Vol. 6 / Nº 6/ edición junio del 2013

A fondo

Tres nuevas esferas se dejaron ver

Francisco Corrales Ulloa
Dpto. de Antropología e Historia

Al lado de la esfera de piedra, se encontró una escultura antropomorfa. Fotografía del Dpto. de Antropología e HistoriaAl ir limpiando la tierra la superficie picada de la piedra anuncia su redondez. Es la tercera esfera pequeña que aparece en el sitio arqueológico Batambal. A unos pocos centímetros un rostro va emergiendo, cual guardián de la esfera. Es la parte superior de una pequeña escultura antropomorfa quebrada desde el tiempo en que se colocó junto con otros fragmentos a la par de la esfera. Al terminar de limpiarlo todo, se nota que junto a la pequeña esfera de 16 cms de diámetro, hay una veintena de fragmentos de esculturas. Cerca se ubican otras dos esferas de 25 cms. Todo el conjunto está asociado a una línea de piedras que delimitaba una estructura rectangular.  Entre 6 y 8 m. se ubican dos esferas de 90 cms. y 1 m. de diámetro. Otras dos esferas se ubican en otros sectores del sitio.

El hallazgo es relevante ya que aporta  nueva información sobre el contexto en que se ubicaban las esferas de piedras. Hay cientos de ellas que se conocen fuera de sus contextos, pero son muy pocas las que han sido excavadas por arqueólogos. Es aún más notable encontrarlas en Batambal, un sitio que ha sido alterado  por huaqueros.

Vista del sitio arqueológico Batambal. Fotografía del Dpto. de Antropología e HistoriaEl sitio arqueológico Batambal se ubica en la cima de una loma, a 1 kilómetro de Palmar Norte, carretera a Ciudad Cortes, en el cantón de Osa. El área de ocupación se puede extender sobre unas dos hectáreas en el piedemonte de la Fila Retinto, entre 60-80 m.s.n.m, frente al río Grande de Térraba. El Museo Nacional cuenta con un sector área protegido de 8038.61 m², donde se han venido haciendo investigaciones intermitentes desde la década de los 1990. Este yacimiento tiene una excelente vista del Delta del Diquís, el Océano Pacífico y las montañas vecinas.

En el 2010 realizamos una temporada de excavación hacia el lado sur de la loma que permitió documentar una ocupación asociada al periodo Aguas Buenas (300 a.C.-800 d.C.), al parecer una pequeña aldea. Para este periodo llamó la atención la gran cantidad de hachas acinturadas rudimentarias que se producían (ver Boletín MNCR 44, julio de 2010, http://www.museocostarica.go.cr/index.php?option=com_acajoom&act=mailing&task=view&listid=11&mailingid=59&Itemid=124&lang=es_CR). Pero, también se excavaron dos estructuras rectangulares que por su similitud con otros sitios se asociaron al Periodo Chiriquí (800-1500 d.C). Al excavar al interior de las estructuras no se encontró ningún tipo de evidencia quedando en duda el uso funerario inicialmente postulado.

La presencia de otras áreas con posibles estructuras motivó una nueva temporada en el 2011, con el propósito de entender mejor la naturaleza de las actividades que se realizaron ahí. Esta temporada intensa, de tan solo un mes, fue pródiga en resultados, que aun deben procesarse.

Excavaciones en el sitio arqueológico Batambal. Fotografía del Dpto. de Antropología e HistoriaVarias acumulaciones de piedras, algunas de ellas alineadas, fueron el punto de partida para limpiezas que permitieron establecer la presencia de estructuras de forma rectangular, formadas con piedras de río. Al final se distinguieron ocho estructuras pero es posible que haya otras. Los esfuerzos se concentraron en limpiar el perímetro de estas y se llevaron a cabo excavaciones en las denominadas estructuras 3 y 4.

En primer lugar, se estableció que una concentración de piedras, que se suponía que podía estar señalando varias estructuras, resultó ser una sola con una forma aproximada de U, denominada estructura 3. Se excavó el “brazo” norte de la misma para comprobar si tenía un carácter funerario. Este “brazo” tiene una extensión de unos 8 m. por dos de ancho delimitada por un muro pequeño y una cubierta de cantos rodados. Al interior, al igual que en las dos primeras estructuras excavadas en el 2010, no había nada debajo de las piedras, que descansaban sobre suelo estéril. Se confirmó que no eran para prácticas funerarias. La forma es bastante inusual y ahora se abren incógnitas con respecto a su función. La estructura delimita lo que parece una plaza. Hay reportes que en el lugar habían otras esferas, que fueron removidas tiempo atrás; esta podría ser una de los alineaciones de ellas. Hacia el lado oeste, en una piedra desgastada se registró un glifo que representa una espiral.

