Museo Nacional de Costa Rica

Advertisement
Advertisement
 
              

A fondo

“Costa Rica: Tierra de Maravillas”…un embajador viajero

Wendy Segura
Prensa, Dpto. de Proyección Museológica

La entrada anuncia el título de la exhibición. Fotografía de Juan Carlos Calleja, Programa de Museos RegionalesDoscientos cincuenta pequeños, pero muy llamativos “embajadores” de la cultura y arqueología costarricense se encuentran en Cádiz, España, representando al país en una exhibición propia de los mejores Museos y Casas Culturales de Europa. Se trata de la exhibición “Costa Rica: Tierra de maravillas”, una muestra de 250 objetos de oro, jade, cerámica y piedra de lo mejor de las colecciones arqueológicas costarricenses y que serán exhibidas en esa ciudad europea a partir del 25 de julio, como parte de la oferta cultural que el ayuntamiento y la Sociedad Municipal Cádiz 2012, ofrecen con motivo del bicentenario de la Constitución de Cádiz. Coincide además, con la designación para el 2012 de esta ciudad como Capital Iberoamericana de la Cultura.

“Costa Rica: Tierra de maravillas”, hace un recorrido por lo que el arqueólogo y curador Ricardo Vázquez, denomina como la “arqueo-diversidad con que cuenta Costa Rica”, un término que el equipo de trabajo acuñó para resaltar la presencia de tres regiones arqueológicas claramente definidas en un territorio pequeño como lo es nuestro país. 

Proceso de montaje. Fotografía de Juan Carlos Calleja, Programa de Museos RegionalesSegún el arqueólogo, quien se encuentra en Cádiz junto a un grupo de especialistas del Museo, “el montaje de esta exhibición irradia con una museografía verde que evoca la naturaleza de nuestro país”,  propuesta y elaborada por la sección cultural del Ayuntamiento de Cádiz, quienes buscaron contrastar las bellezas naturales con la belleza arqueológica de Costa Rica. 

La exhibición inicia con ubicar al espectador en el marco de la riqueza medioambiental de Costa Rica, mientras que cada una de las piezas precolombinas representadas, muestra el objeto y la fotografía del animal que lo representa.

Vázquez explica que la exhibición continúa con una secuencia de periodos arqueológicos, que revelan el inicio, crecimiento y colapso de las sociedades cacicales como organizaciones políticas en diferentes regiones del país. “Costa Rica: Tierra de maravillas” es un contraste entre objetos ceremoniales y de élite, que dejar ver el nivel de perfección que alcanzaron los indígenas costarricenses, objetos de uso domésticos y cotidiano, con similitudes y diferencias entre las clases sociales persistentes desde la época precolombina.

En la Casa de Iberoamérica se hospedan las riquezas arqueológicas

Casa de Iberoamérica en Cádiz, España. Fotografía de Juan Carlos Calleja, Programa de Museos RegionalesLa Casa de Iberoamérica, donde “Costa Rica: Tierra de Maravillas” comparte honores con la exhibición arqueológica peruana del “Señor de Sipán”, en un edificio recientemente restaurado, que se encuentra en el sector antiguo de la ciudad y que fue construido entre finales del siglo XVIII y las primeras décadas del XIX. En sus inicios fue la Cárcel Real y luego el Juzgado de la ciudad, para ahora ser un sitio de exposiciones culturales.

Según Vázquez, la arquitectura de este edificio posee un diseño con mampostería de piedra canteada, que está rodeado de ventanas intercaladas por pilastras y un pórtico central, agrega que los pisos y escaleras son de mármol y  las ventanas de su parte posterior miran al Océano Atlántico y en dirección a América.

Desde Canadá hasta España, pasando por Costa Rica…

Quienes visiten la Casa de Iberoamérica, podrán disfrutar de esta exhibición. Fotografía de Juan Carlos Calleja, Programa de Museos RegionalesEsta exhibición itinerante, que muestra una selección de las mejores piezas de la colección arqueológica del Museo Nacional, inició su recorrido por el mundo en noviembre del 2008, cuando abrió, hasta abril del 2009, con gran éxito en el Museo Pointe á Calliére en Montreal, Canadá. Para diciembre de ese año, la exhibición se mostraba a los costarricenses en la Sala de Exhibiciones temporales del Museo Nacional. Fue ahí donde la Alcaldesa de Cádiz la vio y le surgió la inquietud de mostrarla en su ayuntamiento.

Después de múltiples gestiones entre las autoridades del Ministerio de Cultura y Cádiz, es que al fin, a partir del 25 de julio y hata el 25 de octubre, quienes visiten Cádiz, tendrán la oportunidad de admirar la riqueza natural y arqueológica que Costa Rica tiene para ofrecerles.