Vol. 6 / Nº 6/ edición junio del 2013

A fondo

Una nueva entrada al Museo Nacional

Wendy Segura
Prensa, Dpto. de Proyección Museológica

La museógrafa Lidilia Arias y Henry Cordero, instalaron los banners informativos que van en el mariposario el pasado 4 de febrero. Fotografía del Dpto. de Proyección MuseológicaA partir del jueves 10 de febrero, quienes visiten el Museo Nacional ya no lo harán por el boulevard, sino que tendrán ante sí la fachada del antiguo Cuartel Bellavista y como antesala una renovada Plaza de la Democracia, que servirá de marco a una serie de cambios que se han gestado a lo interno del Museo.

Con una inversión total de  cerca de 538 millones de colones provenientes del gobierno central y la Municipalidad de San José, el Museo cuenta ahora no solo con una Plaza más segura y atractiva, sino también con un nuevo vestíbulo y un renovado mariposario, que llevará el nombre del botánico y exdirector del Museo, Luis Diego Gómez Pignataro.

La principal novedad de este espacio, es que está diseñado para dar accesibilidad total, por estar apegado a la ley 7600.

De la Plaza de la Democracia
Proceso de remodelación de la Plaza de la Democracia. Esta fotografía es del 2008. Fotografía del Dpto. de Proyección MuseológicaReinaugurada en enero del 2009, y con una capacidad máxima para 2 mil personas, la Plaza de la Democracia fue renovada gracias a un convenio entre la Municipalidad de San José y el Museo Nacional. El costo total de esta obra fue de 90 millones de colones y estuvo a cargo de la arquitecta Emperatriz Ordeñana y Rodolfo González de la Municipalidad de San José, Ronald Quesada del Museo Nacional y el aporte especial de la firma Zürcher y Asociados.

Según comentó Ordeñana, la idea principal de este proyecto fue la recuperación del espacio para realizar actividades culturales, que sirva como espacio recreativo y que invite a quedarse, para ello, la Compañía Nacional de Fuerza y Luz colocó 38 luminarias individuales y 10 postes con 2 o 3 luminarias cada una. Según Mariela Bermúdez, encargada del área de Proyección Museológica del Museo, este objetivo se ha ido cumpliendo poco a poco, desde la inauguración hasta la fecha se han realizado múltiples actividades tales como conciertos con grupos como Malpaís y la Banda de San José, uno de los cierres del FIA 2010 y actividades circenses, entre muchas otras.

Siembra del mariposario del Museo Nacional. Fotografía del Dpto. de Proyección MuseológicaOtro de los grandes objetivos con la remodelación de la Plaza fue darle el máximo de accesibilidad. Para esto se construyeron aproximadamente 50 metros en rampas de diferentes longitudes, cada una con su baranda, que facilitan el acceso a personas en sillas de ruedas y adultos mayores, además los pisos tienen adoquines con diferentes texturas, basadas en simbología que permiten que las personas con discapacidad visual se trasladen de forma cómoda y segura por diferentes sectores de la Plaza.

Un tercer objetivo fue el embellecimiento de la Plaza, para ello la Municipalidad de San José arborizó un total de 3.700 metros cuadrados de áreas verdes, además sembró plantas con flores de colores y atractivas para mariposas. Tanto para ejecutar la remodelación como para después de que concluyan, se firmó un convenio con la Municipalidad de San José, con el fin de que sea el municipio quien se haga cargo de la seguridad y mantenimiento.

Un nuevo vestíbulo y un renovado mariposario
Proceso de construcción de la rampa del mariposario, el cual se llevó a cabo durante el 2009. Fotografía del Dpto. de Proyección MuseológicaEn su nuevo recorrido por el Museo Nacional los visitantes ingresarán por una puerta al lado sur de la puerta principal. Lo primero que encontrarán será una gran esfera de 8 metros de diámetro y 6 metros de altura, construida en acero y vidrio;  según Ronald Quesada, esta gran esfera que contiene una de las esferas originales de piedra se conceptualizó “con el fin de  ser un articulador entre el exterior  y el interior del Cuartel,  pero también es un gesto  que articula el pasado, presente y futuro de nuestra historia”

A continuación, el visitante se encontrará con un moderno vestíbulo que se convertirá en “la exhibición de bienvenida” con paneles e información importante que el visitante necesitará durante su visita por el Museo Nacional.

Al seguir su recorrido, entrará al mariposario, que contará en un inicio con cerca de 600 mariposas vivas, que revolotean en el   jardín, que los visitantes atravesarán,  en su ascenso por una rampa de 110 metros de longitud hasta la explanada principal, Según Quesada, en su recorrido por esta rampa, el visitante tendrá acceso universal a 5 niveles importantes del edificio.

La siembra de especies que sirvan de alimento para las mariposas ha sido una prioridad. Fotografía del Dpto. de Proyección MuseológicaSegún Cecilia Pineda, jefa del Departamento de Historia Natural, las especies de mariposas que pueden encontrar los visitantes serán las nativas del Valle Central, esto con el fin de no introducir nuevas especies que vayan a desequilibrar el ambiente.

Con respecto a la flora, Pineda puntualizó en la abundancia de la vegetación, que incluye plantas hospederas que ayuden a la reproducción de las mariposas, así como algunas plantas de sombra como helechos, arbustos y por supuesto muchas plantas con flores, que sirven de alimento para las mariposas.

Otras mejoras
La rampa que atraviesa el mariposario tiene una longitud de 110 metros. Fotografía del Dpto. de Proyección MuseológicaSin embargo, los cerca de 450 millones que costó este trabajo, abarcaron obra que no necesariamente tenían que ver con el embellecimiento del lugar. La recuperación del  torreón sur-oeste del antiguo Cuartel, a través del reforzamiento de su estructura y la restauración de un muro de contención que divide el jardín principal del Museo y el Jardín de mariposas, ubicado dos niveles hacia debajo de jardín central fueron parte de las obras de restauración.

Según Quesada, restaurar este muro tuvo una doble función: arquitectónica e histórica. Por una parte, este muro es el que contiene toda la edificación del Museo, si este muro colapsa, el edificio sufriría graves daños. Pero además,  el muro tiene un fuerte valor histórico, pues fue el lugar donde, de forma simbólica, el expresidente José Figueres Ferrer abolió el ejército en 1948.

En general, quienes visiten el Museo a partir del 10 de febrero, se encontrarán con una experiencia nueva, diferente y más moderna.

 
ministerio

Visite el Museo Nacional de Costa Rica

Horario: De martes a sábado, de 8:30 a.m a 4:30 p.m. Domingos de 9 a.m. a 4:30 p.m. Lunes: Cerrado.

Tarifas: Nacionales adultos ¢2 000. Entrada gratuita para estudiantes con carnet, menores de 12 años y adultos mayores de 65 años con identificación.

Extranjeros: Tarifa general $9. Estudiantes extranjeros identificados $4.

Tels: +506 2257-1433 - Fax: +506 2233-7427 - Aptdo: 749-1000 San José, Costa Rica.

Dirección: Avenidas Central y Segunda, San José, Costa Rica. Entrada principal: Por la fachada oeste-Plaza de la Democracia.

www.museocostarica.go.cr / informacion@museocostarica.go.cr

Explore nuestro sitio web y conozca más sobre: