Vol. 6 / Nº 6/ edición junio del 2013

Aportes

Metamorfosis de celdas y algodón

Lidilia Arias
Museógrafa, Dpto. de Proyección Museológica

Mariposas en la naturalezaHilos que bajan, que suben; que se devuelven o se pierden en el infinito, entre torreones y recovecos que encierra este laberinto: El Cuartel Bellavista. Hilos que fueron barrotes de hierro ayer y hoy se han convertido en cordones umbilicales que deambulan por el museo, como un ombligo por donde fluye la historia costarricense, la identificación con la cultura, con nuestros ancestros; hilos que hacen recorridos por un espacio que nos recuerda parte del testimonio militar del país antes de abolirse el ejército.

 

 

 

Mariposas en Metamorfosis, un nuevo ciclo. Obra: FototropismoEstos hilos, que la artista llama “tripas de tela”, son como cadenas de algodón finamente decorados que ya no atan, sino desatan y abrigan las gruesas paredes y pisos por donde transitaron erguidos soldados de casco y fusil, con uniformes de telas firmes y almidonadas de acabados camuflados. Los textiles de la exhibición de Silvia Piza-Tandlich, en cambio, dan la sensación de suavidad y de protección, se han separado del perfil bélico, se han camuflado como crisálida en su planta hospedera, ya no para pasar desapercibidos, sino para llamar la atención de quienes los recorran visualmente.

Hay miles de colores, de texturas, de formas y armonías; todas transmiten un mensaje de fondo que quiere decirnos algo, dialogar con el espectador para que la mente salga volando sin fronteras, como las mariposas. Para que apreciemos en cientos de obras de todo tamaño, el trabajo de manos creativas que recrean nuevas historias.

Oruga en la naturalezaOruga en Metamorfosis, un nuevo cicloComo orugas gregarias, se reúne junto a la artista una pequeña comunidad, a darle nuevas formas a sábanas que sirvieron en lechos lejanos, para reconstruir leyendas icónicas que nos llevan a territorios precolombinos o a selvas encantadas de algodón, donde todo es ideal y perfecto, orgánico y febril. Donde el ser humano ha recapacitado y ha convertido su vestimenta y parte de sus desechos, en metamorfosis que lo devuelven a la madre natura, tan sólo con sus manos y su mente, sin utilizar máquinas ni químicos contaminantes.

Es un jardín encantado donde las balas de cañón se convierten en huevos de mariposas, las celdas en orugas, las letrinas en crisálidas y los visitantes salimos como mariposas: libres y volando, después de haber tenido una experiencia textil sensorial en los antiguos calabozos del cuartel.

Huevos de mariposa en la naturalezaHuevos de mariposa en Metamorfosis, un nuevo cicloEs una metamorfosis, sí, lo es: huevos, orugas, crisálidas y mariposas que esperan ser una fantasía para quien los observe con detalle y anime en su imaginación. Es una experiencia invasiva para el espacio, por medio de trozos de tela transformados en arte, que nos transporta al mundo de los insectos, a la fragilidad y exhuberancia de la naturaleza y a la relajante contemplación que nos ofrece.

Sus texturas emiten vida, transformación, igual que las mariposas. Nos dan ganas de tocarlas, de jugar con ellas. Pero, como dice la artista… ¡cuidado, ortigan!

 

 
ministerio

Visite el Museo Nacional de Costa Rica

Horario: De martes a sábado, de 8:30 a.m a 4:30 p.m. Domingos de 9 a.m. a 4:30 p.m. Lunes: Cerrado.

Tarifas: Nacionales adultos ¢2 000. Entrada gratuita para estudiantes con carnet, menores de 12 años y adultos mayores de 65 años con identificación.

Extranjeros: Tarifa general $9. Estudiantes extranjeros identificados $4.

Tels: +506 2257-1433 - Fax: +506 2233-7427 - Aptdo: 749-1000 San José, Costa Rica.

Dirección: Avenidas Central y Segunda, San José, Costa Rica. Entrada principal: Por la fachada oeste-Plaza de la Democracia.

www.museocostarica.go.cr / informacion@museocostarica.go.cr

Explore nuestro sitio web y conozca más sobre: