Vol. 6 / Nº 6/ edición junio del 2013

 A fondo

Grande y frágil:
Excavaciones alrededor de la esfera del sitio El Silencio

Francisco Corrales
Arqueólogo, Dpto. de Antropología e Historia

La esfera en el sitio El Silencio es la más grande registrada hasta ahora. Mide 2.5 metros de diámetro. Fotografía del Dpto. de Proyección MuseológicaImponente, pero deteriorada, desde su hallazgo a inicios de los años 90, la esfera del sitio El Silencio, ha destacado por ser la más grande hasta ahora registrada. Con un diámetro de 2. 5 m y un peso de unas 15 toneladas, esta escultura en piedra fue cuidadosamente tallada  y ubicada en una pendiente marcando quizá la importancia del lugar o un límite territorial.

Durante este año arqueólogos del Museo Nacional se han dado a la tarea de investigar los alrededores del lugar para determinar el uso y  significado de esta enorme esfera, sin embargo preocupa lo afectada que está, debido a exfoliaciones provocadas por el fuego,  ya  que la zona en que se ubica fue por un tiempo un pastizal que se quemaba cíclicamente. Pero además se alteró una zona empedrada y un camino que fue construido a escasos metros de la esfera.

La propiedad del terreno donde se encuentra ha pasado por varios propietarios y el uso de la tierra cambió, dedicada ahora a la plantación de melina y teca. Estos cambios de propietario han dificultado un adecuado seguimiento de la conservación y seguridad del lugar.

En esta foto se visualiza el empedrado alrededor de la esfera. Fotografía Dpto. de Antropología e HistoriaCon el propósito de contar con datos sobre su contexto, límites, temporalidad y estado de conservación, que sirvan además para la toma de decisiones sobre el manejo y conservación de la esfera y estructuras presentes, se realizó al inicio del 2012 una excavación del área inmediata a la esfera y una exploración de los alrededores.

La excavación cerca de la esfera permitió ubicar los restos de un empedrado, de unos 12 metros de largo y un ancho de 1 a 2 metros, que formaba un conjunto con la esfera,  reforzando la idea de que el lugar tenía un simbolismo particular y que se realizaban actividades especiales.

Llamó la atención que habían algunas piedras removidas y otras en su posición original. El empedrado estaba compuesto por material que se habría trasladado desde las riberas del río Térraba a un 1 km de distancia aproximadamente, aunque también se encontraron piedras calizas, que afloran en el lugar y que forman parte de la Cordillera Costeña, también llamada Fila de Cal.

Los alrededores de la esfera fueron afectados por la colocación de un relleno de piedra caliza menuda o pulverizada, el cual se removió. Se detectaron tres piedras que pudieron servir de “calzas” a la esfera, tal vez por el hecho de estar colocada sobre un terreno inclinado.

Fue común encontrar fragmentos o esquirlas que podrían venir de la exfoliación de la esfera por causa del fuego, pero otras podrían estar asociadas a la manufactura de la escultura por artesanos indígenas, esto por la distancia a que se encontraron y su asociación con el empedrado. Pero además refuerza esta propuesta el hallazgo de tres herramientas de percusión (una especie de martillos) en las zonas cercanas a la esfera. Estas son herramientas sencillas, hechas a partir de piedras alargadas y que muestran señales de mellado en sus extremos.
 
No muy lejos de la esfera se localizaron piedras de gran tamaño que podrían ser la materia prima de otras grandes esferas, incluida la de El Silencio. Fotografía del Dpto. de Antropología e HistoriaNo muy lejos de allí, en una zona que queda como a 1 km de distancia, sobre la Quebrada Cansot hay un afloramiento de centenares de piedras grandes y tiestos aislados. Se cree que la esfera de El Silencio proviene de este afloramiento, dado que en la zona inmediata a la esfera lo que hay son piedras calizas; esta fue trasladada, posiblemente, semi-terminada y en el lugar se habría dado el proceso final de acabado con la ayuda de las herramientas encontradas. Si las investigaciones determinan que esta fue la fuente de materia prima, permitirá proponer modelos de la ruta y del método de traslado.

En los alrededores, los investigadores encontramos fragmentos cerámicos, pequeños y dispersos, y algunas hachas acinturadas y en tanto se avanza hacia el río Térraba el material cerámico aumenta y hay evidencia de estructuras sepultadas, herramientas de piedra, esculturas y un petroglifo portátil.

La esfera en El Silencio es un componente más de una amplia zona ocupada durante dos períodos ubicados entre el 300 a.C. y 1500 d.C. El Silencio, al igual que Cansot y Bisha˘crá, forma parte de los sitios con esferas de la Fila Grisera, que pudieron estar asociados a los centros principales ubicados en delta o formar un territorio sociopolítico aparte.

Las investigaciones y excavaciones realizadas, cuyos datos y materiales están en procesamiento, permiten de manera preliminar, postular varios sectores ocupacionales sobre una gran extensión de terreno entre el río Térraba y las estribaciones de la Cordillera Costeña.

Por otra parte, el estado de deterioro de la esfera hacen necesarias medidas urgentes para su estabilización y restauración, lo mismo para el empedrado excavado.

La esfera tiene un marcado deterioro desde su registro, pero este sigue avanzando y hace necesario acciones inmediatas. Hay zonas con exfoliaciones provocadas por el fuego anteriormente y hay secciones afectadas que no se han desprendido, pero lo pueden hacer en cualquier momento. Si bien el fuego ya no es una amenaza hay que evaluar el impacto de microorganismos, cambios de temperatura y otros factores.

El empedrado mostró alteraciones por huaquerismo y la acción de árboles que crecieron sobre él. Hay secciones que faltan y las presentes muestran hundimientos y desplazamientos. Asimismo, no se puede asegurar que los límites observados sean los originales ya que la construcción de un camino y las escorrentías podrían haberlo afectado.

Actualmente se están realizando contactos con especialistas para la estabilización del deterioro de la esfera y la toma de decisiones con respecto a medidas adicionales de conservación de esta y el empedrado. Igualmente, se trabaja en el establecimiento de criterios para proponer una zona de protección absoluta y otra de amortiguamiento, asuntos que pasan por abordar el tema de la propiedad y manejo de los terrenos.

 
ministerio

Visite el Museo Nacional de Costa Rica

Horario: De martes a sábado, de 8:30 a.m a 4:30 p.m. Domingos de 9 a.m. a 4:30 p.m. Lunes: Cerrado.

Tarifas: Nacionales adultos ¢2 000. Entrada gratuita para estudiantes con carnet, menores de 12 años y adultos mayores de 65 años con identificación.

Extranjeros: Tarifa general $9. Estudiantes extranjeros identificados $4.

Tels: +506 2257-1433 - Fax: +506 2233-7427 - Aptdo: 749-1000 San José, Costa Rica.

Dirección: Avenidas Central y Segunda, San José, Costa Rica. Entrada principal: Por la fachada oeste-Plaza de la Democracia.

www.museocostarica.go.cr / informacion@museocostarica.go.cr

Explore nuestro sitio web y conozca más sobre: