científicas refiere a luces de gas metano. fotografia tomada de la página sobreleyendas.comAunque no es exactamente el mismo caso, un fenómeno conocido como luces de muerte quizás tenga origen similar.  La leyenda los identifica como las almas en pena de personas adineradas, generalmente avaras, que murieron después de tener escondida su riqueza, de modo que reciben una maldición que los obliga a aparecerse en forma de luz en los alrededores o sobre la ubicación de ese dinero o riquezas escondidas.  Esa alma descansará hasta que su dinero sea encontrado por una persona, que ojala lo necesite y lo utilice de forma justa. 

El gran problema que tiene esa alma, es que casi nadie se atreve a detenerse a charlar con una luz misteriosa en medio camino a altas horas de la noche.  Estas tradiciones son también conocidas en España donde a veces son asociados a los gnomos, y llamadas de diversas maneras: luces élficas y luz de Lucifer entre otras.  Se asocian con espíritus malignos de muertos u otros seres de naturaleza sobrenatural que intentan apartar a los caminantes  y perderlos, alejándose cuando alguien trata de acercarse.  También se relacionan con espíritus de niños sin bautizar o nacidos muertos. 

En este caso la explicación del fenómeno es mejor conocido.  Basta con saber que estas apariciones se dan principalmente en sitios donde hay restos de vegetación, personas o animales, como cementerios o pantanos.  Al entrar en descomposición, libera gas metano, que es bastante inflamable y por efecto de cualquier tipo de combustión como rayos o incluso combustión espontánea, produce especie de esferas luminosas que flotan.  Experimentos realizados han logrado reproducir las luces, al añadir sustancias químicas a los gases producidos por compuestos en putrefacción.  Aunque no faltan quienes dicen que esta teoría no explica los movimientos de las luces bajando, volando arriba y abajo o moviéndose contra el viento, aunque lo más probable es que algunos de estos testimonios no sean exactos del todo respecto a la forma de moverse de las luces, y dicho movimiento puede perfectamente deberse también a las propiedades físicas y químicas del fenómeno. 

El hecho de ser notados sobre todo de noche y peculiaridades de sus movimientos, hace que no sea fácil que se acepte que son fenómenos naturales interesantes.  Si analizamos la leyenda, esta realmente tiene algo de real, pues esas luces de muerto realmente son producto de gases provenientes de materia muerta, de seres sin vida, aunque no señalen ningún tesoro, ni anden en pena.  En todo caso, en estos tiempos tan tensos de la vida moderna, siempre se puede pasar un relajante rato leyendo o escuchando esas añejas e interesantes historias de la Costa Rica de antaño.