Vol. 6 / Nº 6/ edición junio del 2013

A fondo

Francisco Coto: Con la fotografía a flor de piel

Caroll Rojas
Periodista, Fundación Francisco Coto

Don Francisco Coto. Fotografía de la Fundación Francisco CotoEl protagonista de la próxima exhibición “Francisco Coto, Cazador de Memorias, cinco décadas de fotografía en Costa Rica”, que se llevará a cabo a partir del 9 de diciembre en el Museo Nacional, lleva su oficio “a flor de piel”. Nacido en el año de 1924, Coto es un fotógrafo autodidacta que registró con su cámara la gestación de la Costa Rica actual y que supo retratarla en sus más diversas y profundas facetas. Hoy, don Francisco se prepara para inaugurar una exposición retrospectiva en su honor, que recorrerá en más de 100  imágenes su amplia y fructífera labor, reconocida por el ICOMOS en el año 2010, al haberle distinguido  con el “Premio 18 de Abril”. Hoy Francisco Coto se encuentra disfrutando del retiro en su casa de habitación, al este de la ciudad y  desde allí concedió la siguiente entrevista.

¿Cuándo y cómo fue su primer contacto con  el mundo de la fotografía?
Mi primera cámara fue una Tachi traída de Alemania, era de formato pequeño (127mm). Me la regaló mi tía Julia – quien era la esposa del ex -Presidente León Cortes Castro – Fue en 1942 cuando yo tenía 18 años. Poco a poco fui conociendo esa cámara y aprendiendo a usarla.

¿Cómo surge la inquietud de capturar sus primeras imágenes?
Francisco Coto se dedicó a fotografíar la vida cotidiana. Fotografía de la Fundación Francisco CotoMuchas de mis primeras fotos las tomé para periódicos de la época como El Diario de Costa Rica, La Nación y La Prensa Libre. Eran fotos documentales de lugares rurales, como Guápiles, Puerto Limón, Palmares y Naranjo. Por ejemplo, recuerdo que tomé unas fotos muy interesantes de la iglesia y del parque central de Palmares… Al principio yo ofrecía mi trabajo a los periódicos: llegaba con material y se los enseñaba, ya después ellos me llamaban y me encomendaban trabajos. Así empezaron una serie de giras por las provincias. Yo viajaba solo, generalmente en tren, como un “turista” en mi propio país…  tenía como 20 o 22 años cuando eso.

Su estudios, Foto Coto (fundado en 1947) y Foto Coto Aranjuez (fundado en 1969), son famosos porque muchos costarricenses acudieron a ellos a tomarse sus retratos.  ¿Cómo abre sus puertas su primer estudio?
Mi papá fue el de la idea de que me independizara y encontramos un local que quedaba frente a Uribe&Pages, por el Parque Morazán. Era un estudio con laboratorio. Primero lo inicié solo, años después se integró mi hermano Jorge. Después, cuando nos separamos yo inicié Foto Coto Aranjuez detrás del hospital Calderón Guardia y Jorge abrió su estudio a la vuelta del Cine Variedades.

Usted se dedicó a la fotografía de estudio como a la documental y artística viajando de un lado a otro. ¿Con cuál circunstancia se identifica más?
Mi preferida era la fotografía de paisajes porque aprovechaba para hacer camping y compartir con mi familia. Recorrí muchos lugares de Costa Rica y me gustaba tomar fotos espontáneas de personajes que encontraba. Tenía más libertad de usar diferentes perspectivas y encuadres. También tuve la oportunidad de viajar por todo Centroamérica… Del estudio también tengo buenos recuerdos, sobre todo de los presidentes de esos entonces que llegaban a retratarse, como Rodrigo Carazo y Luis Alberto Monge. Con Mario Echandi, por ejemplo, hice una buena amistad… al único que no tuve oportunidad de retratar fue a Figueres (Ferrer).

¿Tiene alguna fotografía que sea su favorita? ¿Cuál es la historia?
Fotografía del volcán Irazú en erupción. Fotografía de la Fundación Francisco CotoLa fotografía del Volcán Irazú haciendo erupción de noche. Recuerdo que en 1963 yo decidí irme solo, me instalé a pocos metros del cráter, cerca de la valla de seguridad, y esperé el momento de la erupción… Inconscientemente se pierde el miedo pues la emoción del espectáculo lo ciega todo. Hice varias exposiciones, una después de otra, para captar la erupción nocturna en todo su esplendor… Cuando la revelé sentí que esa foto iba a ser para la posteridad. Allí estuve varios días, de día y de noche, y salió una foto mía en la primera plana del periódico La Nación.

Usted vio ante sus ojos como la fotografía análoga se convertía en algo del pasado con la aparición de la fotografía digital. ¿Qué opina de la fotografía actual?
Ahora al tomar fotos todo es muy rápido, todo es automático. En mi tiempo al tener uno que usar película cada foto tenía que ser pensada cuidadosamente.  Lo que si me admira es el poder retocar fotografías en al computadora.  Yo hacia todo esto artesanalmente así que al ver como se hace ahora todo en la computadora es fascinante.

¿Se considera un artista?
Fotografía del Teatro Nacional. Fotografía de la Fundación Francisco CotoMe consideré artista el día en que tomé la foto del interior del Teatro Nacional desde el escenario con la sala llena. Fue un reto lograr el correcto paralaje (desviación angular en que aparecen los objetos en el lente de la cámara). Cuando yo estaba listo para tomar la foto y se abrió el telón… vi la cantidad de personas que se encontraban allí y pensé “esto quedará para la historia”… tomé esa foto sin flash y en una sola toma. Es una foto muy buena, que fue comisionada por la ex - Directora del teatro Graciela Moreno. La librería Lehmann la publicó en una serie de postales… La Lehmann tiene mucha importancia en mi historia porque me solicitaron muchas fotos de turismo y ahí empezó mi interés por aventurarme y salir…

Tres de sus cuatro hijos se dedicaron también a la fotografía. ¿Qué opina de ello?
Me siento contento… Para mí el buen fotógrafo lleva el apellido Coto… (Sonríe).

Ya se acerca la exposición, ¿qué espera de esta experiencia?
Me siento muy contento… estoy esperándola porque quiero compartir con todos los costarricenses mi trabajo y mi historia y también la manera en cómo se hacía la fotografía antes.

 
ministerio

Visite el Museo Nacional de Costa Rica

Horario: De martes a sábado, de 8:30 a.m a 4:30 p.m. Domingos de 9 a.m. a 4:30 p.m. Lunes: Cerrado.

Tarifas: Nacionales adultos ¢2 000. Entrada gratuita para estudiantes con carnet, menores de 12 años y adultos mayores de 65 años con identificación.

Extranjeros: Tarifa general $9. Estudiantes extranjeros identificados $4.

Tels: +506 2257-1433 - Fax: +506 2233-7427 - Aptdo: 749-1000 San José, Costa Rica.

Dirección: Avenidas Central y Segunda, San José, Costa Rica. Entrada principal: Por la fachada oeste-Plaza de la Democracia.

www.museocostarica.go.cr / informacion@museocostarica.go.cr

Explore nuestro sitio web y conozca más sobre: