¡Insectos! Cientos de insectos invaden el Museo Nacional

Este minúsculo escarabajo se puede observar en fotografía y su ejemplar real. Foto A. Campos

Abejas, avispas, abejones, mariposas, grillos, mantis, cucarachas, hormigas, tijerillas y libélulas encabezan el desfile de cientos de insectos que se exhiben desde el pasado 20 de julio en el Museo Nacional.

La exhibición “insectos en el Museo” es una muestra representativa de la colección entomológica del Museo Nacional, que está disponible a la sociedad con fines científicos. La exhibición explica qué son los insectos, sus características y su importancia, al ser fundamentales dentro de los ecosistemas por la variedad de papeles que desempeñan como polinizadores, depredadores, transformadores de materia y como fuente de alimento para mamíferos, reptiles, anfibios, otros insectos e incluso los seres humanos, explicó German Vega, biólogo del Museo Nacional y curador científico de la muestra.

ninosinsectosLos insectos son los seres vivos más abundantes y diversos del planeta Tierra y están aquí desde hace 400 millones de años. De las especies de animales conocidas el 70% corresponde a insectos. Se estima que en el mundo existen 950 mil especies de insectos y en Costa Rica aproximadamente 360 000.

Para las personas, los insectos representan beneficios en las industrias textil, médica y alimenticia principalmente. En Costa Rica destaca su aprovechamiento en la apicultura, para la producción de miel de abeja, propóleos y otros derivados, así como la exportación de mariposas vivas para jardines y mariposarios, lo cual se refleja en los 90 zoocriaderos que funcionan en el país y que realizan exportaciones a Europa y Estados Unidos principalmente. Pero también, los insectos se aprovechan en artesanías y en el control biológico de plagas, comentó Vega.

AbejonescopulaACamposLa muestra de insectos se acompaña de 50 fotografías, de tamaño mediano a todo color, que reflejan la vida cotidiana de estos pequeños animalitos. Bosques, jardines y espacios exteriores dominan la escena y nos regalan momentos únicos de los insectos en su faena diaria, alimentándose de hojas, frutas o néctar de las flores y reproduciéndose.

Gracias a los acercamientos de la fotografía microscópica, las imágenes permiten ver a estos personajes, en algunos casos, hasta 5 veces ampliado su tamaño original. De esta manera, se pueden apreciar detalles de las antenas, alas, patas, ojos y partes del aparato digestivo que el ojo humano, a simple vista, no podría observar; explicó Lidilia Arias, museógrafa del Museo Nacional, encargada del diseño de la exhibición.

Entre otros detalles del montaje, se muestran partes de panales de termitas y hormigueros, un pájaro y un murciélago en taxidermia y una animación de 2 minutos, como cierre del recorrido, que resalta la importancia de los insectos.
La colección de insectos del Museo Nacional

insectosEs la colección entomológica más grande de Centroamérica, con más de 3 millones de ejemplares en este momento, incluye insectos históricos, algunos con más de 125 años. Debido a la variedad de grupos, esta colección es consultada por investigadores nacionales y extranjeros, por ejemplo, del sector agrario, para estudios de plagas, y en el médico para estudios relacionados con enfermedades como el dengue, el sika, el mal de chagas y el papalomoyo.

“Es una colección patrimonial cuya importancia trasciende el plano nacional. Es una biblioteca de información para estudios de conservación, planes de manejo y educación. Es de consulta obligatoria para los científicos que trabajan en taxonomía, biogeografía, genética y ecología de insectos del Neotrópico”, detalló el biólogo German Vega.

Conferencias con especialistas
En agosto y setiembre, como complemento educativo de la exhibición se impartirán dos conferencias con especialistas que serán gratuitas y abiertas al público interesado.

sala6Insectos comestibles, a cargo del biólogo Federico Paniagua del Museo de Insectos de la Universidad de Costa Rica, el jueves 10 de agosto a las 10 a.m. Con esta conferencia se busca reforzar la importancia de los insectos para las personas, en este caso como alimento que aporta gran cantidad de nutrientes, ya que tienen más proteínas que la carne de res o pollo y otros alimentos, explicó Grettel Meneses, educadora encargada del proyecto.

La segunda conferencia es el “aporte de los insectos a la resolución de casos, del área de entomología forense”, a cargo del biólogo John Vargas, del Laboratorio de Entomología del Organismo de Investigación Judicial, el 21 de setiembre a las 10 a.m.

Fotografías A. Campos, M. Mendieta, W. Segura