Ampliando el conocimiento sobre el sitio Batambal

Vista del sitio arqueológico Batambal. Fotografía DAH

El sitio arqueológico Batambal, junto con los sitios Finca 6, Grijalba-2 y El Silencio, forma parte de la serie de “Asentamientos cacicales precolombinos con esferas de piedra del Diquís”, incluida en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO en junio de 2014.

El sitio se ubica en una loma que tiene una excelente vista. Desde ahí se observa el delta del Diquís, el cañón del río Térraba, el Océano Pacífico y las montañas vecinas. Sin duda fue una posición estratégica aprovechada por los antiguos habitantes del Diquís para establecer distintos usos del espacio.  

Excavación de sitios de prueba, sector oeste del sitio Batambal. Fotografía F. Corrales, DAHEl Museo Nacional cuenta con un área protegida de casi una hectárea, donde se hallan cuatro esferas de piedra medianas asociadas a depósitos de materiales culturales y nueve estructuras construidas con piedras de río. En una de ellas se ubicaron tres esferas pequeñas (15-25 cm de diámetro) relacionadas con más de un centenar de fragmentos de esculturas que representan animales y figuras humanas. También destaca el hallazgo de una escultura completa que combina rasgos humanos y animales, un monolito con grabados y un petroglifo de espiral. Los restos arqueológicos se relacionan con los períodos precolombinos Aguas Buenas que va del 300 a.C.-800 d.C. y Chiriquí entre 800-1500 d.C.

Sin embargo, el sitio se extendía más allá del sector protegido. Por dicha razón, se obtuvo el permiso del Banco Popular y de Desarrollo Comunal, propietario de los terrenos al oeste de la reserva, para evaluar la propiedad y tener mejores elementos para identificar la extensión y composición del sitio, así como para establecer de una manera más adecuada la zona de amortiguamiento del área protegida.

Vista de la Estructura 9 del sitio Batambal y delta del Diquís al fondo. Fotografía F. Corrales, DAHEn diciembre de 2014 mediante recorridos exploratorios y pozos de prueba se evaluaron unas tres hectáreas hacia el noroeste de la zona con estructuras. La mayor parte de la zona evaluada contó con material cerámico y en algunos casos hachas acinturadas de las que son muy comunes en la zona protegida. La identificación en el campo mostró que los fragmentos se asocian mayoritariamente al Complejo Cerámico Aguas Buenas (300 a.C.-800 d.C.).

Otro hallazgo relevante se dio en la zona cercana a las estructuras donde se limpió un área donde previamente se habían observado cantos rodados en superficie, cerca del límite de la loma. La limpieza reveló la presencia de una estructura rectangular de cantos rodados, que se añade a las ocho ya registradas. Presentaba el impacto de huaquerismo y la dispersión de las piedras de la cubierta. Sin embargo, fue posible observar los alineamientos de piedras in situ que corresponden a los costados de la estructura. Sus dimensiones aproximadas son de 6 m de largo por 3 m de ancho y tiene una orientación hacia el noroeste.

Vista desde el sitio Batambal. Fotografía DAHSe ubica cerca del borde de la loma y su estilo constructivo se asocia a la ocupación tardía del sitio (800-1500 d.C.). Su ubicación viene a ratificar que el lugar fue seleccionado por su posición estratégica con respecto al delta y su excelente visibilidad.

La evaluación realizada, aunque parcial, ha permitido tener una mejor comprensión del tamaño y complejidad del sitio Batambal. Los resultados permiten triplicar el área conocida del sitio y establecer que en tiempos tempranos del período Aguas Buenas (300 a.C.-800 d.C.) fue una aldea más grande de lo conocido, que alcanzó al menos 4 hectáreas de extensión. Es posible que fuera mayor ya que el reconocimiento de todos los terrenos aledaños al área de reserva no se ha completado.

Asimismo, la nueva estructura amplió el conocimiento del segundo período de ocupación, Chiriquí (800-1500 d.C.), cuando se estableció un conjunto de estructuras y se realizaron en el lugar actividades de índole ceremonial que involucraron la presencia de esferas de piedra y estatuaria. Es necesario en el futuro realizar una excavación controlada de la estructura para conocer mejor su naturaleza e integración con las demás.

Batambal es un sitio que inicialmente se consideró pequeño pero los estudios que se viene realizando lo revelan cada vez más complejo y con singulares valores visuales y estratégicos.