Museo Nacional de Costa Rica

Advertisement
Advertisement
 
              

A fondo

Francisco Corrales: “Todo el proceso de la candidatura ha permitido revalorar el patrimonio arqueológico de la zona sur”

Wendy Segura
Prensa, Dpto. de Proyección Museológica

Francisco Corrales (a la derecha) y el artista Jorge Jiménez Deredia durante una gira a los sitios con esferas de piedra. Fotografía de Juan Carlos Calleja, Área de Museos Regionales y ComunitariosEl pasado 27 de septiembre, el Museo Nacional presentó ante la UNESCO el primer borrador de candidatura de los sitios con esferas de piedra como patrimonio de la Humanidad. El prestigio y los beneficios que esta eventual declaratoria traería para Costa Rica y especialmente para la zona sur del país, son incuestionables, pero también lo son las responsabilidades y compromisos que el Estado está adquiriendo.

Pero… ¿Qué significa realmente esta candidatura?, ¿cuál ha sido el proceso? Y ¿cuáles serán los beneficios? El arqueólogo del Museo Nacional, Francisco Corrales, es quien ha estado a la cabeza de este proyecto y explicó los beneficios de esta candidatura y el proceso para lograrla

¿Desde cuándo se trabaja en la candidatura de los sitios con esferas de piedra como Patrimonio de la Humanidad?

El proceso ha sido largo, desde el 2001 el Ministerio de Cultura y Juventud, por medio de su institución adscrita el Museo Nacional de Costa Rica y otras entidades, viene promoviendo la declaratoria de un conjunto de 4 sitios arqueológicos con esferas de piedras en contexto, dentro de la categoría de patrimonio cultural mundial por parte de la UNESCO. El país, hasta el momento, solo cuenta con sitios de patrimonio mundial natural, por lo que la postulación de un bien cultural significa una experiencia novedosa y la realización de acciones complejas y no siempre rápidas para atender las demandas de la nominación.

¿Cómo surgió la iniciativa?

Esferas en Finca 6. Fotografía del Dpto. de Proyección MuseológicaEsto ha sido el producto de las investigaciones que se vienen realizando desde la década de los 1990, gracias a la gran cantidad de información que hasta el momento tenemos, se consideró que las características de los sitios con esferas permiten cumplir con varios de los requisitos establecidos por el Centro de Patrimonio Mundial de la UNESCO para ser declarado como Sitio de Patrimonio Mundial.

Se identificaron un conjunto de sitios arqueológicos con condiciones para formar parte de la candidatura: Batambal, Grijalba, El Silencio y Finca 6. Sin embargo, no basta con reconocer su valor si no que se debe garantizar  su propiedad, mantenimiento, conservación e investigación. Igualmente, es importante crear condiciones adecuadas para el aprovechamiento y beneficio de la comunidad local y nacional.

Como le dije, el proceso ha sido largo, sobre todo por la necesidad de ahondar en las investigaciones arqueológicas y por la escasa experiencia del país en la gestión de su patrimonio arqueológico. Esto último ha implicado una serie de acciones y ajustes institucionales que aún están en marcha y que involucran la participación de diversas instituciones y organizaciones locales.

De hecho todo el proceso de la candidatura ha permitido revalorar el patrimonio arqueológico de la zona sur y que la gente se identifique y se preocupe por él, así como darlo a conocer a nivel nacional de una manera que antes no se había logrado

¿Cuál es el proceso que hay que seguir para una candidatura ante la UNESCO?

Taller de protección de esferas en el parque de Palmar Sur. Fotografía del Dpto. de Proyección MuseológicaEl primer paso fue postular la candidatura en la “Lista Tentativa de Patrimonio Mundial de la UNESCO”,  esto permitió oficializar del interés del país y la gestión de ayuda. El siguiente paso es la preparación del expediente formal de candidatura, el cual debe ajustarse a los criterios establecidos, entre ellos valor universal, autenticidad, integridad y análisis comparativo.

Debemos realizar una descripción detallada de los sitios, los antecedentes de investigación y los resultados de investigación. Pero también se debe contar con planes de conservación y manejo, una legislación adecuada, acciones de seguimiento  y otros aspectos relevantes. Este documento debe reflejar un trabajo interdisciplinario, ajustarse a los requerimientos establecidos y demostrar que el Estado costarricense ha tomado las medidas necesarias para la conservación, protección y gestión del sitio.

Es importante aclarar que lo que se declara como patrimonio mundial son los sitios arqueológicos con esferas de piedra. A menudo se confunde este dato y se menciona que se busca la declaratoria únicamente de las esferas. Además, se busca la declaratoria de esos sitios como ejemplo de las sociedades indígenas cacicales que habitaron el sur de América Central en tiempos precolombinos

¿En que parte del proceso estamos?

Excavaciones en el sitio arqueológico Batambal. Fotografía del Dpto. de Antropología e HistoriaEl trabajo por hacer es mucho, pero estamos trabajando fuerte y tenemos logros importantes. Desde el interés inicial se realizaron acciones progresivas que permitieron finalmente contar con un borrador del expediente, el cual se enviamos al Centro de Patrimonio  Mundial para su revisión y observaciones el pasado 27 de septiembre

Se trabaja actualmente en el plan de manejo de Finca 6 y en un centro de visitantes con todas las condiciones básicas de un centro turístico, pero además con información detallada del sitio y la arqueología de la zona, además trabajamos en el procesamiento de la información obtenida en las excavaciones realizadas en los últimos años

Estamos trabajando con grupos organizados locales para la co-gestión de los sitios arqueológicos que ya son propiedad del Museo Nacional y se realizan gestiones para adquirir los otros.

Además, recientemente realizamos una evaluación de las esferas in situ, proceso enmarcado en el programa de conservación de sitios y esferas para lo cual se cuenta con la asesoría de el especialista italiano Emiliano Antonelli. Actualmente, los especialistas del Museo realizan ensayos experimentales sobre piedra para buscar los mejores métodos para detener procesos de deterioro y realizar labores de restauración.

Otro tema es la búsqueda de estrategias para minimizar el impacto de varios grandes proyectos de infraestructura en la zona que podrían afectar la integridad de los sitios que se postulan, entre otros aspectos

¿Qué significa esta candidatura? ¿Por qué es importante para la comunidad y el país?

Esfera en el sitio El Silencio, la esfera más grande que se conoce. Fotografía Dpto. Antropología e HistoriaLos sitios que se declaran son una muestra del diverso patrimonio del mundo y la declaración tiene importantes derivaciones educativas así como de identidad y promoción. Su otorgamiento da prestigio internacional al sitio y al país, pero también demanda que el país garantice el mantenimiento del sitio y tome medidas para no afectar su integridad.

A la vez, permite que los habitantes adquieran mayor conciencia y se beneficien  de su patrimonio cultural  y pueden exigir al gobierno y municipalidades su salvaguarda y la conservación de todos los valores que le hacen excepcional. Ya sobre esto se tienen resultados, hay una gran opinión sobre cualquier tema relacionado con patrimonio arqueológico en la zona

Además, el país puede tener acceso a nuevas vías de financiamiento externo y acceso a fondos destinados a la promoción y preservación de estos bienes, así como solicitar asistencia de emergencia para la reparación de daños en caso de desastres naturales o impacto humano

La declaratoria puede ser un detonante social y económico para la región. El sitio se convierte en un destino turístico cultural de talla mundial, con un mayor flujo de visitantes  y si las visitas se planifican de acuerdo a los principios de un turismo responsable y sostenible, producen beneficios para la economía local, que deben revertir a su vez en el bien.