Museo Nacional de Costa Rica

Advertisement
Advertisement
 
              

Aportes

“Igo” y sus amigos de San Vicente de Nicoya

Christine Rieck-Sonntag
Artista

Christine Rieck- Sonntag. Fotografía del Dpto. de Proyección MuseológicaHace dos años visité San Vicente de Nicoya por primera vez. En el pueblo conocí a artesanos como Zoraida, Maribel, Luciano y Betty, a los que observé  trabajando en sus talleres.

¡Les hice tantas preguntas! Al proceder de una ciudad de Alemania en donde existe una universidad de cerámica, me interesé en los diferencias del proceso de trabajo con barro. Así mismo indagué la procedencia de los colores naturales de la cerámica, cómo se hace el barro y el significado de los animales y figuras que pintan sobre los platos y las vasijas.

Trabajé con ellos y me llamó mucho la atención el motivo por el que no se borran las pinturas cuando ellos pulen la cerámica, antes de ser cocida.  Algunos dibujos me recordaron la cerámica de México, otros a los símbolos de los ritos de fertilidad en la Europa antigua.
Los alfareros me contaron de la tradición alfarera de los Chorotegas, que vinieron desde México hasta Guanacaste en la época precolombina. Conocí a don Pablo, al que la gente identifica como indígena y curandero y visité su casita, su refugio lejos del pueblo.

Ilustración del libro Igo la iguana visita San Vicente. Fotografía del Programa de Museos Regionales y ComunitariosDescubrí con alegría y asombro que estos alfareros tenían un Ecomuseo, impulsado con mucha motivación de algunos artesanos y con el acompañamiento del Museo Nacional de Costa Rica.  Me interesé por los esfuerzos comunitarios por mantener viva la cultura y tradición de la cerámica tradicional y la urgencia de crear conciencia sobre las raíces de la alfarería en Costa Rica.

Decidí entonces aportar mis conocimientos como pintora y escritora y mi experiencia en educación con niños.  Es así como planteo la idea de hacer un libro, el cual sirviera para proyectar más el Ecomuseo y atraer mayores recursos y visitantes a la comunidad. Un libro sobre el trabajo alfarero, sobre todo el proceso de hacer cerámica en San Vicente pero  dibujado y contado por los niños del pueblo.  Esta idea siempre estuvo presente en mi cabeza, mientras pintaba la luz en los talleres y la  tranquilidad de la vida en el pueblo.

Pintura al óleo Mujeres de Arcilla de Christine Rieck-Sonntag. Fotografía del Programa de Museos Regionales y ComunitariosQuedé tan motivada, que en el 2010 volví para trabajar con los niños. Realicé talleres y juntos, la comunidad y yo, creamos el libro Igo la iguana visita San Vicente, un cuento en donde una iguana visita el pueblo y una niña le explica  todo el proceso y la tradición de la alfarería en San Vicente.

Este es un proyecto conjunto entre yo, el Ecomuseo de San Vicente y el Museo Nacional de Costa Rica, además cuenta con el apoyo de la Embajada de la República Federal de Alemania en San José.  Luego de su presentación en el Museo Nacional (del 25 de febrero al 25 de marzo de 2011) todas las obras serán donadas a la comunidad de San Vicente para su exhibición en el Ecomuseo.  Además, el libro de dibujos se encuentra en preparación para ser publicado prontamente.

Ilustración del libro Igo la iguana visita San Vicente. Fotografía del Programa de Museos Regionales y ComunitariosCon la exhibición espero por un lado reafirmar los valores de identidad cultural en los niños y la comunidad en general y motivar también a patrocinadores e interesados para que brinden su apoyo a los proyectos del Ecomuseo.