La estructura 4 fue donde se encontraron las esferas pequeñas

Dos de las tres esferas encontradas en el sitio. Fotografía del Dpto. de Antropología e HistoriaLa excavación topó con el inconveniente de varios pozos de huaquero de gran tamaño, que alteraron parte de esta. Se propone una forma rectangular con base en los alineamientos de piedra remanentes. Además de las esferas, se encontraron más de 160 fragmentos de esculturas. Predominan las representaciones humanas pero también hay de animales. Ya se tenían reportes anteriores de estas concentraciones de esculturas quebradas en otros puntos del delta, por lo que su hallazgo en Batambal es una oportunidad para conocer mejor su composición, así como su relación con esferas pequeñas.

Otro hallazgo relevante se dio de manera fortuita. Al realizar la limpieza de maleza del sector oeste de la propiedad uno de los trabajadores limpió una piedra que le llamó la atención. Un rostro de piedra asomaba entre un suelo rocoso, al limpiarlo se encontró una escultura completa de 50 cms. de largo en posición reclinada. Estaba quebrada a la altura de las rodillas, tal vez desde la época precolombina, siguiendo la tradición de quebrar esculturas, pero puede ser por razones postdeposición, ya que no estaban dispersas las partes. Su cara con rasgos de felino es ya clásica de la estatuaría del delta pero la posición diferente de sus manos, vueltas hacia los hombros, la distinguen de otras esculturas similares.

Momentos en que especialistas reproducen un glifo encontrado. Fotografía del Dpto. de Antropología e HistoriaTambién cerca de la denominada Estructura 5, en una piedra arenisca ya desgastada se encontraron glifos en ambas caras. Al igual que la escultura, este monolito, de 75 cms. de largo, tiene rasgos felinos y la posición de las manos es similar. Por el desgaste, los glifos se ven mejor a distancia. La escultura estaría en la parte exterior de una estructura rectangular.

Estos elementos se asocian a la ocupación tardía del sitio o fase Chiriquí. Llamó la atención la falta de cerámica de este período, así como herramientas de piedra domésticas. No se encontraron evidencias de actividades cotidianas, tampoco funerarias. Cerca de ahí en lomas más bajas si se encontraron cementerios y cerca del río Térraba hay extensas aldeas. Esta loma con su excelente vista pudo ser usada más bien para actividades especiales. Un lugar donde se colocaban esferas en zonas abiertas, pero también pequeñas esferas cerca de unidades rectangulares y se quebraban de manera simbólica gran cantidad de esculturas de piedra.

Hay una vista estupenda en todas direcciones, su ubicación es realmente estratégica y pudo ser aprovecha como punto de vigía por su posición dominante con respecto a otras zonas de ocupación y puntos de acceso al delta. Al lugar también llegarían los habitantes de los asentamientos de las zonas bajas a realizar actividades especiales. Las estructuras podían ser usadas para esas ocasiones únicamente o ser la residencia de individuos principales o encargados de esas ceremonias.

El sitio Batambal a pesar de su pequeña extensión presenta una gran complejidad en los periodos que fue ocupado. Forma parte de los sitios con esferas que se incluyen dentro de la candidatura para ser declarados como patrimonio de la humanidad. Los nuevos resultados fortalecen su importancia e inclusión en dicha candidatura.

 
ministerio

Visite el Museo Nacional de Costa Rica

Horario: De martes a sábado, de 8:30 a.m a 4:30 p.m. Domingos de 9 a.m. a 4:30 p.m. Lunes: Cerrado.

Tarifas: Nacionales adultos ¢2 000. Entrada gratuita para estudiantes con carnet, menores de 12 años y adultos mayores de 65 años con identificación.

Extranjeros: Tarifa general $9. Estudiantes extranjeros identificados $4.

Tels: +506 2257-1433 - Fax: +506 2233-7427 - Aptdo: 749-1000 San José, Costa Rica.

Dirección: Avenidas Central y Segunda, San José, Costa Rica. Entrada principal: Por la fachada oeste-Plaza de la Democracia.

www.museocostarica.go.cr / informacion@museocostarica.go.cr

Explore nuestro sitio web y conozca más sobre: