Museo Nacional de Costa Rica

Advertisement
Advertisement
 
              

A fondo

Pasión por las Flores

María Elena Masís, Educación
Wendy Segura, Prensa
Dpto. Proyección Museológica. MNCR.

Image¿Que pensaría usted si le digo “flor de pasión”?, quizá lo que muchas personas piensan, que es una flor romántica o incluso afrodisíaca, muy lejos de eso, la flor de la pasión es una bellísima flor que a la llegada de los conquistadores, los frailes bautizaron con ese nombre debido a la relación que los mismos le encontraron con la pasión de Cristo.

La maracuyá y la granadilla son frutos de las flores de pasión o pasifloras; plantas originarias de países tropicales y cuyo cultivo se han extendido al resto del mundo. Según Armando Estrada, ingeniero forestal y especialista en Pasifloras, existen más de 500 especies diferentes de estas plantas, principalmente originarias de América del Sur, 55 de ellas son nativas de Costa Rica.

ImageLas flores de pasión son principalmente bejucos trepadores, poseen unos zarcillos que le permiten sujetarse a los muros o enramadas. Tienen una gran variedad de formas y su flor que es la característica más particular de esta familia de plantas, con una corona de gran colorido y belleza.

Aunque su nombre para algunos evoque el romanticismo, no tiene ninguna relación con este sentimiento. Según dice la revista “Despertar” en su edición del 8 de julio de 1999, cuenta la leyenda que cuando los misioneros católicos llegaron al “nuevo mundo”, observaron en las estructuras de estas flores, símbolos de la pasión o sufrimiento de Cristo.  Este simbolismo dio origen al nombre de la familia y de su género más diverso: Passiflora, que significa flor de pasión.

De acuerdo a esta interpretación, la corona de filamentos representa la corona de espinas; los tres estilos simbolizan  los tres clavos con los que Jesús fue clavado en la cruz; los estambres representarían las cinco heridas recibidas por Cristo en el Calvario; los pétalos y sépalos representan a los diez apóstoles que se mantuvieron fieles a Cristo, durante su Pasión.

Image

Según la página de Internet de botanical on line (www.botanical-online.com) se utiliza principalmente en medicina popular y en la industria farmacéutica como sedantes o tranquilizantes, con fines analgésicos, antidiarreicos, diuréticos y expectorantes. También se le conoce por la comercialización de sus frutos y  en criaderos de mariposas, donde sirven como plantas hospederas para las orugas.

Los frutos de las pasifloras se pueden consumir cuando están maduros. Son procesados principalmente en forma de bebidas, helados, jaleas, postres y en el caso de los más dulces, son consumidos directamente como frutas frescas. En Costa Rica se cultivan y comercializan la maracuyá, la granadilla, la granadilla real o gigante, la curuba y la estococa.

ImageSegún Estrada, estas plantas son fáciles de reproducir y cultivar. Existen diferentes métodos para lograrlo, entre los más utilizados se encuentran la reproducción por medio de semillas, estacas o acodos. Se desarrollan mejor a pleno sol, aunque algunas se dan bien en sombra parcial. El suelo, entre más orgánico, mejor. Una vez establecidas, tienen un crecimiento asombroso y es necesario mantenerles su tamaño y vigor con la poda tan frecuente como sea necesario.

Anímese, siembre en su casa una pasiflora que además de embellecer su jardín, le proporcionará un delicioso fruto.

 

 Conozca las flores y pruebe el fruto de la pasión

El próximo domingo 4 de mayo, en el marco del 121 aniversario del Museo Nacional, se inaugurará la exhibición Flores de Pasión, una muestra de plantas vivas de estas bellísimas pero desconocidas flores, además habrá degustación de comidas del fruto de la pasión y un concierto con la Big Band. Las actividades darán inicio a las 10:30 de la mañana y hasta las 2 p.m. La entrada será gratuita para los nacionales.