Los Museos y el Enfoque de Género

Sofía Ruiz. Yo soy los otros (detalle). 1982

A lo largo de la historia, el aporte de las mujeres ha sido invisibilizado, al estar inmersas en un mundo masculino donde el varón es el que tradicionalmente ha obtenido un mayor reconocimiento social. Aunque en Costa Rica se han logrado avances significativos en el tema, todavía quedan tareas pendientes por realizar.  

Incorporar el enfoque de género en los museos, contribuye principalmente en dos direcciones: 1) erradicar la discriminación por género y 2) fomentar la equidad entre hombres y mujeres.  La intención de este artículo es mejorar los servicios que brindan los museos con el fin de que sean más acordes a las necesidades de las comunidades de las que forman parte.  Esto con miras a promover una mayor equidad entre las futuras generaciones.

Podríamos citar una serie de documentos jurídicos que se han escrito sobre el tema, pero por su volumen, nos basta con citar únicamente dos, que a mi juicio son fundamentales:

1)    Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW) por sus siglas en inglés, de 1979.
2)    Convención americana sobre derechos humanos, denominada “Pacto de San José”  (Costa Rica, 1969).

Asimismo si alguien desea ahondar en el tema también está la Política Nacional de Igualdad y Equidad de Género que se planteó en nuestro país para el período 2007 – 2017. Las siglas de esta política PIEG.

Los efectos de todos estos documentos y su aplicación en la administración pública apuntan a lograr la equidad de género en el uso, distribución, y resultado de los productos que se entregan por medio de los servicios públicos.  Se espera que las instituciones públicas planifiquen sus programas atendiendo las necesidades diferenciadas de hombres y mujeres y puedan orientar recursos para aminorar las brechas entre ellos.  Se busca la transversalidad del enfoque de género en cuanto a la formulación de políticas, implementación de programas y entrega de servicios por parte del sector público.

2generoSin embargo analicemos, a continuación, el panorama en los Museos: según la definición del ICOM un “Museo es una institución permanente, sin fines de lucro, al servicio de la sociedad,  abierto al público, que adquiere, conserva, estudia, expone y difunde el patrimonio material e inmaterial de la humanidad, con fines de estudio, educación y recreo”. (Estatutos del ICOM)

Esta definición ha debido evolucionar a lo largo del tiempo de acuerdo a los cambios experimentados por la sociedad. Los museos son instituciones patrimoniales que deben adaptarse a las modificaciones, avances y necesidades de los tiempos…ampliando, diversificando y mejorando sus servicios. Con el tiempo, han ido tomando conciencia de la importante labor educativa que realizan.

Los Museos acogen una variedad de públicos con intereses e inquietudes diversas, lo que dista mucho de poder atender a un grupo homogéneo con rasgos sociales y culturales similares. Desde esa perspectiva, el enfoque de género es un reto a los Museos para implementar programas y políticas en esta materia en sus planes de trabajo.  La idea sería atender a la gran variedad de público que lo visita pero, sin desatender el enfoque de género.  He ahí el reto.  El Museo debe aportar a la erradicación de las inequidades sociales producto de las diferencias entre hombres y mujeres, pero atendiendo a las necesidades y motivaciones de sus públicos.

Este nuevo enfoque permite investigar las posibilidades que una colección, una muestra, una visita guiada o una estrategia de comunicación puedan presentar y permitan aproximarse a las vivencias y realidades de hombres y mujeres.  Asimismo debe reflexionar en cuanto a la construcción de género en las diferentes materias que abordan los museos: historia, arte, ciencias, comunidades, entre otras.

Museo es de todos.Este enfoque en los museos propone cuestionar las representaciones que tradicionalmente se han hecho de hombres y mujeres; así como visibilizar el aporte que cada género ha realizado a la historia, a las ciencias, las artes y el patrimonio en general.

Finalmente, la incorporación de este enfoque, potencia y engrandece la misión y visión de los museos, como entes al servicio de la sociedad, que educan, transforman y hacen la sociedad más abierta, inclusiva, tolerante y más justa.

El Museo es de TODOS y hacia este concepto debe encaminarse con una visión amplia que apunte a la convivencia de todos los grupos que forman parte del delicado entramado social.