Museo Nacional de Costa Rica

Advertisement
Advertisement
 
              

A fondo

El Parque de la Libertad: Refugio de variada avifauna nacional


Wendy Segura
Prensa y relaciones públicas, Dpto. de Proyección Museológica

Caracara. Fotografía del Dpto. de Historia Natural¿Se imagina encontrar en tan solo 32 hectáreas el 10% de la avifauna de Costa Rica? Y más aún, ¡que estas 32 hectáreas estén ubicadas en el sureste de la capital, entre el Cantón de la Unión y Desamparados!, una zona ampliamente poblada y  con alto grado de deforestación. Pues así es, un reciente estudio realizado por las ornitólogas del Museo Nacional, Ghisselle Alvarado y Silvia Bolaños, en el Parque de la Libertad, reveló datos que a los amantes de las aves y ornitólogos van a poner muy contentos.

Fue a principios del 2009 cuando estas dos ornitólogas iniciaron todo un proceso de conteo, avistamiento y estudio de aves en esta zona tan poblada del Valle Central, el estudio duró 7 meses y abarcó partes de la estación seca y lluviosa. Según  las ornitólogas, los datos que arrojó el estudio tienen dos objetivos: el primero es identificar las aves que se encuentran en este sitio y el otro es hacer una lista de especies botánicas, con el fin de reforestar con árboles y plantas que sirvan de anidación y alimentación para las aves residentes y migratorias, “en el parque hay muchas especies exóticas, la idea es que se reforeste con especies nativas”.

Caracara cabecigualdo. Fotografía del Dpto. de Historia NaturalLidia Noches del Parque de La Libertad agregó que “a partir de este estudio se podrá valorar si las acciones ambientales en el parque están teniendo efectos positivos, particularmente sobre la recuperación de la biodiversidad… el gran reto es mantener las aves y seguir atrayendo más especies.”

En total se avistaron 87 especies, entre residentes, migratorias y migratorias-residentes (poseen poblaciones tanto residentes como migratorias en el país), de 29 familias diferentes; “después de entregar el proyecto logramos agregar dos especies más de dos familias diferentes”, añadió Ghisselle Alvarado.

“Cuando uno hace este tipo de conteos uno no tiene idea de las especies raras que se van a encontrar. En este estudio nos sorprendió encontrar algunas especies como el gavilán pollero, que solo se había reportado en la zona de Getsemaní de Heredia y más sorprendente aún fue encontrarlo anidando, también encontramos al colibrí manguito y el esmeralda rabioreada, dos especies que han bajado mucho las poblaciones en el Valle Central y que desde los años ochentas no se veían y que fueron encontradas en el lugar”.

Carpinterito bebedor. Fotografía del Dpto. de Historia NaturalPero la lista de sorpresas no termina, las ornitólogas lograron avistar al tildio  o chorlito de dos collares, una ave que se creía desaparecida del Valle Central, el caracara, que es de bosque seco y bajura y el carpintero bebedor, que en 20 años de monitoreo solo una vez se había visto en las cercanías de la Universidad de Costa Rica, “una especie migratoria rara” concluyó Alvarado.

El parque no solo cuenta con bosque en proceso de reforestación, sino también con un pequeño lago que deja ver aves acuáticas. En total se determinó que la mayoría de las aves del Parque se alimentan de insectos, pero también se encontraron aves frugívoras (comen frutas), granívoras (se alimentan de granos), carnívoras, carroñeras y piscívoras (comen peces), entre otras.
De este estudio, la Fundación Parque de la Libertad con el auspicio del Banco Nacional, hicieron un libro de un tiraje pequeño. Según Lidia Noches, será distribuido “principalmente en las escuelas, colegios y bibliotecas públicas de las comunidades aledañas al Parque, en menor cantidad se distribuirán en instituciones públicas, privadas y ONG’s afines, pero también existe una versión digital que pronto estará disponible en la página del Parque o bien solicitarla al correo lnoches@parquelalibertad.ong”.

El Parque de la Libertad, un reto para la comunidad

Gavilán pollero. Fotografía de Esteban HerreraEl parque de la Libertad es un área de 32 hectáreas, que incluye parte de un bosque deforestado, que en su origen era conocido como bosque húmedo premontano, ubicado entre el Cantón de la Unión y Desamparados, fue ocupado por muchos años por la empresa de cemento Holcim de Costa Rica. Es en el año 2010 cuando la Fundación Parque La Libertad se instala en este terreno para crear un espacio orientado a la implementación de diversas actividades culturales y educativas, recreación al aire libre, conservación de la naturaleza y restauración ecológica.

Desde entonces, la directora, Dora María Sequeira, ha sido fiel a un compromiso que la Fundación adquirió “con el ambiente y las comunidades del Parque”, en este caso específico del estudio de la avifauna, la idea es la “recuperación y conservación de la biodiversidad, donde aves puedan encontrar un lugar de anidación y de paso permanente o estacionario”.