¿Fotografías o “Capturas”?

La exhibición "Capturas" estará hasta agosto del 2016. Foto W. Segura

¿Qué se captura al tomar una fotografía? Un momento, un retrato, un objeto. El artista José Alberto Hernández conoce la fuerza que puede tener una imagen: hasta el punto de ser adoptada como un instrumento al servicio de la ley. La investigación de Hernández explora las fronteras del uso de la fotografía con fines judiciales y su uso para desarrollar un ensayo artístico sobre objetos, sujetos y contextos asociados con la comisión de delitos. Esta nueva exposición es una coproducción entre el Museo Nacional de Costa Rica (MNCR) y el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC)  y dará una mirada integral a una producción y reflexión de muchos años en torno a este tema.

La muestra “Capturas” que se abrió al público el viernes 27 de mayo en la sala  de los calabozos del antiguo “Cuartel BellaVista”, actual Museo Nacional de Costa Rica, decodifica el lenguaje de la fotografía judicial y lo utiliza para fines filosóficos y artísticos.

fusiljunto300El trabajo de Hernández no pretende crear imágenes “objetivas o neutrales”, ni usar la cámara para conseguir evidencias, pruebas o testimonios de la “verdad”. En cambio, su proceso creativo propicia que la fotografía se convierta en un lenguaje con el poder de abrir nuestra percepción del mundo a múltiples interpretaciones, haciendo de la libertad de expresión una herramienta que posibilita continuamente el debate para repensarnos desde el arte.

“Desde su nacimiento la fotografía fue adoptada como un instrumento al servicio de la ley porque se creía que ella lograba reflejar la realidad de manera imparcial. Pronto la policía tuvo entre sus manos una nueva arma para combatir el crimen, una que también permitía “tener un objetivo en la mira”, “disparar”, “capturar” y “revelar” la “verdad” de los hechos. Sea por esta u otra razón, lo cierto es que desde sus inicios la fotografía y el manejo de armamento compartan un lenguaje común” señala Adriana Collado-Chaves, curadora  del MADC y de “Capturas”.

capturas1La exposición reúne tres “capítulos” de una historia más amplia que el artista lleva varios años desarrollando. Cada “capítulo” es asimilable a una serie fotográfica cuyo hilo común es el dilema entre la vida y la muerte, la dualidad y fragilidad humana, y la duda de si la fotografía es capaz o no de representarlo. Esta será la primera vez que una parte integral del trabajo de este artista podrá ser apreciado como un conjunto que dialoga entre sí y con el espacio, siendo la oportunidad para mostrar cómo las búsquedas y los procesos creativos no se dan de forma aislada, y cómo en su constante transformación y evolución quedan abiertos a múltiples interpretaciones, disertaciones y a los debates propios de su tiempo.

“Este proyecto expositivo integra tres series fotográficas y da continuidad a una investigación personal más amplia, desarrollada por más de quince años. Cada serie comprende un momento diferente y está compuesta por un resultado fotográfico independiente, sin embargo, a su vez se entrelazan como parte de una misma reflexión conjunta, pasando por los objetos, los sujetos y los espacios” explica Hernández.

retrato300“El interés del MADC y del Museo Nacional de Costa Rica por trabajar juntos ha dado origen a una muestra inédita, porque las series que se presentan en esta exposición solo han sido vistas por separado y no es sino hasta ahora que tendremos la oportunidad de tener una mirada global del conjunto; por tanto, se trata de una nueva lectura de toda la obra en exposición” explica la directora del MADC, Fiorella Resenterra.  

Asimismo, la directora del Museo Nacional de Costa Rica, Rocío Fernández señala que  “el Museo Nacional de Costa Rica está decidido a que el público que nos visita viva experiencias lúdicas y de aprendizaje que lo sumerjan en la historia costarricense y promuevan el aprecio de su patrimonio cultural y natural, pero que también lo confronten con abordajes innovadores del entorno mediante nuevas miradas artísticas. Esta exposición cumple a cabalidad con tal propósito. La obra de Hernández despierta las memorias de los calabozos del antiguo cuartel que hoy es nuestra sede, al tiempo que nos invita a reflexionar acerca de cuánto han cambiado o no nuestras ideas respecto a la justicia, la ley y el orden”.

Fotografía 2. Inventario, (2005-2007). Fusil M16, Calibre 5,56 mm.
Decomiso SF. / Poder Judicial / Sección de crímenes.
José Alberto Hernández

Fotografía 4. RIP -Retratos Inconclusos Policiales-, (2005-2010)
F.A.D. (58) – (11 arrestos desde el 2005)
José Alberto Hernández