Museo Nacional de Costa Rica

Advertisement
Advertisement
 
              

A Fondo

Entrevista con Francisco Corrales
Un paraíso para la humanidad

Wendy Segura
Prensa, Dpto. Proyección Museológica
Museo Nacional de Costa Rica

Visita guiada Parque de EsferasAl sur de Costa Rica, existe una tierra mágica, rica en recursos naturales, arqueológicos, históricos y gente llena de ganas de trabajar por su pueblo, conocedora de que solo así podrán salir adelante; a este pueblo se le conoce como el Delta del Diquís.

Sin embargo ellos no están solos, el estado costarricense, por medio un grupo interdisciplinario de profesionales de las entidades competentes- el Ministerio de Cultura y Juventud y el Museo Nacional de Costa Rica- liderados por el arqueólogo Francisco Corrales,  ha postulado el sitio en la lista tentativa del Centro de Patrimonio Mundial de la UNESCO, como paso preliminar a su postulación como sitio de Patrimonio Mundial.

Conversamos con Corrales para saber en que consiste y cual es el proceso que lleva esta postulación.

El Silencio, sitio arqueológico¿En qué consiste el proyecto de candidatura del Paisaje Cultural Delta del Diquís?
El Delta del Diquís, Sureste de Costa Rica, es un lugar con condiciones excepcionales a nivel mundial, que gracias a la relevancia y conjunto de la evidencia arqueológica y el legado paisajístico y arquitectónico del período bananero, cumple con varios de los requisitos establecidos por el Centro de Patrimonio Mundial de la UNESCO para ser declarado como Sitio de Patrimonio Mundial.

 

¿Desde cuándo se esta trabajando?
Para hablar del propio inicio de este proyecto, tenemos que remontarnos a finales de la década de 1980, cuando el Museo Nacional inicia las actividades de evaluación y excavación de sitios con esferas de piedra en la zona. Luego, durante los 1990 se añadieron actividades de conservación y protección de sitios y a la vez trabajamos en conjunto con la comunidad para  el conocimiento, protección y divulgación del patrimonio cultural y natural de la zona.

Festival de las EsferasEn los últimos años la comunidad se ha organizado y de esta manera el Museo Nacional junto con organizaciones como ASODIQUIS, CLACOSA, SURCOOP, la Asociación de Desarrollo de palmar Sur, la Municipalidad de Osa y otras hemos venido impulsando un trabajo de fortalecimiento de la identidad local protección del patrimonio mediante talleres, charlas y festivales.

Actualmente estamos con la preparación del expediente de candidatura, el cual debe incluir los antecedentes de investigación, plan de manejo, legislación y otros aspectos relevantes. Este documento debe reflejar un trabajo interdisciplinario y ajustarse a los requerimientos establecidos, además llevamos a cabo actividades ligadas con el marco legal, plan de manejo y participación comunal.

¿Cómo surgió la iniciativa?
La iniciativa surge alrededor del año 2000 cuando se hicieron varios esfuerzos por crear un parque temático sobre las esferas y se vio que el lugar reunía condiciones para ser postulado como Patrimonio Mundial.

¿Quiénes trabajan en este proyecto?
En el proyecto hemos participado profesionales de distintas disciplinas: arqueólogos, antropólogos, arquitectos, geólogos, botánicos, ornitólogos, físicos, etc. Entre todos hemos producido una serie de estudios específicos que forman la base de información para preparar el expediente de candidatura. En estos momentos tengo la responsabilidad de coordinar la preparación del documento y estamos en la búsqueda de financiamiento para contratar un equipo de personas que se encargue de la compilación y edición de información

Casa típica de la zona¿Qué hace tan especial a la zona del Delta del Diquís para postularla como paisaje cultural de la humanidad ante la UNESCO?
A la zona la hace especial la singularidad de los procesos históricos que se llevaron allí. En la época precolombina se fabricaron las esferas que son de únicas en el mundo, muchas de ellas todavía “in situ”, y que han dejado a los investigadores determinar teorías acerca de la manifestación de identidad grupal y de poder que éstas representan.

Las esferas tienen la particularidad de que se manufacturaron por cientos con altísimo grado de acabado y esfericidad. Además se asocian claramente a diferentes contextos arqueológicos que pone de manifiesto el importante papel simbólico y social que cumplieron.

Por otra parte todo el legado de la etapa del enclave bananero es un ejemplo de un proceso económico y social de importancia no solo nacional sino también regional y mundial. Es expresión de los monocultivos a gran escala, con un sistema social distintivo, que incluyó migraciones, jerarquización laboral y una serie de prácticas culturales. Así como una configuración del paisaje particular. Las viviendas, los pueblos, las plantas procesadoras, la configuración física de las fincas, los sistemas de acarreo son expresión de ese paisaje cultural resultante.

Esfera in situ¿Qué gana el país y la zona al ser postulada?
La declaratoria de Patrimonio Cultural de la Humanidad es la máxima categoría de protección a nivel internacional. El país que la obtiene gana en prestigio por su política de conservación y manejo de estos sitios. Esto a la vez se traduce en mayor visitación a los lugares y en mayores posibilidades de colaboración técnica y financiamiento.

 
La declaratoria permitiría un desarrollo más sostenible para el área y la generación de una serie de alternativas económicas y de protección al medio ambiente. Un sitio de patrimonio mundial se vuelve un foco de desarrollo donde la conservación del patrimonio y los beneficios económicos para la comunidad son compatibles.

¿Cuándo se espera que concluya el proceso? ¿En que etapa se encuentra?
Hay una serie de requisitos que se deben cumplir, en especial los relacionados con el marco legal y plan de manejo, en los cuales estamos trabajando además de la compilación de la información existente.

Nos encontramos a la espera de una misión del centro de Patrimonio Mundial de UNESCO que vendrá a evaluar las condiciones del paisaje. Si la valoración es positiva el objetivo es tener lista la candidatura para el 2009. Sin embargo, el camino puede ser largo ya que el expediente pasa por la revisión de órganos consultivos como el ICOM y la UICN antes de su aprobación.

A parte de esta iniciativa y la ya declarada carreta y boyeo como patrimonio de la humanidad ante la UNESCO, ¿conoce usted si existen otras tradiciones o lugares de Costa Rica declaradas o en proceso?
En el campo natural se cuenta con el sitio natural de Corcovado en la lista indicativa. En la parte cultural se cuentan con los sitios arqueológicos tardíos de la región Central Caribe (un conjunto que incluye a Guayabo entre otros).

En el campo del patrimonio inmaterial existen varios que ameritan que se postulen como por ejemplo del Juego de los Diablitos de los Boruca.

Estamos en el proceso de conformar la Comisión Nacional de Patrimonio Mundial para realizar el proceso de selección de sitios o tradiciones y su postulación de una manera ordenada y consensuada.